Pregunte sin pena

Autor:

Juventud Rebelde

A.B: Le agradezco su ayuda sobre este tema, que me sumerge en un terrible problema psicológico. Mi esposa es maravillosa, me adora y sin embargo yo la traiciono. Quisiera preguntarle si la infidelidad de mi madre hacia mi papá desde que yo era pequeño podría estar influyendo en mi conducta. A los nueve años me quedé con mi padre y mi hermano, escuchando solo problemas y quejas sobre mujeres. No trato de excusar mi promiscuidad con todas esas vivencias que quedaron en mí por tantos años. Intento buscar quizá una explicación que fundamente, en parte, mi comportamiento. Aunque me protejo, sé que es incorrecto. Hoy tengo un bebé, pero no sé cómo salir de ese mundo.

Nos parece excelente que intentes descubrir los móviles de tu comportamiento. Es fundamental descifrar con palabras lo que nos sucede al intentar cambiar. Pero, ¡cuidado! A veces nos complacemos justificándonos.

Buscas una explicación que fundamente lo que calificas como inadecuado comportamiento. Fundamentar tiene la doble significación de explicar y de cimentar o asentar. A veces encontrar una explicación que resulte convincente ante un comportamiento negativo, tranquiliza, «liberándonos» de culpas, sobre todo si logramos creer que las causas están fuera.

Todo lo vivido puede repercutir en nuestro comportamiento, pero tal influencia nunca es al margen de nosotros mismos. Por ejemplo, quizá en tus traiciones te identifiques con tu mamá y la perdones de algún modo. Tal vez así previenes el dolor de una infidelidad futura o vengues a tu padre. Lo que llamas promiscuidad también puede ser tu manera de lidiar con la falta permanente en toda relación de pareja, y en la vida misma, que nos lleva a desear siempre algo más, supuestamente mejor.

Pudieran existir otras explicaciones fundamentando que al estar con varias mujeres encuentras una salida placentera a tu problemática. Digo salida en lugar de solución debido a que en verdad persisten el conflicto y la falta, solo que desplazados al hecho de ser o no fiel.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología y consejera en ITS y VIH/SIDA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.