El ahorro es el mayor yacimiento de Cuba - Cuba

El ahorro es el mayor yacimiento de Cuba

Transmitirán hoy resumen de la Asamblea Nacional e intervención de Raúl

Autor:

Yailin Orta Rivera

Cuatro resultados principales muestra la Revolución Energética cubana: la supresión de apagones, mejoras para la cocción, progreso con nuevos equipos en el hogar y el ahorro

La Revolución Energética para el país ha significado ahorro, eficiencia, seguridad, mejoría económica y de las condiciones de vida. Así lo consideró Yadira García Vera, titular del Ministerio de la Industria Básica (MINBAS), durante un intercambio con los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, efectuado en la mañana de este jueves en el Palacio de las Convenciones.

Durante el encuentro —encabezado por el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón de Quesada— los parlamentarios conocieron en detalle todas las acciones que en este sector ha desarrollado el país y los importantes logros que hasta la fecha se han alcanzado.

La también miembro del Buró Político del Partido explicó que actualmente en los centros estatales se cambian un millón de lámparas fluorescentes de 40 Watts por otras de 32 Watts, lo que significará un ahorro de 45 MegaWatts en el horario del día y de 30 MegaWatts en el pico eléctrico. Al retirar esta demanda el país economizará 45 000 toneladas de combustible al año.

Ese programa continuará durante 2009, según dijo Yadira García, quien sostuvo que se piensan sustituir un total de 4,2 millones de lámparas en este sector.

La ministra del MINBAS manifestó que el cambio de los equipos electrodomésticos ineficientes aún no ha concluido. «Se ha logrado un 90 por ciento de sustitución de refrigeradores y no existe ningún tipo de preocupación para concluir ese proceso, ni el del cambio de aires acondicionados», añadió.

Durante estos años de Revolución Energética, Cuba ha ido transformando sus fuentes de generación de energía eléctrica. Foto: Juan Pablo Carreras/AIN Especificó que en el caso de los televisores el programa sufrió ciertos retrasos en la producción de esos equipos, pero que en la medida que se reanime se seguirá avanzando. Igualmente recordó que concluyó el cambio de más de 9 millones de bombillos incandescentes y de 1 043 709 ventiladores.

Enrique Gómez Cabeza, jefe nacional del Programa de Trabajadores Sociales, precisó que desde enero se decidió hacer un nuevo levantamiento de los refrigeradores pendientes. El procesamiento de esta información está en un 74 por ciento.

Se evaluó, comentó Gómez Cabezas, el cambio de aquellos freezers, de los 35 000 diagnosticados, que se utilizan en las casas para los mismos usos del refrigerador.

En cuanto a los televisores, señalo, que no se cambiarán todos los reportados, sino los de las viviendas que más lo necesitan. Asimismo informó que en el programa no está contemplado efectuar la sustitución de lavadoras.

Sobre la reposición de bombas de agua se dio a conocer que en el sector residencial se concluyó esta etapa, con el cambio de 267 473 equipos, quedando pendientes algunos casos de familias que inicialmente no quisieron hacerlo.

En un 99 por ciento se encuentra la renovación de estos equipos en los edificios altos del país, precisó Yadira García. En los organismos fueron cambiadas 8 900 bombas de agua, mientras que en los acueductos se hicieron

1 053 sustituciones de las 2 629 previstas. Estos equipos comparados con los anteriores, ahorran un 50 por ciento de la energía eléctrica.

Más ahorro, mayor eficiencia

La Revolución Energética que emprendió el país desde 2005, también incluyó como uno de sus programas la sustitución del queroseno y del GLP (gas licuado procedente del petróleo), por la entrega de equipos eléctricos para cocinar.

«Hasta la fecha, comentó la ministra del MINBAS, se han distribuido 3,1 millones de módulos de cocción a la familia cubana. Con esta propuesta se contuvo también la fuga de 300 000 toneladas de diésel que se extraían de la economía de manera ilegal para cocinar en los hogares.

Para la reparación de esos equipos se decidió crear 600 talleres en el archipiélago, de los que aproximadamente faltan siete por concluir. «El país, dijo García Vera, invirtió 4,9 millones para equiparlos con todas sus condiciones y gastó 2,7 millones de pesos en la compra de todas las herramientas».

Las condiciones, reconoció la Ministra, están creadas para que las soluciones sean inmediatas ante cualquier rotura, y hay hasta un fondo de refrigeradores para dárselo en calidad de préstamo a la familias a las que se les repara el suyo.

