Analizan sensible problema de la vivienda - Cuba

Analizan sensible problema de la vivienda

La Comisión de Industria y las Construcciones de la Asamblea Nacional se propone fiscalizar este programa

Autor:

Si de vivienda se trata, dos asuntos generan las mayores preocupaciones y a la vez las mayores expectativas de nuestro pueblo. En primer lugar, el de la construcción de nuevos inmuebles por la vía estatal o por esfuerzo propio y, en segundo, el de la conservación y rehabilitación de casas, edificios y ciudadelas.

Toda Cuba sabe que este sigue siendo uno de los problemas más sensibles, razón más que suficiente para que sea identificado como de máxima prioridad por el Estado y Gobierno cubanos, algo que este sábado pudo constatarse en la segunda jornada de trabajo de la Comisión de Industria y las Construcciones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Este año deben construirse 50 000 nuevas viviendas. Ese es el plan real presentado y aprobado en la anterior legislatura de nuestro Parlamento. Según informó Víctor Ramírez Ruiz, presidente del Instituto Nacional de la Vivienda, en los primeros cuatro meses del corriente se terminaron 13 981, que representan el 28 por ciento del total que deberá ejecutarse. De estas, agregó, 6 700 fueron edificadas por la vía estatal y 7 273 por esfuerzo propio de la población.

Obviamente el plan marcha con retraso, lo cual genera tensiones y nuevas preocupaciones, pero el titular asegura que es factible llegar al 31 de diciembre con los 50 000 nuevos inmuebles edificados, si de ahora en lo adelante se logra un ritmo de construcción de unas 4 000 viviendas mensuales.

¿Dónde está el talón de Aquiles de tan importante programa constructivo? ¿Por qué no se avanza con mayor celeridad? ¿Acaso no hay materiales suficientes? ¿Están construyendo todos los que deben hacerlo? ¿Las provincias y municipios tienen bien controlado este proceso?...

Hay de todo. Cuestiones objetivas y subjetivas. Ahora mismo, y así lo reconoció el Presidente del Instituto Nacional de la Vivienda, pesa con mucha fuerza en el cumplimiento del plan la construcción de viviendas otorgadas a los trabajadores, más conocido como el «plan CTC».

A pesar de las garantías que otorgó el Estado, ello no ha dado los resultados que se esperaban por falta de solidaridad y desorganización, razón por la cual para el año próximo se prevé cambiar este sistema de otorgamiento, y darle el derecho de construcción de la vivienda al centro de trabajo, y una vez terminada entregarla por estímulo.

La voluntad del Gobierno y de la CTC, expresó, es concluir este año las que están incluidas dentro de las 50 000, y crear las condiciones necesarias para que el año próximo no primen la desorganización, la falta de solidaridad y apoyo, ni la insatisfacción de las personas que fueron beneficiadas con este programa, que concibió el país para paliar las necesidades de viviendas de los trabajadores.

Las autoridades de la Vivienda solicitaron a la Comisión una permanente y sistemática fiscalización, control y exigencia sobre la marcha de este programa de la Revolución en cada uno de sus territorios, observancia que debe abarcar la red de distribución y entrega de los materiales de construcción, así como el monitoreo de la calidad de las nuevas edificaciones y de las acciones de conservación y rehabilitación.

Son muchas las necesidades acumuladas. El país tiene conciencia de ello, pero también el combate no solo es por construir más, sino porque no se cometan ilegalidades ni hechos de corrupción que pongan en peligro un asunto tan sensible como la voluntad del país de resolver de manera gradual el problema de la vivienda.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.