Unidad y firmeza para la victoria

En el desfile por el Primero de Mayo, miles de cubanos ratificaron su determinación de continuar el camino hacia el Socialismo señalado por Fidel Ver todas las noticias relacionadas en este sitio

Autor:

Margarita Barrios

Jornada de reafirmación patriótica y de respaldo a la Revolución fue la de millones de cubanos este jueves por las principales calles y plazas del país.

La Plaza de la Revolución José Martí, epicentro de momentos trascendentes en la historia nacional, fue durante cerca de dos horas atravesada por una masa compacta de más de medio millón de personas que la llenó de colorido y entusiasmo.

Este Primero de Mayo, al decir de Salvador Valdés Mesa, secretario general de la CTC, los cubanos ratificaron su determinación de continuar el camino hacia el Socialismo, señalado por Fidel.

El dirigente del movimiento sindical cubano instó a concentrar los esfuerzos en el incremento de la producción y la productividad; y precisó que la atención debe centrarse en la obtención de alimentos, en la calidad de todo cuanto se hace, en particular en los servicios a la población, así como en la sustitución de importaciones.

El General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, encabezó la celebración. Junto a él dirigentes del Partido, el Gobierno y las organizaciones políticas y de masas.

También se encontraban en la tribuna Héroes del Trabajo, fundadores y veteranos de la CTC, familiares de nuestros Cinco héroes prisioneros en cárceles de los Estados Unidos; así como amigos de Cuba, de más de 60 países, en representación de 175 organizaciones del mundo.

En la marcha estaba la familia cubana, conformada por personas de todas las edades. Desde el pequeñín llevado en hombros, hasta la abuela y el abuelo que no quisieron quedarse en casa, y exhibían orgullosos en sus pechos la medalla que merecieron en sus tiempos laborales.

Allí estaba también Fidel, presente con su obra y sus enseñanzas. Y la imagen siempre eterna del Che, de Camilo, y de otros héroes cubanos y latinoamericanos, imprescindibles en la acción de cada revolucionario de hoy.

Un bloque de 10 000 estudiantes y profesores de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) dio inicio al desfile, seguidos por una representación de los constructores que de todo el país edifican importantes obras sociales en Ciudad de La Habana, entre ellas la remodelación de hospitales.

También trabajadores de centros destacados en diversas esferas de la producción, los servicios y la cultura; seguidos por pobladores de cuatro de los 15 municipios capitalinos: Plaza de la Revolución, Cerro, Centro Habana y La Habana Vieja.

Más de 130 atletas ya clasificados para la próxima cita olímpica expresaron su compromiso de poner en alto la bandera de Cuba en Beijing, quienes marcharon en compañía de adolescentes y niños que se preparan hoy en las escuelas deportivas.

Además estuvieron aquellos que serán el relevo de la clase trabajadora. Estudiantes de la FEEM y la FEU, pioneros junto a sus jóvenes profesores, y muchachos de las escuelas de arte.

Ellos fueron el preámbulo de los estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), que hicieron ondear, para dar un toque especial a la manifestación, las banderas de sus respectivos países, las cuales se mezclaron con cientos de enseñas cubanas, portadas por jóvenes trabajadores sociales que pusieron fin al desfile.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.