Homenaje a cien cederistas destacados

Los distinguidos son dirigentes de base con resultados destacados en la guardia cederista, el enfrentamiento a hechos delictivos y a la indisciplina social

Autor:

Juventud Rebelde

En el Salón de los Espejos del Museo de la Revolución, cien vanguardias nacionales en la vigilancia y combatividad revolucionaria recibieron en la tarde de este jueves un homenaje brindado por la Dirección Nacional de los CDR, en acto cuyo espíritu es el de alistarse con vistas al VII Congreso de la organización de masas, y de acompañar al Ministerio del Interior en su aniversario 47.

Los distinguidos son dirigentes de base que en diversos lugares de la Isla ostentan resultados destacados en la guardia cederista, en el enfrentamiento a hechos delictivos y manifestaciones de indisciplina social, y que en los destacamentos Mirando al Mar han neutralizado salidas ilegales del país o han recuperado recalos de drogas en nuestras costas.

En el homenaje, que contó con la presencia de Juan José Rabilero, coordinador nacional de los CDR, y de Joaquín Bernal, vicejefe del Departamento de Organización del Comité Central, se escuchó la voz de Moraima Enrique Santana, miembro del Destacamento Mirando al Mar en el poblado de Boca de Canasí, de Santa Cruz del Norte, provincia de La Habana, quien en nombre de los cederistas vanguardias expresó su agradecimiento y compromiso, y extendió felicitaciones a los combatientes del Ministerio del Interior en su nuevo aniversario.

Las palabras de cierre estuvieron a cargo de Miguel Marrero Sosa, miembro del Secretariado Nacional de los CDR, quien expresó: «La construcción de una sociedad cubana socialista implica compromisos, riesgos y dificultades. El sendero ha sido arduo y arriesgado y lo es más aún en los tiempos presentes; sin embargo, ese sigue siendo el camino, nuestro camino».

El dirigente cederista recordó una idea de Martí según la cual una ciudad es culpable mientras toda ella no sea una escuela, y que una calle que no lo sea es una mancha en la frente de la ciudad. «Por esa razón —expresó— es imprescindible convertir cada cuadra en una escuela de valores humanos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.