La juventud presente en las tareas recuperativas - Cuba

La juventud presente en las tareas recuperativas

Autor:

Juventud Rebelde

No es consigna vacía que las nuevas generaciones están dispuestas a hacer lo que la Revolución necesite. El enunciado se convierte en hecho palpable en estos días difíciles para el país

Unos 210 jóvenes, convocados a realizar su aporte a la producción de alimentos en la Isla de la Juventud, debutaron como miembros de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) como parte de los más de 60 000 que ingresan este año en todo el país.

Conscientes del importante rol que le toca desempeñar a la juventud pinera hoy, y motivados por la necesidad de recuperarse de las afectaciones tras el paso de Gustav y Ike, Angélica María Santiesteban Padrón, presidenta de la organización estudiantil en el territorio, reveló a este diario que todos los primeros sábados y domingos de cada mes, les corresponde a los estudiantes universitarios apoyar la producción de alimentos.

«Para estos días la organización convocó a cien estudiantes que, asesorados por los trabajadores de la UBPC Capitán Lawton, trabajarán en la siembra de cultivos de ciclo corto, limpia y chapea, a fin de garantizar calidad en la tarea; además, los compañeros nos enseñan el valor de nuestra contribución», acotó.

En ese sentido la Unión de Jóvenes Comunistas del territorio reorganizó sus fuerzas y sectores en aras de cubrir, con la misma cantidad de jóvenes, las actividades productivas los fines de semana.

Angélica María informó que a causa del paso de los huracanes, la Isla se retrasó en el inicio del proceso eleccionario, aunque 86, de las 126 brigadas del territorio, han realizado las reuniones que se prevé concluyan este viernes. Los resultados se darán a conocer el día 10 de octubre.

«Este proceso se realizará del 20 al 26 del corriente en los centros municipales del MINED, INDER y MINSAP, que aumenta sus sedes a cinco al incluir al Centro de Higiene y Epidemiología con tres brigadas.

«En las sedes del MES no contamos con estudiantes de la FEU debido al vínculo laboral total o parcial que se aplica desde el curso escolar anterior, aunque se comprobará in situ, en aras de incorporar a los que no estén vinculados a centros de trabajo y quieran pertenecer a la organización», precisó.

Por otra parte, alumnos de primer año de la filial del Instituto Superior Pedagógico Carlos Manuel de Céspedes apoyan la reconstrucción de la residencia estudiantil que alberga a los más de 40 constructores que acometen la tarea.

«Todos los estudiantes participan en las tareas de recuperación en cada uno de los centros seriamente afectados, en actividades como la recogida de escombros, traslado de ventanas y la organización de los locales», dijo.

«También se creó una brigada de 43 estudiantes, distribuidos en todos los Consejos Populares del territorio, para trabajar en el saneamiento antivectorial. De igual manera, alumnos de Ciencias Médicas hicieron la pesquisa febril y la desratificación», subrayó. (Roberto Díaz Martorell)

Presencia juvenil

A muchos les falta la experiencia de los asiduos trabajadores o productores, pero ello no ha impedido la masiva incorporación de la juventud pinareña a las tareas de la recuperación en la casi totalidad de los sectores económicos de la provincia.

Se les encuentra dondequiera y en disímiles misiones que van desde la siembra de cultivos de ciclos cortos, recogida de café, rescate de las instalaciones docentes y deportivas, construcción de viviendas, hasta dando luz donde aún prima la oscuridad.

Quizá no rindo como un obrero habitual, pero soy útil en la recogida de café; mi esfuerzo impide pérdidas y eso vale, comenta Miriam González, mientras que Raúl Martínez confiesa que los huracanes le hicieron vencer el miedo a las alturas con la ayuda que brindó a los vecinos en el techado de las viviendas.

Pedro Echevarría calmó el dolor de sus espaldas tras haber contribuido al traslado de varios productos de una bodega hacia un local seguro, y Yohanny Pérez nunca pensó ser tan eficiente en el organopónico. «Antes me preocupaba por comprar las hortalizas y consumirlas, ahora por cultivarlas, esa es la prioridad de estos tiempos».

No son ellos los únicos, muchos son los ejemplos cuando se recorre cada palmo de la tierra pinareña y hasta de toda Cuba. Yosvany A. Montano, presidente de la FEEM en Pinar del Río, explicó que diariamente movilizan unos 12 000 educandos, en horarios alternos de la docencia, hacia la producción de alimentos, saneamiento de la comunidad, Consejos Populares y hacia donde sea necesario el esfuerzo de esta fuerza joven.

