El Ejército Juvenil del Trabajo cayó en tierra fértil

Reconocen importancia actual y futura de esta fuerza para responder a las exigencias de la producción cañera y de alimentos en Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Franklin Reyes CAMAGÜEY.— El papel desempeñado por la Columna Juvenil del Centenario (CJC) en apoyo a las principales tareas económicas y sociales del país en la antigua provincia de Camagüey, —urgida hace 40 años de fuerza laboral—, y luego por miles de combatientes del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT), marcó el coloquio nacional, efectuado aquí con motivo de la efeméride.

En la granja integral La Providencia, perteneciente al mando territorial del EJT, institución creada por Raúl Castro Ruz, el 3 de agosto de 1973, transcurrió el intercambio, entre interesantes anécdotas narradas por fundadores de ambas fuerzas, reflejo de las intensas jornadas asumidas por los jóvenes al llamado de la UJC y en condiciones de vida y de trabajo sumamente difíciles.

La capitana Seledonia Ramos, que con apenas 18 años integró este movimiento, recordó la presencia femenina entre los columnistas, en tareas urgentes de la producción y de la zafra azucarera.

Walter Pupo, símbolo de la columna, señaló que esa fuerza productiva se mantiene como una cantera formadora de cuadros, de revolucionarios y de comunistas.

El primer teniente Yurismel Cuza Álvarez, instructor político de un batallón de la nueva hornada de combatientes, seguidores de las tradiciones sembradas por aquellos hombres y mujeres, fue muy expresivo en el coloquio: «Tengan la confianza de que los bisoños de hoy no les fallaremos y que la semilla sembrada cayó en tierra fértil».

Uno de los soldados participantes en el coloquio, auspiciado por el Comité Nacional de la UJC y el mando del EJT, elogió las condiciones de vida y de trabajo con las que cuentan los jóvenes integrantes de este ejército: «mucho más fortificantes que las relatadas por los fundadores, aunque las tareas que desarrollamos en vaquerías requiere de sacrificio y responsabilidad».

La importancia actual y futura de esta fuerza para dar respuesta a las exigencias que reclama la producción cañera y de alimentos fue señalada por el mayor Aquilino Planas Vargas, jefe de esa fuerza en Camagüey, en el resumen de este coloquio, enmarcado en las actividades por el cuadragésimo aniversario de la CJC y el 35 del EJT.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.