La gastronomía se propone incrementar sus ofertas para este verano - Cuba

La gastronomía se propone incrementar sus ofertas para este verano

Más de 400 carpas y 2 000 juegos de mesa fueron instalados en áreas abiertas y playas para el disfrute veraniego

Autor:

Marianela Martín González

Foto: Franklin Reyes Para este verano la gastronomía se propone incrementar sus ofertas. Dispone de un nivel de recursos para enfrentar la demanda que, según Cecilia Barbón Beltrán, directora de Gastronomía del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), se ha discutido y conciliado previamente con los proveedores.

«Para ordenar y garantizar entre otras actividades el inicio del plan del verano nos reunimos con cada uno de los organismos suministradores, a fin de reforzar los abastecimientos de nuestra unidades, principalmente las ubicadas cerca de las playas, presas, ríos y disco-fiestas».

Cecilia destacó que cuentan esta vez con más de 2 000 neveras, lo que significa un mejoramiento de las capacidades de frío en las instalaciones para asegurar mayor calidad en las ofertas.

«Pintamos e iluminamos una gran cantidad de unidades que no estaban en las mejores condiciones para prestar servicio; gracias a eso más de 3 000 establecimientos en toda la Isla han sido reanimados».

La funcionaria del MINCIN aseguró a JR que se abastecieron con vasos, platos, cubiertos y cacerolas a las unidades que integran esta red, y que se generaliza en todo el país la experiencia aplicada en 196 centros nocturnos de la capital, donde se ponen en práctica formatos para jóvenes y adolescentes en horarios diferenciados.

«Cuando hablamos de formatos para personas comprendidas en esas edades, nos referimos a la prestación de un servicio que facilite una recreación sana, a precio módico, con un módulo de consumo que no atente contra la sobriedad y permita el esparcimiento en un ambiente con una música acorde con los mejores gustos de esta generación», explica.

La ampliación de los horarios de servicios en establecimientos que tengan condiciones, principalmente en los municipios, y la estimulación de los cafés literarios y ferias populares en los barrios son otras de las estrategias de la gastronomía para este período estival.

Más demanda, más exigencia

Aunque no puedan satisfacerse todas las demandas, el Estado ha hecho un gran esfuerzo para que no falten los productos que más demanda la población en la gastronomía durante el período vacacional, reconoció Rafael González Ferragut, viceministro del MINCIN.

El funcionario señaló que para lograr todo lo que se proponen ha sido necesario el apoyo de otras instituciones, entre estas el Ministerio de la Industria Alimenticia.

«Nos favorece el incremento de las ventas de cerdo y subproductos en carnicerías y unidades gastronómicas; el aumento de producciones de ahumados y embutidos en los centros de elaboración, y la garantía de materias primas para la producción de helado.

«También, gracias a que pudimos adquirir 400 carpas y 2 000 juegos de mesas y sillas plásticas, que fueron instaladas en áreas abiertas y playas, podremos brindar un servicio superior al de otros años en la etapa veraniega.

«No podemos dejar de mencionar las posibilidades de disfrute que tendrán nuestros niños y jóvenes en los parques de diversiones, especialmente en los parques temáticos Mariposa e Isla de los Cocos, en la capital, donde hay un complejo de cafeterías con ofertas tanto en moneda nacional como en divisa.

«El Litoral Norte de La Habana es otro ejemplo de este esfuerzo. Allí casi todas las ofertas son en moneda nacional, incluyendo cerveza y refresco».

Ferragut señala que esta etapa coincide con la celebración de los carnavales en muchas partes del país, entre estos los de la capital, por lo que será intenso el quehacer de los trabajadores gastronómicos.

«Tendremos que velar porque se cumplan con todas las normas técnicas para que los productos se preserven en buen estado y la población tenga un servicio de excelencia.

«Para proteger los recursos y no tenerlos que transportar a grandes distancias, en el Litoral Norte de La Habana ubicamos un contenedor de 40 pies, a pesar de su alto costo. Definimos a una sola empresa para que se hiciera cargo de esta zona y del Malecón, para evitar el descontrol y la chapucería en estos lugares; y no dar lugar a la improvisación de “timbiriches”, que tanto afean el entorno.

«Este verano nos convoca a trabajar mucho, a controlar mucho para que los recursos lleguen a quienes van dirigidos. La exigencia deberá multiplicarse junto a la avidez de la población por nuestros servicios en esta etapa de calor y descanso», enfatizó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.