Cimientos del futuro

La masa juvenil de la Empresa Mixta PDV-CUPET Refinería de Petróleo de Cienfuegos responde a la convocatoria de la UJC de aportar 50 horas de trabajo voluntario

Autor:

Julio Martínez Molina

Es constante el ajetreo juvenil en la Refinería. CIENFUEGOS.— La juventud cienfueguera hizo historia durante el proceso de industrialización de la provincia hace tres décadas, y la volvió a hacer en la etapa de reactivación de la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos, donde participó en cada tarea.

Con el mismo espíritu que acogieron entonces el llamado a intervenir activamente en la reapertura de la planta, en diciembre pasado, ahora lo hacen con la convocatoria de la UJC de aportar 50 horas de trabajo voluntario en saludo al aniversario 50 del triunfo de la Revolución.

«Ha de ser el trabajo el gran pedagogo de la Juventud», es la máxima de Fidel con la que apoyan la batalla que libra el país por fortalecer su economía, en la cual se inscribe este movimiento nacional por las 50 horas.

Orelvys Suscano dirige el Comité UJC de la Refinería, compuesto además por otros seis miembros. Refiere que en toda la entidad existen 57 militantes agrupados en ocho comités de base. A ellos se suman otros, pertenecientes a empresas colaterales como CUPET, PetroEmpleo, TranCupet y otras, hasta llegar de forma conjunta a los 101.

Asegura que la militancia juvenil y el resto de los compañeros de este importante enclave energético se tomó muy en serio la iniciativa, al punto que ya alcanzan en estos momentos un promedio per cápita de 35 horas de trabajo voluntario.

La idea general es sobrecumplirlas con amplitud, asegura Leyrol Cañellas, joven técnico de la Sección uno. La labor en la Refinería es dura; sin embargo, los muchachos se han encargado de encontrar espacio (después de las seis de la tarde, fines de semana y días en que no tienen turno de labor) para meterse de a lleno en el propósito.

El instructor de la UJC de la planta, Julio César Aleaga, manifiesta que uno de los frentes hacia los que se ha dirigido el trabajo voluntario es el de la limpieza y organización de las áreas de drenaje, en la reactivada planta de tratamiento de residuales y el movimiento de crudo.

Orelvys complementa que las alcantarillas estaban llenas de lodo, crecieron arbustos en su interior, las impurezas proliferaban... De manera que hubo que trabajar incansablemente para que corriera el agua estancada, algo que ahora al fin sucede como no se veía desde hace tiempo.

Sostiene el joven trabajador Frank Loza que esta constituye una faena primordial en temporada de lluvia.

El joven obrero Frank Loza destacó la importancia de mantener limpio el sistema de alcantarillado de la planta, especialmente durante la temporada de lluvias. Los jóvenes están muy comprometidos con el movimiento para aportar las 50 horas de trabajo voluntario.

Fábrica joven

Pero es tal el espíritu, que organizan actos políticos, culturales, intercambios de trabajo, conforman el cuerpo de lo que serán las Brigadas Técnicas Juveniles de esta Empresa Mixta PDV-CUPET S.A., y efectúan torneos deportivos entre los jóvenes y los «viejos» de la Refinería.

No importa que en el primero hayan sido apaleados por los mayores; en el próximo será más dulce la revancha, sonríe Julio César. Están conscientes de que fomentar la recreación no es un concepto más, sino un modo de vida útil para el individuo y para los demás. Por ello desean utilizar el poco tiempo libre de que disponen para incrementar prácticas deportivas de softbol, ajedrez y otras disciplinas, con lo cual estimulan también la armonía y solidaridad colectiva.

Todo cuanto hacen en respuesta al llamado de las 50 horas lo recogen en el boletín mensual FLARE, que da cuenta de cada paso en la evolución del proyecto binacional cubano-venezolano.

En cada punto de la refinería

Los jóvenes de la Camilo Cienfuegos están presentes en cada punto de la ruta crítica de la industria. Ahora mismo contribuyen a la puesta en marcha, para finales de este mes, de la planta de turbocombustible, que permitirá la obtención de dicho derivado para el procesamiento de 100 000 barriles de crudo diarios.

Leroy y Frank cuentan que el mayor núcleo juvenil se concentra en el taller central, que es el área de Mantenimiento. Ahí se reparan y mantienen equipos dinámicos e intercambiadores, bombas, compresores...

Disponen asimismo de un área de tornería, un taller civil encargado de la reparación de edificios, paredes, alcantarillas y de montar los andamios para hacer trabajos en altura. Y también laboran en la planta de proceso y en las calderas, donde se produce el vapor para facilidades auxiliares de la planta, indica Orelvys.

De igual modo entregan su esfuerzo en el área de almacenaje y en las operaciones de trasiego del petróleo (en la entrada en la sección de servicios portuarios; y luego en su salida por barco, ya procesado), acota Julio César.

El objetivo es estar presente en cada acción de la planta, asevera cada uno de los entrevistados. Todos le comentan al periodista que en la empresa el llamado de la UJC por las 50 horas se atiende de forma paralela a un reclamo de 55 tareas en saludo al 26 de Julio efectuado por el Partido en Cienfuegos.

Ahí también estamos enrolados, así que estamos volcados en cumplir 105 metas, en vez de 50, afirma Julio César.

Lo cierto es que en cada tonelada de gas licuado, nafta ligera, nafta pesada, gas reformado, turbocombustible de aviación JET A 1, diésel y fuel (derivados del petróleo procesados aquí) está el sudor juvenil.

Como lo está en los buenos resultados integrales de este proyecto solidario del ALBA, donde ya a mediados de mayo se habían procesado 5 500 000 barriles de petróleo y está previsto cerrar el año en curso con 17 400 000 barriles, según informaran en fecha reciente.

Energía para el proyecto del ALBA

Es propósito del Comité UJC de la Refinería, sostiene Orelvys, ganar en la incorporación de miembros a las filas de la organización, y así antes de finalizar el año contarán con 20 nuevos militantes.

Pero en sentido general —considera Julio César— es necesario que entren más jóvenes a trabajar en el centro, para que no suceda lo mismo que en la Termoeléctrica Carlos Manuel de Céspedes y otras entidades, cuya fuerza laboral envejeció sustancialmente al paso de los años, con poco margen de renovación.

De cara a ello, en la misma Refinería son impartidos dos cursos en estos momentos (de procesamiento y movimiento de crudo) con fuerza de trabajo joven, que se incorporaría a sus filas una vez vencidas las materias.

Muchos jóvenes en Cienfuegos, e incluso de otras provincias, desean pertenecer a la plantilla de esta unidad energética.

Como hubo que elogiar las hazañas y logros de la juventud cienfueguera en las obras de choque de industrialización en los años 70 y 80 del pasado siglo, igual hay que hacerlo con la voluntad de estos muchachos ahora.

El reto de las 50 horas de trabajo voluntario, el cual en breve vencerán, es una prueba más de que son los continuadores de aquellos que erigieron fábricas de cemento, centrales termoeléctricas, centros científicos...

Representan la expresión de su legado. Lo único que los diferencia es la circunstancia y el objetivo puntual, mas la idea es la misma: seguir levantando el futuro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.