Holguín y la Ciénaga: sembrando - Cuba

Holguín y la Ciénaga: sembrando

Autor:

Juventud Rebelde

Tanto van los mensajes al correo hasta que pasan de ¡300! Y el termómetro de entusiasmo anuncia fiebre mientras más se acerca la fecha rebelde. En el C/B del IPVCE José Martí, de Holguín, intercambiarán con jóvenes del Servicio Militar Activo, se reunirán en una siembra de árboles y harán una simultánea de ajedrez.

Parece que la comunicación virtual anda sobre ruedas en el territorio, pues la empresa René Ramos Latour, de Nicaro, mantiene un foro interno de debate sobre los 50 años del Enero perdurable y la definición de UJC.

Los matanceros, que habían permanecido a la zaga, ahora nos tienden un brazo desde la Ciénaga de Zapata. Allí recordarán las hazañas de Girón, Angola y Etiopía; se encontrarán con el grupo artístico Korimacao y piensan cerrar los festejos con un carnaval «inmenso».

Revoluciones y polémica

Las revoluciones no son paseos de riviera. Son siempre, han sido, serán (porque serán) conmociones que a veces desbordan su violencia más allá de ciclos precisos, y no son pocas las vidas que transforma el cambio, o que golpean los errores, y a veces hasta los aciertos, que en su curso tienen lugar. Ciertas circunstancias, ciertos personajes, ciertos climas pueden provocar situaciones extremas. Y las hemos vivido. Pero antes tratábamos de definir, o de hacer un acercamiento crítico a eso que dimos en llamar cristalizaciones, cristalización de la ideología.

La Revolución Cubana está viva, y tiene siempre su oportunidad en medio de las más adversas condiciones precisamente porque no ha permitido que los errores se conviertan en dogmas ni que las virtudes de un día santifiquen para la eternidad lo que es perecedero.

(...) La polémica no es una práctica abstracta. Está estrechamente relacionada con la crítica. Y no es la crítica de humores: me gusta, no me gusta, estoy o no de acuerdo, la que merece este nombre, pero es la que se practica más frecuentemente. Y sin ejercicio riguroso, profundo, ilustrado, enciclopédico, sabio, respetuoso de la crítica, pobre será el entrenamiento mínimo que la polémica exige. Es difícil la crítica potencialmente polémica desde dentro. Más fácil será siempre tirar piedras desde la otra acera. Y ese es el problema, la polémica exige talento, rigor intelectual, autoexigencia; y estas cualidades tendrían que conjugarse en un entrenamiento que no es común.

Estoy (...) contra el facilismo y la autocomplacencia. Y solo cuando la crítica y la acción polémica encuentran dificultades pese a que parten de esa irrenunciable premisa: talento, rigor intelectual y autoexigencia, me preocupa su suerte.

(...) La polémica, la crítica que la articula, solo son posibles e ilímites cuando los que dirigen los medios comprenden que su acción es no solo creativa sino saneadora, que desbroza caminos y abre horizontes; y cuando los que la ejercen no son farsantes ni improvisados, cuando saben respetarse y respetan. (Alfredo Guevara, Revolución es lucidez)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.