El albañil del diablo - Cuba

El albañil del diablo

Puerto Padre, la Villa Azul, recobra sus colores y deshace ese gris desolado en que la dejó el fuego del huracán

Autor:

Juventud Rebelde

PUERTO PADRE, Las Tunas.— Puerto Padre no es por estos días una Villa Azul; es el gris del fuego de Ike en sus verdes manglares el que predomina. Ni sus habitantes, orgullosos de los dos paseos que atraviesan la ciudad, pueden guarecerse a la sombra de ningún árbol.

Sus símbolos más emblemáticos: el Quijote y Máximo Gómez, rodaron por el suelo; hoy amanecieron suturados, pero en su puesto, y miles de puertopadrenses encaramaron con tristeza en carretas y camiones los árboles de sus patios: aguacates, mangos, cocoteros y almendros que generaciones cuidaron para su sustento y para darles colorido a sus casas.

A Ike le llaman El leñador, pero no escaparon de su hacha siniestra postes telefónicos y eléctricos. También podrían llamarle El diablo albañil porque a los postes de hormigón los tumbó o los inclinó, y los telefónicos y eléctricos aún permanecen en muchas calles bajo los escombros y las ramas. Otros están parados por obra y gracia del equilibrio, y peligran de caer y ocasionar daños.

La emisora local Radio Libertad advierte a los citadinos del peligro y les insta a proteger los cables y los tensores para que las tareas de restauración de los servicios fluyan con mayor celeridad.

Durante todo el día de ayer los torreros de Radio Cuba trabajaron en restablecer los mástiles y tensores de la antena que, desde la Loma del Fuerte, transmite la señal del Canal azul, la telemisora local, de la emisora Radio Libertad y de la antena que retransmite la señal de Radio Victoria.

Las emisoras se han estado escuchando por vías alternativas, pero desde la mañana de ayer se sintonizan en su frecuencia habitual de FM, y la televisora local podrá restablecer su programación, la que se verá en los puntos de información que se han dispuesto para que la población vea y escuche los medios.

Hay ya reparados 200 teléfonos y quedan más de 2 000 por restablecerse. Cuando uno ve la furia con la que el meteoro atacó las viviendas del pueblo se extraña de los más de 500 teléfonos que quedaron con servicio.

Es arduo el trabajo que espera a los linieros, interrupcionistas, empatadores de cables y a los que deberán coser y fijar a los tensores los tramos que hay que reponer.

A las fuerzas de ETECSA en la localidad se ha sumado una brigada de línea de Guantánamo, cuyos integrantes permanecerán en la localidad hasta que el último teléfono se arregle. Decenas de jóvenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias asisten también a los reparadores de Puerto Padre. Preparan las rutas para el levantamiento de los postes y ayudan en las tareas de poda y rescate de los cables caídos. Son jóvenes de Santiago, Holguín y Guantánamo que pasan su servicio militar, y que con disciplina y entusiasmo comienzan su trabajo a las 6:30 de la mañana y permanecen en las rutas de cables hasta que la luz se lo permite.

Los teléfonos fijos alternativos, que sus titulares han podido llevarlos a donde hay electricidad, funcionan y se ha autorizado a que se muevan dentro del municipio, ya que muchos de sus suscriptores aún están en casas de familiares o amigos mientras reparan sus viviendas. Son más de 960 teléfonos de esta modalidad que en ningún momento perdieron su señal de conexión celular.

A la entrada del pueblo el Fuerte de la Loma está íntegro. Su colosal estructura, las más antigua de la localidad, no fue dañada y tampoco la estatua que le rinde homenaje a Emiliano Salvador, que parece desde la distancia tararearnos Puerto Padre tiene cosas... Y esas que perdió ahora habrá que trabajar mucho para que la canción del maestro vuelva a tener sentido.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.