Informó que bajo la divisa «La FEEM soy yo» se realizará el ingreso de miles de jóvenes a la Organización el próximo 6 de octubre, y estará antecedido por intensas jornadas voluntarias, en correspondencia con las prioridades de cada territorio, y como siempre se caracterizarán por la firmeza y esa gran responsabilidad de aportar a la Patria.

Simultáneamente desarrollan el proceso eleccionario a nivel de base, el cual se prevé concluya a finales del presente mes para, posteriormente, efectuarlo a los niveles municipal y provincial.

Los pinareños estamos conscientes de que del esfuerzo individual y colectivo depende el progreso de Pinar del Río, y la juventud está convocada, no habrá que esperar por ella, concluyó. (María Bárbara Hernández)

Rescatar mi escuela

Estudiantes y trabajadores de los politécnicos Primero de Mayo y el de Informática participan en la recuperación de centros educacionales afectados por los huracanes en el municipio de Pinar del Río.

Estudiantes del politécnico Primero de Mayo apoyan a constructores de Ciudad de La Habana en la recuperación de la escuela especial Antón Makarenko. Foto: Santiago Calero Un ejemplo de ello tiene lugar en la escuela especial Antón Makarenko, en la que una brigada de 50 constructores de la Unidad Presupuestada de Mantenimiento y Reparación de Escuelas de Ciudad de La Habana cuenta con el apoyo de 27 estudiantes de la especialidad de Electricidad del politécnico vueltabajero Primero de Mayo.

El techo de fibras de la Antón Makarenko voló con los vientos, y su carpintería fue severamente dañada, pero, entre habaneros y pinareños, el centro, que estaba en planes de reparación para el 2009, quedará como nuevo, incluso hasta con los baños en el interior de los dormitorios.

Dyan García Valdés, profesor del politécnico Primero de Mayo, declaró que los alumnos laboran en lo que haya que hacer, desde raspar paredes con espátula hasta cargar bloques, tejas y escombros.

Ángel López Mirabal, director provincial de Educación, significó el apoyo decisivo a las tareas recuperativas de estudiantes, trabajadores del sector y de la comunidad, activada por los consejos de padres en las zonas perjudicadas.

En Vueltabajo ya fueron recuperadas 135 escuelas. Numerosas alternativas se aplican para el desenvolvimiento del curso escolar, y a pesar de la envergadura de los perjuicios solo seis permanecen sin funcionar, aunque se trabaja para que lo hagan en el menor tiempo posible. Una de ellas es la secundaria en el campo Otto Barroso, en Marbajita, La Palma, cuyos techos fueron destrozados y tiene una matrícula de más de 500 estudiantes de ese municipio y también de Bahía Honda.

Destacó el directivo que el país prioriza al sector a sabiendas de que de él depende en buena medida la estabilidad de la familia, sobre todo de aquellas que sufrieron daños en sus hogares. (Zenia Regalado)

Campo joven

La inauguración en Cienfuegos del campamento juvenil El Mamey, destinado a la recogida de café y siembra de plátanos en El Escambray, fue el primero de tres de este tipo previstos para entrar en funcionamiento antes del 10 de octubre.

Los otros dos, cuya apertura será en un plazo inminente, están en los bastiones agrícolas de Horquita y Sabanita.

Cerca de 90 jóvenes permanecerán con carácter permanente allí, por espacio de 15 días, y en un plazo que cubrirá hasta el mes de diciembre, informó Yolexsi García, miembro del Buró Provincial de la UJC a cargo de la esfera.

Los muchachos que comenzaron a rotar proceden, básicamente, de la Federación Estudiantil Universitaria.

Estos campamentos juveniles constituyen un hecho inédito en la historia de la UJC aquí durante los últimos lustros, enfatizó a JR su primera secretaria en el territorio, Yuliet Fernández Bermúdez.

La dirigente destacó la decisión del estudiantado cienfueguero de respaldar la producción alimentaria y la recuperación del país de los daños infligidos por los recientes eventos meteorológicos, en todos los ámbitos.

Prueba de ello es que a partir de esta semana, cada día y con punto de partida del Comité Provincial, un centenar de miembros de la Federación Estudiantil Universitaria se mueve hacia tareas de la agricultura urbana o siembra de diferentes renglones.

Suselys Morfa González, miembro del Buró Provincial de la UJC, significó al apoyo brindado a la idea por los estudiantes universitarios de los diferentes centros de Educación Superior del territorio.

Enfatizó que ellos marchan hacia estas tareas agrícolas a partir de un análisis de distribución coherente de las fuerzas, e incluso está decidida la posposición de clases del programa lectivo, en correspondencia con lo que se demande.

Este domingo acudirán 2 500 jóvenes del universo estudiantil y obrero hacia la plantación de chopos en las montañas. (Julio Martínez Molina)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.