Universitarios analizan sus fortalezas y debilidades - Cuba

Universitarios analizan sus fortalezas y debilidades

Estudiantes de esa enseñanza coinciden en la necesidad de desarrollar una vocación de incondicionalidad hacia la Revolución

Autor:

La Revolución quiere y necesita jóvenes cultos y revolucionarios, se subrayó en el Consejo Nacional. Foto: Roberto Suárez A punto de concluir el presente curso escolar, la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) ya piensa los caminos que han de recorrer no solo sus integrantes, sino toda la juventud cubana, junto a nuestro pueblo, para regalarle a la Revolución y a sus principales hacedores un curso escolar a la altura del aniversario 50 del triunfo heroico del 1ro. de enero de 1959.

En lo que ahora mismo es también el último Consejo Nacional de la organización, los participantes miran con ojo crítico, sin complacencia, los principales resultados de este curso lectivo, sus fortalezas y debilidades, y se detienen en lo que corresponde a la FEU para que no haya retrocesos, sino mejores resultados, parecidos cada vez más a las necesidades de nuestros universitarios pero, sobre todo, de las exigencias de estos tiempos de lucha por el mejoramiento humano y la supervivencia de la obra construida.

Nuevos profesionales para la salud

«El cumplimiento del programa de estudio y la calidad docente en la preparación de los nuevos médicos que está formando la Revolución, debe ser algo vital para todos nosotros».

Esto fue planteado por el miembro del Buró Político José Ramón Balaguer Cabrera, titular de Salud Pública, en la comisión del MINSAP del Consejo Nacional de la FEU.

Allí se puso de manifiesto el profundo respaldo del país ante la necesidad de seguir graduando profesionales de la salud para Cuba y para el mundo, como lo comentó Adalberto Hernández, presidente nacional de la organización.

En los análisis se conoció que el próximo 2 de agosto se graduarán más de 27 000 profesionales de la salud en todo el país y que de esa cifra, unos 4 500 serán médicos, 580 estomatólogos, licenciados en Enfermería más de 11 000 y licenciados en Tecnología de la Salud alrededor de 11 200.

Dos puntos principales fueron debatidos por los integrantes del Consejo durante seis horas de trabajo: lo alcanzado por el Movimiento de Vanguardia en las carreras de ciencias médicas y el balance del curso escolar que recién termina.

Adalberto Hernández sostuvo que «no se concibe la ética médica sin una preparación cultural y política», a la vez que sugirió que los estudiantes de las ciencias médicas deben aspirar a prepararse en especialidades necesarias como, por ejemplo, ginecología y geriatría, esto último porque en nuestra sociedad se ha incrementado la población de la tercera edad».

«Hay que desarrollar una vocación hacia la Revolución, y lo más importante es la incondicionalidad. La Revolución quiere y necesita jóvenes cultos y revolucionarios», comentó Roylán Rodríguez Barbán, miembro del Buró Nacional de la UJC a cargo de la esfera de educación.

Orlando de la Paz, coordinador FEU-MINSAP, habló de las transformaciones que deberán introducirse en el Destacamento Carlos J. Finlay y en el Movimiento de Vanguardia Mario Muñoz Monroy, para fortalecer ambas tareas y estar en mejores condiciones de cumplir la misión actual: luchar por la ética en el sector y por la excelencia en el servicio.

Lo primero es el maestro

«El director que no esté consciente de la necesidad de formar maestros de calidad, y no les propicie condiciones para que estos se superen, no es idóneo para dirigir y enfrentar los actuales retos de la educación», sentenció Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación, luego de que los delegados de la Comisión del MINED señalaran que en algunas escuelas la asesoría de los tutores es deficiente.

La titular recordó que en todo el país hay cerca de 13 200 escuelas, y que de estas el 57 por ciento son microuniversidades donde se forman los futuros profesores, por lo que más de 7 000 directores tienen entre sus exigencias velar por la formación competente de estos jóvenes que ocupan desde segundo año de la carrera las aulas con responsabilidades similares a las de los maestros graduados.

Al referirse al destacamento Manuel Ascunce Domenech y a su Movimiento de Vanguardia: la Prerreserva Especial Pedagógica, la Ministra dijo que a veces la FEU no juega adecuadamente su papel en la selección y evaluación sistemática de sus miembros y este contingente se mantiene estático.

Cuando valoró el modo en que deben enfrentar en lo adelante la formación de los docentes reconoció que el MINED debe aumentar su apoyo a estos jóvenes. Insistió asimismo en que el proceso de selección de los estudiantes de carreras pedagógicas debe ganar en calidad, pues la propia necesidad de maestros ha posibilitado que no siempre se capten jóvenes con verdadera vocación.

«Lo primero que tenemos que hacer como dirigentes institucionales es preparar a los dirigentes estudiantiles para poder participar en los procesos», señaló Rolando Forneiro, viceministro de Educación, quien recordó que Fidel concibió al Destacamento Pedagógico como la vanguardia de la juventud cubana, y esa idea tiene que seguir vigente.

El funcionario subrayó que solo el 32 por ciento de los estudiantes que ingresan al magisterio proceden de los Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Pedagógicas, indicador que presupone incrementar esa cifra para lograr más compromiso y calidad en los futuros docentes.

En el Consejo se valoró que a veces las autoridades no apoyan estos esfuerzos. En el municipio avileño de Morón, donde el éxodo de maestros propiciado por el auge del turismo ha puesto en números rojos la cobertura en la enseñanza, la residencia estudiantil no posee condiciones para albergar a los jóvenes que asumen la educación en el territorio, y la solución al problema aún no asoma, según manifestó la Presidenta de la FEU en la localidad.

Muchos al aire libre

Análisis profundos caracterizaron a los integrantes de la comisión de deportes que sesionó este miércoles en el Consejo Nacional de la FEU.

Osvaldo Vento, vicepresidente de docencia en el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), expresó que la culminación de los estudios no puede ser el fin del seguimiento a los graduados de Cultura Física. «Es necesario evaluar la labor de los egresados de nuestras facultades para ver cómo se sienten al incorporarse al servicio laboral», puntualizó.

Por otra parte, Orlando Simón, miembro del Secretariado Nacional de la FEU que atiende la esfera deportiva, señaló que a pesar de los significativos avances del funcionamiento de la organización en este curso, es necesaria una labor de mayor envergadura debido a que en muchas provincias no constituye una prioridad la atención a estos estudiantes.

Entre las principales deficiencias se señalaron también la falta de implementos deportivos, el desconocimiento de la historia del deporte y la falta de rigor en el proceso docente-educativo.

Mas la piedra angular del debate se centró en los problemas de infraestructura que presentan provincias como Las Tunas y La Habana, y la falta de relación que tienen muchas direcciones provinciales de Deporte con estas facultades.

La práctica de la cultura física en nuestro país se ha incrementado notablemente desde el año 2000 en alrededor de 70 mil estudiantes gracias al empuje de las sedes universitarias municipales. Mas, como señalara Osvaldo Vento, «si no hay infraestructura ni relaciones no puede crecer la carrera, porque una clase bajo un árbol no tiene la misma calidad que si se hace en un aula.

«Si estas no existen, en lo que se resuelve el problema se deben buscar soluciones prácticas y llenar esos espacios que a veces permanecen inactivos dentro de nuestras facultades. Esa es una tarea de primer orden para la FEU», enfatizó el directivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.