Intensifica Cuba el ritmo de la recuperación

Es creciente el empuje del pueblo y las instituciones para solucionar los daños de los huracanes en el más breve tiempo

Autor:

Yailin Orta Rivera

El restablecimiento del servicio eléctrico sigue siendo prioridad de la recuperación. Foto: Juan Pablo Carreras (AIN). Cuba se emplea a fondo en las tareas recuperativas. Los días post-Ike y Gustav han exigido un ritmo acelerado. Esfuerzo, entrega y el gesto heroico y solidario moldean el rostro de un país que se levanta, sanando los asuntos inmediatos sin poner al margen las cuestiones más estratégicas.

Una de las más alentadoras noticias la dio a conocer durante la Mesa Redonda de este martes Luis A. Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa en Guantánamo. «El cien por ciento del servicio eléctrico se recuperó, los 29 acueductos que fueron afectados ya están funcionando y el servicio telefónico está en un 93 por ciento, mientras todo el sistema de la televisión y la radio ya está en buenas condiciones».

En el afán por curar las heridas que dejaran ambos huracanes, Guantánamo se volcó sobre la agricultura, para cubrir la alimentación en el territorio y apoyar otras provincias. En el caso de la producción cafetalera más de 3 000 hectáreas, y más de 535 de cacao fueron salvadas.

Allí aún permanecen 378 personas evacuadas de las 31 000 que llegaron a estarlo durante el paso del meteoro. Muchos de ellos fueron reubicados en unas 2 658 casas de familias y 1 160 se encuentran en facilidades temporales.

También sigue siendo un imperativo la solución de las viviendas, de las que ya se han restablecido más de 1 200.

Se concentran además los esfuerzos en las tareas de saneamiento y queda resolver los daños en 16 centros docentes, seis unidades asistenciales del Sistema Nacional de Salud, 30 establecimientos del comercio y la gastronomía y 673 kilómetros de viales.

Trasciende igualmente en Las Tunas que el 80 por ciento del servicio eléctrico fue restablecido con el acompañamiento de 49 grupos electrógenos, mientras 193 caballerías quedaron sembradas con productos de ciclos cortos, y las comunicaciones están al 85,6 por ciento.

El 89 por ciento de la población disfruta del abastecimiento de agua, ya que 168 estaciones de bombeo de las 206 dañadas fueron recuperadas. Aún se mantienen las labores de saneamiento.

Según explicó Jorge Cuevas Ramos, presidente del Consejo de Defensa en Las Tunas, aún hay 565 personas evacuadas en los centros de protección y se prioriza la reconstrucción de viviendas perjudicadas.

Al compás del esfuerzo

Francisco Silva Herrera, vicetitular del Ministerio de Comercio Interior, ofreció detalles en el espacio radiotelevisivo sobre el inventario de estragos que ocasionaron los eventos naturales en las instalaciones de ese sector, y los esfuerzos para cambiar el panorama.

Alrededor del 14 por ciento de las entidades del sistema de Comercio Interior fueron afectadas, más del 40 por ciento de los establecimientos en Pinar del Río, Camagüey y Las Tunas están dañados y el 70 por ciento de los de la Isla de la Juventud se suman al cómputo de afectaciones.

Un total de 167 000 toneladas de alimentos, gracias a la movilización previa al paso de los huracanes, fueron resguardados en lugares seguros.

Daños elocuentes también ocasionaron Ike y Gustav a más de 2 640 bodegas y 555 unidades de servicios, entre las que se incluyen 71 talleres del Programa Energético. Se unen además a la lista reconstructiva 69 naves de alimentos.

El MINCIN diseñó inmediatamente un plan para asegurar la continuidad de las operaciones de la cadena puerto-transporte-economía interna, devolver la vitalidad de la red de bodegas y continuar brindando servicios en los talleres del Programa Energético.

«Unas 804 bodegas fueron reubicadas, algunas en casas de familias; se le ha dado prioridad a los centros de elaboración de la merienda escolar que dan servicio a 352 000 estudiantes y trabajadores de Secundaria Básica, así como al Sistema de Atención a la Familia, y a la elaboración de alimentos para la población evacuada», apuntó Silva.

También en los días siguientes a los huracanes, en los territorios afectados se elaboraron 430 000 comidas diarias para los damnificados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.