Reconocen experiencia en atención a parturientas - Cuba

Reconocen experiencia en atención a parturientas

Se inspira en los principios fundamentales de la salud pública cubana: la integralidad, la continuidad y el humanismo en la atención al paciente

Autor:

Julio Martínez Molina

El alumbramiento puede ser presenciado por la familia y cada gestante tiene una enfermera a su disposición. CIENFUEGOS.— Como una importante experiencia que tiene mucho que ver con la humanización de la atención a la parturienta y a la parida, y se inspira en los principios fundamentales de la salud pública cubana: la integralidad, la continuidad y el humanismo en la atención al paciente, catalogó el viceministro de Salud Joaquín García Salabarría, la experiencia que tiene lugar en Cienfuegos en el tratamiento de las gestantes a término.

Interrogado por este diario agregó que ve la iniciativa con muy buenos ojos, y que hay que seguirla.

En encuentro donde se analizó el tema, la directora del Programa Materno Infantil en la provincia, Maritza Rodríguez Gavín, explicó que la novedad no solo consiste en la participación del padre, u otros miembros de la familia que lo deseen, en el proceso previo y posterior de parto.

Añadió que se incluye el logro de la individualización de los cubículos de atención a la gestante en su trabajo de parto: un área personalizada a la cual penetran cuando están a término, pasan el tiempo al lado de su esposo, padres o hermanos, y con una enfermera a su disposición.

Cuando regresan del alumbramiento, al puerperio inmediato, lo hacen en ese mismo cubículo y con esa misma enfermera que les brindó atención previa, lo cual permite que la parida tenga una vigilancia constante en esas primeras horas de traer a la vida a un ser humano, señaló el doctor Esteban González, al frente del área. En esa etapa ocurren sangramientos postparto y otras complicaciones, que pueden causar la muerte materna.

El director del Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima, doctor Pedro Ordúñez, comentó a este diario que de manera progresiva la experiencia ha ido cobrando calor aquí entre familiares y personal sanitario, al punto que en el 80 por ciento de los casos tiene lugar el acompañamiento familiar.

Al principio muchos padres no querían entrar, por patrones sexistas que se han ido desterrando; pero ya muchos se convencen de formar parte de este acto sublime y compartir una relación muy bella de complicidad con el personal sanitario y de compañerismo con su pareja, dijo.

Hace tres años que no ocurre ninguna muerte materna en el Hospital Provincial. La mortalidad infantil en la provincia es de 4,2 por mil nacidos vivos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.