Alimentar a todos - Cuba

Alimentar a todos

Los damnificados que perdieron las viviendas total o parcialmente se benefician con la distribución de alimentos cocinados

Autor:

Juventud Rebelde

NUEVA GERONA.— «Lo perdí todo, los muebles, la ropa, la comida... Imagínate, me quise morir cuando vi que el río se lo llevaba todo», se lamenta Juana García, una de las miles de personas afectadas por el huracán Gustav.

«Gracias a mis hijos sobreviví. Ellos me sacaron del agua, porque no sé nadar. Ahora cuento con la solidaridad de los vecinos y compañeros de trabajo que no me han dejado sola. Eso me da ánimo para seguir adelante», comentó.

El Consejo de Defensa Municipal orientó que los damnificados, entre quienes figuran Juana y sus hijos, se beneficien con la distribución de alimentos cocinados, debido a que estas personas perdieron las viviendas total o parcialmente como consecuencia de residir en zonas bajas.

Entre los bienes que desaparecieron ante la mirada impotente de los pineros se encuentran alimentos y utensilios de cocina, y por eso las instalaciones de la Cocina Central se activaron.

Patricia Martorell Carballosa, administradora de esa unidad, informó a JR que allí se elaboran 6 000 raciones diarias para distribuir en los centros de evacuación activados para estos casos y en cafeterías ubicadas en comunidades, donde los vecinos no tienen cómo cocinar.

Aseguró que aquí se garantiza además la leche y el pan para el desayuno de los niños. También se distribuyen raciones de almuerzo y comida.

José Radonet, jefe del Subgrupo económico de alimento del Consejo de Defensa Municipal, explicó que el combinado lácteo inició este miércoles la producción de yogur natural para personas con dietas médicas.

Por vía aérea y marítima llegan todos los días a la Isla cargas de alimentos, materiales constructivos, equipos y maquinarias para apoyar las labores de recuperación.

En cada Consejo Popular se adoptan medidas para garantizar que todos los núcleos familiares, incluidos los que perdieron la libreta de abastecimiento, reciban su canasta, así como un módulo de gas licuado para paliar la falta de fluido eléctrico, servicio que utiliza el 97 por ciento de la población en la cocción de alimentos.

Restaurantes y casas especializadas del sector del Comercio y la Gastronomía, limitados para ofrecer el servicio en sus habituales salones, elaboran comida para el hogar.

Juana no está contenta. Gustav la despojó de casi todas sus pertenencias, pero ella, sus hijos y muchas otras personas tienen garantizada su dieta diaria gracias a esta iniciativa local.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.