Cuba denuncia manipulación estadounidense

Presenta la Cancillería cubana Informe sobre daños y perjuicios del bloqueo que viola los derechos humanos de nuestro pueblo

Autor:

Juana Carrasco Martín

El bloqueo constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano, y en las actuales circunstancias «es el principal obstáculo» a las labores de recuperación para restañar los cuantiosos daños provocados por el paso devastador de los huracanes Gustav e Ike sobre la Isla, afirmó el canciller Felipe Pérez Roque durante rueda de prensa ofrecida en La Habana.

Al anunciar que el próximo 29 de octubre será sometido a votación, por decimoséptima ocasión, a la Asamblea General de la ONU el proyecto de resolución titulado «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba», el Ministro de Relaciones Exteriores cubano dio a conocer que según cálculos conservadores y considerando solo lo que ha podido ser documentado, el bloqueo causó en el año 2007 perjuicios por 3 375 millones de dólares.

Detalló que desde su implantación hace 50 años las afectaciones suman más de 93 000 millones de dólares, y si el estimado se hace al valor actual del dólar, eso equivale a 224 600 millones de dólares.

Este último año ha sido «el de más brutal aplicación», debido a «la irracional persecución contra empresas, bancos, y ciudadanos norteamericanos y de terceros países», llegando incluso al bloqueo de sitios de Internet relacionados con Cuba, pues la Casa Blanca ha hecho uso de la extraterritorialidad, puntualizó Pérez Roque.

En respuestas a indagatorias de la prensa, comentó una hoja informativa presentada hace un par de días por el Departamento de Estado norteamericano sobre las supuestas ayudas ofrecidas a Cuba que —dijo— «nos confirman el hecho de que el gobierno de Estados Unidos intenta lanzar una cortina de humo para desviar la atención sobre el debate amplio y las recurrentes apelaciones para que Estados Unidos levante el bloqueo a Cuba».

En esa declaración se dice que han otorgado licencia por 250 millones de dólares para «ayudar al pueblo de Cuba» y lo presentan como «prueba de la disposición» de Estados Unidos, cuando en realidad las ventas de alimentos no son nada nuevo, pues existen desde hace varios años; tampoco es «ayuda» porque es compra, al contado, sin que puedan participar barcos cubanos y sin que sea un comercio de doble vía, pues esas naves deben regresar vacías, refutó el titular del MINREX.

Además, —precisó— fue aprobado por el anterior gobierno y «es una burda manipulación» presentarlo ahora como un gesto humanitario de la administración Bush.

La declaración del Departamento de Estado también afirma que han suministrado 100 000 dólares a ONGs «para ayuda humanitaria inmediata», pero precisó «no sabemos a dónde ha ido a parar ese dinero», que «además no hemos pedido».

Esto es una operación de propaganda, una maniobra para desviar la atención de las crecientes presiones para el levantamiento del bloqueo, reiteró.

Al respecto recordó que solo la USAID (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo) destinó este año 46 millones de dólares para pagar a sus grupos mercenarios y otros 40 millones para las transmisiones de radio y televisión anticubanas.

Desmontando la cortina de humo y las mentiras de la hoja informativa del Departamento de Estado, hizo referencia a aquella en que aseguran que el pueblo de Estados Unidos es el mayor proveedor de ayuda humanitaria a Cuba, 20 millones de dólares en 2007 —dicen— y donaciones médicas por más de 40 millones.

Con total transparencia informó a la prensa que en 2007 llegaron donativos por valor de 6,1 millones de dólares, provenientes de organizaciones norteamericanas, entre ellas religiosas y humanitarias de diverso tipo, un gesto noble, generoso y de amistad que habla de los mejores valores del pueblo estadounidense, dijo.

Sin embargo, antes de la brutalización de las medidas anticubanas existían 160 Organizaciones no gubernamentales estadounidenses vinculadas a Cuba y ahora solo quedan 21 con licencia.

Calificó de «desvergüenza» presentar como «donaciones» lo que llaman «paquetes de regalos», que son más que los envíos familiares, y es un descaro cuando redujeron el valor, el peso, el contenido y la frecuencia con que se pueden expedir a Cuba, y hasta limitaron la categoría del destinatario.

Por demás, subrayó, no pedimos ayuda al gobierno de Estados Unidos, y es la tercera vez que se rechaza categóricamente la desvergonzada operación publicitaria de Washington. «Cuba está dispuesta a comprar», enfatizó, y solicita créditos al menos por los próximos seis meses para adquirir en el mercado norteamericano «los materiales indispensables» para la reconstrucción del país y alimentos.

Pero el gobierno estadounidense «no ha respondido esta solicitud reiterada en tres ocasiones por Cuba, de manera oficial, y mantiene una «operación propagandística, retórica y una publicidad malintencionada», acentuó el Canciller cubano.

El Ministro de Relaciones Exteriores ofreció condolencias al pueblo de Estados Unidos, en particular a la población de Texas, por las pérdidas que también ha sufrido por el paso del huracán Ike, que ha cobrado más de 50 vidas.

Igual sentimiento expresó para el pueblo de Haití, donde destacó que los médicos cubanos han estado desarrollando una extraordinaria labor, incluso en la ciudad de Gonaives a riesgo de sus propias vidas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.