Manifestó que la población ya está pagando 16 millones de cerca de 26 millones de equipos distribuidos, e indicó que hay que insistir con aquellas familias que no lo han hecho.

Esta entrega de equipos eléctricos, sostuvo Yadira García, combinada con la sustitución de equipos ineficientes por eficientes, ha favorecido que el consumo per cápita de la familia cubana no se haya disparado y se mantenga en unos cinco kiloWatts diarios, cuando bajo otras condiciones como apagones y menos comodidades, en julio de 2005 era de 4,8.

Tareas pendientes

Pese a los esfuerzos, todavía quedan 284 000 familias a las que no se les han entregado los módulos de cocción porque viven en zonas de bajo voltaje o porque son núcleos divididos, entre otras complejidades.

«La rehabilitación de las redes es un programa que también ha tenido un costo importante, pero se ha avanzado, y ya el 88 por ciento de quienes estaban afectados tienen ese problema resuelto».

La Habana, Ciego de Ávila y la Isla de la Juventud son los tres territorios que han superado totalmente estas dificultades. De los 169 municipios que tiene el país, 95 han concluido sus reparaciones y 37 más pretenden acabar próximamente estas acciones. En total se han sustituido 139 815 postes, 3 214 kilómetros de cable de calibre primario, 1 330 934 acometidas, 22 782 circuitos secundarios y 863 866 metros contadores.

Durante estos años de Revolución Energética Cuba ha ido transformando sus fuentes de generación de energía eléctrica. En tal sentido se han instalado 6 299 grupos electrógenos en más de 5 000 centros para cualquier situación de emergencia. Esos grupos también se han sincronizado para aportar al sistema eléctrico nacional.

Según informó Yadira García durante el intercambio con los diputados, concluyó la instalación de los grupos sincronizados que generan

1 300 MegaWatts. Estas baterías han permitido estabilizar además zonas de bajo voltaje. Asimismo se colocaron 518 grupos electrógenos de fuel oil.

La Ministra compartió que han seguido invirtiendo discretamente en aquellas termoeléctricas más eficientes que continuarán formando parte del sistema eléctrico nacional.

«Toda esta estrategia ha permitido que la generación de electricidad con la participación de las termoeléctricas haya disminuido. Al cierre de junio aportaban un 61 por ciento, cuando en el año 2005 era un 72 por ciento. Prácticamente el 40 por ciento de la generación en Cuba se hace con equipos eficientes, lo que permitirá que este año se ahorren 309 000 toneladas de combustible», enfatizó.

Logros y retos

En la zona exclusiva del Golfo también se realizan estudios sísmicos y en marzo o abril del año próximo el país debe hacer una nueva perforación en aguas profundas. En las energías renovables, a pesar de los costos que representa, se ha avanzado con un trabajo integral, expresó la titular del MINBAS.

Otro campo a explorar es la hidroenergía, pues el país cuenta con 232 presas que pueden aprovecharse. Por el momento 35 000 habitantes disfrutan la energía de 149 minihidroelécticas.

En diciembre de este año se prevé instalar un tercer parque eólico en Gibara, Holguín. El país cuenta además con más de 8 000 sistemas fotovoltaicos y se trabaja en un nuevo proyecto relacionado con la biomasa forestal. «Queremos aprovechar todas las posibilidades de generación eléctrica, pero como los costos son tan altos tiene que hacerse de forma moderada en medio de las complejidades financieras que tiene la nación», precisó la dirigente.

El programa más importante al que tenemos que sumarnos todos los cubanos, insistió, es al de la lucha por el ahorro. «Con más rigor, disciplina y control del combustible y de la corriente eléctrica tendremos mayores reservas».

Al presentar los reportes de las inspecciones a los centros de trabajo, los parlamentarios comprobaron que aún los consejos de dirección no controlan suficientemente estos indicadores en las instituciones estatales.

El secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros y miembro del Buró Político, Carlos Lage Dávila, consideró cuatro resultados principales de la Revolución Energética en estos tres años: la eliminación de los apagones por problemas de generación eléctrica, la mejora de las condiciones de cocción al eliminarse casi totalmente el querosén y el GLP, el progreso en el hogar con los nuevos equipos electrodomésticos, y el ahorro.

Lage hizo énfasis en que hay que lograr mayor eficiencia en el sistema eléctrico, acabar el trabajo en las redes, completar la reposición de los equipos e insistir en que no haya problemas con las reparaciones de los mismos. De igual forma recomendó seguir avanzando en el trabajo con las fuentes renovables y establecer mayores medidas organizativas para acabar con el despilfarro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.