El caprichoso Gustav - Cuba

El caprichoso Gustav

El séptimo organismo ciclónico de la temporada amenaza con convertirse en un huracán de gran intensidad, y podría afectar diversos puntos del territorio cubano

Autor:

Juventud Rebelde

Imagen satelital del huracán Gustav. Con un rumbo todavía incierto, que dependerá en gran medida de las condiciones atmosféricas que modifiquen su trayectoria, Gustav, el séptimo organismo ciclónico de la actual temporada, podría llegar a ser un huracán de gran intensidad y afectar a Cuba con su poderosa fuerza destructiva.

Dada su todavía incierta trayectoria, el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología ha exhortado a todo el país a seguir con gran atención la futura evolución y trayectoria de Gustav.

El huracán, que alcanzó categoría dos antes de tocar tierra en el su-doeste de Haití, a unos 16 kilómetros al oeste de Jacmel, en la noche de ayer había disminuido algo su intensidad y bajado a la categoría uno.

Sin embargo, aun cuando la interacción con las montañas y con tierra hizo que se debilitara, sus vientos de hasta 120 kilómetros por hora habían provocado ya a esa hora cuantiosos daños, sin que todavía se tuviera información de víctimas fatales.

Además, las previsiones del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología indicaban que cuando salga al mar nuevamente debe volver a fortalecerse, dadas las condiciones existentes en la atmósfera superior y la alta temperatura de las aguas.

Atrapado entre un centro de altas presiones y otro de bajas, Gustav podría hacer un giro hacia el oeste u oeste-noroeste en las primeras horas de la madrugada de hoy o en la mañana, y de eso dependerá el rumbo que tome, aunque todo indica que desde horas tempranas sus efectos comenzarán a ser perceptibles en las provincias orientales.

La mayoría de los pronósticos de posibles trayectorias ubican a Gustav cruzando por los mares al sur de Granma y para viernes o sábado llegando al occidente de Cuba, aunque algunos incluso lo ubican afectando directamente a Guantánamo y otros internándose en el mar Caribe y específicamente pasando por el canal de Yucatán.

De cualquier forma, además de intensificarse y disminuir su velocidad de traslación, las lluvias gradualmente se extenderán sobre la zona oriental desde hoy, las cuales pueden ser localmente intensas sobre todo en las zonas montañosas y de la costa sur, provocando inundaciones y desprendimientos de tierra en las laderas.

La fuerza del viento, que estará en dependencia de la trayectoria del huracán, podría también irse incrementando paulatinamente, y ya desde hoy existen grandes probabilidades de que comiencen a ocurrir inundaciones costeras fuertes en la costa sur de Guantánamo, Santiago de Cuba y posteriormente en Granma.

Medidas en el Oriente

Desde que la Defensa Civil decretó la Fase de Alerta Ciclónica para las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín y Las Tunas y la Fase Informativa para las provincias de Camagüey y Ciego de Ávila, en cada uno de los territorios comenzaron a activarse los consejos de defensa en sus diferentes niveles, y se to-

maron medidas para la protección de vidas humanas y recursos materiales.

En Guantánamo, ante las posibles penetraciones del mar en Baracoa y parte de la costa sur, se preveían los planes de evacuación, mientras que se mantiene un estricto seguimiento a la situación de los embalses, que están al 89 por ciento de su capacidad.

Igualmente se adoptan planes para casos de emergencia en los municipios por donde pasa el río Toa, San Antonio del Sur, Yateras y Baracoa, ante el peligro de inundación; se acondicionaron los centros de evacuación y se orientó empezar la venta anticipada de la canasta básica.

Mientras, en Santiago de Cuba, el Consejo de Defensa orientó la evacuación de más de 400 campistas, en tanto los vacacionistas de otras provincias, alojados en hoteles del Parque Baconao y el municipio de Guamá, se encuentran ya en instalaciones de Santiago de Cuba.

De los 623 turistas extranjeros alojados en la provincia, 91 fueron trasladados hacia el hotel Meliá Santiago, por hallarse en instalaciones del litoral, donde suelen ocurrir afectaciones por intensas lluvias, inundaciones costeras, penetraciones del mar o interrupciones en la carretera debido a las crecidas de ríos.

Misael Enamorado Dáger, presidente del Consejo de Defensa Provincial, puntualizó en reunión con los diferentes grupos de trabajo la cifra de posibles evacuados hacia albergues, la cual supera los 11 000.

Para ello se han previsto las condiciones en centros educacionales como la Escuela Vocacional de Ciencias Exactas, la Vocacional de Arte, los planteles de niños sordos y ciegos, entre otras instituciones docentes, mientras otras miles de personas serán protegidas en casas de familiares, vecinos o amigos.

En Granma, más de 2 700 estudiantes que se encontraban en centros internos para comenzar próximamente el curso escolar fueron enviados a sus hogares, y se trasladaron a lugares seguros, en primera instancia, más de 2 300 habitantes de sitios proclives a inundaciones u otros peligros.

Entre las medidas, se decidió ubicar en áreas de refugio las embarcaciones y situar en lugares seguros los fertilizantes y el cemento que se encuentran en el puerto de Niquero. Asimismo, fue suspendida temporalmente la travesía de los jóvenes que reeditaban la ruta de la invasión a Occidente de la Columna 2 Antonio Maceo.

Los diez embalses de Granma acumulan el 72 por ciento (940 millones de metros cúbicos) de su capacidad y se vigilan estrechamente para aplicar las medidas correspondientes en caso de abundantes precipitaciones.

A su vez, en Holguín se han extremado las medidas de protección, particularmente en las zonas montañosas de los territorios de Mayarí, Frank País, Sagua de Tánamo y Moa, donde las lluvias podrían tornarse intensas y provocar el desborde de ríos e inundaciones en el llano.

Actualmente el volumen de agua embalsada en el territorio holguinero es del 75 por ciento de la capacidad total instalada —unos 562 millones de metros cúbicos— por lo que se espera que las lluvias pudieran ser beneficiosas, principalmente para las presas que abastecen a la ciudad cabecera provincial.

Previsión en Las Tunas y Camagüey

Al cierre de esta edición, ya estaban evacuadas 523 personas de los municipios tuneros de Jobabo, Amancio y Puerto Padre, y fueron trasladados hasta sus hogares todos los campistas y vacacionistas.

La lluvia ya hizo anoche acto de presencia en el centro y sur tunero, aunque no en grandes magnitudes, por lo que existe una estrecha vigilancia sobre los embalses de la provincia, que se encuentran al 58 por ciento de su capacidad de llenado, y sobre posibles penetraciones del mar en las zonas bajas del sur.

En Camagüey, si bien los preparativos antes de la tormenta abarcaban todo el territorio, se hacían con especial énfasis en la región sur, principalmente en Santa Cruz del Sur, Florida y Vertientes.

Solo en Santa Cruz del Sur estaban ya listos 20 ómnibus y un tren con capacidad para más de 700 pasajeros, y también se habían movilizado 30 camiones con igual propósito.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.