A mis hijos por nacer - Cuba

A mis hijos por nacer

Carta de Gerardo Hernández Nordelo, uno de los Cinco cubanos retenidos injustamente en cárceles de Estados, a su hijo que está por nacer

Autor:

Juventud Rebelde

Febrero 3, 2001, FDC-Miami

Queridos hijos:

Cuando lean estas líneas habrán pasado algunos años desde que fueron escritas. Ojalá no sean muchos. En esta fecha ustedes aún no han nacido, y hasta su mamá tiene dudas de si algún día nacerán.

Todo se debe a que estoy viviendo momentos difíciles de mi vida, lejos de mi país y mi familia, de los que sin embargo, estoy muy orgulloso y espero que algún día ustedes también lo estén.

Este es un dibujo que he hecho ya para muchos niños: hijos, sobrinos, hermanitos y otros familiares de personas que están hoy aquí conmigo. Personas que le agregaron sus palabras y su amor y lo enviaron a los seres queridos de quienes también se encuentran separados.

Por esas razones fue que quise conservarlo para que un día, después que ustedes lleguen a este mundo y aprendan a leer, sepan por qué su papá no es tan joven como muchos de los padres de sus amiguitos, y conozcan de los años que papi y mami tuvieron que vivir separados a pesar de quererse mucho. Años de los que tal vez un día les pueda contar más. Los quiere mucho,

Papá. (Gerardo Hernández Nordelo, prisionero en cárceles del imperio)

Guerrilla en Cumanayagua

Como los maestros ambulantes de los que hablaba José Martí, andan por estos tiempos en el Escambray los muchachos que integran la Brigada de Instructores de Arte José Martí, del municipio de Cumanayagua, en Cienfuegos.

Bajo una pertinaz neblina llegaron hace unos días, por segunda ocasión, a la comunidad Aguacate. Esta vez acompañados de los integrantes del Conjunto Artístico de las FAR y una representación del INDER. Antes estuvieron en Mayarí, Cuatro Vientos, Charco Azul, El Sopapo..., e impartieron talleres a los niños de esas comunidades.

Un silencio fantasmal señorea en ese pedazo de Cuba, donde las casas, otrora de madera, fueron levantadas de mamposterías, tras el paso del último ciclón que afectó el macizo montañoso.

El alboroto de la música y el ir y venir de los instructores tocando en cada una de las puertas, hizo que grandes y chicos se concentraran alrededor del escenario improvisado y disfrutaran del proyecto Teatro del Sol y la Luna, así como de las actuaciones de magos y trovadores.

La habitual guerrilla tiene por estos días una singular motivación: festejar, creando, el 4 de abril.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.