Ofrecen los universitarios cubanos homenaje al general panameño Omar Torrijos - Cuba

Ofrecen los universitarios cubanos homenaje al general panameño Omar Torrijos

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Con solo 53 años y mucho aún por hacer a favor del pueblo panameño y de toda América Latina, el general Omar Torrijos Herrera, hace este viernes 27 años, murió misteriosamente en un accidente aéreo, pero su figura sigue teniendo presencia en la política itsmeña y de la región.

En nombre de la eterna admiración y amistad que brindó al pueblo cubano y su eterno líder el Comandante en Jefe Fidel Castro, la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), rindió este jueves merecido homenaje a quien transformó positivamente la sociedad panameña y logró sentar al gobierno norteamericano en el banquillo de los acusados, para que devolviera la emancipación a su Patria, con la soberanía sobre la zona del Canal.

Con marcada admiración y ofreciendo minuciosos detalles y anécdotas sobre la vida y obra del militar, habló Antonio Gómez Pérez, embajador panameño en Cuba, de quien —dijo— «nos ayudó a recuperar nuestra dignidad, nos hizo sentir panameños».

El liderazgo que logró Torrijos tuvo un impacto muy fuerte en la conformación de la nación que hasta hoy perdura —afirma el diplomático—, acción que le permitió unificar las fuerzas políticas para la lucha por la recuperación del Canal de Panamá el 31 de diciembre de 1999 tras casi 100 años de pertenecer a Estados Unidos.

Hasta 1968, año en que llega al poder, el país era gobernado por una oligarquía que satisfacía fundamentalmente sus grandes intereses. Fundamentado en su propia experiencia, para Gómez Pérez el General Torrijos, abrió el espacio político y participativo a los sectores marginados del país, como indígenas y campesinos.

Su lucha por la recuperación total del Canal de Panamá y el retiro de las 14 bases militares de EE.UU. que existían en el país hacia ese momento, culminó luego de varios años de debate, cuando la administración del entonces presidente James Carter, en 1977 suscribió un nuevo tratado que obligaba al gobierno norteamericano a entregar el sitio al pueblo panameño el 31 de diciembre de 1999.

En ese momento —relata el jefe de la sede diplomática panameña en La Habana— Torrijos afirmó, no contento aún con lo logrado, «nos hemos sacado una estaca, pero aún tendremos una piedra en el zapato por 23 años más».

Ahí radica la grandeza de este hombre y la juventud de hoy no puede olvidar el afán de soberanía que nos inculcaron nuestros mártires y no debe permitir que se pierda todo lo conquistado hasta ahora, eso sería renunciar al legado que nos dejara el General, apuntó el embajador.

El 31 de julio de 1981 un avión que trasladaba al general Torrijos, se perdió misteriosamente en un día de tormenta. El aparato no fue localizado hasta varios días después cerca del cerro de Santa Marta.

Versiones sobre la mano ensangrentada que pudo haber ocasionado su muerte, florecieron entonces y hasta hoy constituye un misterio. Se denunció entonces que se trató de un crimen planificado por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

Otras versiones de la época aseguraron que los sistemas de control de la nave fueron alterados desde tierra, afirmaciones que fueron secundadas por algunos analistas que plantean que se trató de un asesinato planeado en Estados Unidos.

El homenaje estuvo presidido además por Adalberto Hernández Santos, presidente nacional de la FEU y un grupo de jóvenes panameños que estudian en Cuba, entre otros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.