Entrega la Unión de Jóvenes Comunistas en Guantánamo ayuda solidaria

Autor:

Lisván Lescaille Durand

El donativo incluye decenas de piezas para uso doméstico, ropa, calzado y materiales escolares para contribuir a paliar los daños que causaron los huracanes Gustav y Ike

Baracoa, Guantánamo.— Solidaridad no es dar lo que nos sobra, sino compartir lo que tenemos. Ese precepto, tantas veces practicado por los cubanos, encontró cabal ejecutoria en este sitio agraciado por la naturaleza, donde Ike también hizo de las suyas.

El rostro joven de la solidaridad anduvo nuevamente entre las ruinas de la devastación y el empeño por recuperarse de los baracoenses, cuando hasta el Consejo de Defensa Municipal (CDM) llegó una valija con decenas de piezas para uso doméstico, ropa, calzado y materiales escolares para contribuir a paliar los daños que causó el evento climatológico.

El donativo se engrosó con los aportes de cientos de militantes de la UJC de los restantes nueve municipios de la provincia, cuyo gesto de desprendimiento fue admirable, según dirigentes de la Organización.

Tales muestras de altruismo en las horas difíciles de sus compatriotas podían describirse desde el sentir de los pioneros de la ESBU Eduardo Ortega Rodríguez, quienes acompañaron sus paquetes con palabras como: «Nadie será desatendido», o el consuelo de que «Aquí el daño mayor fue a los árboles, el café y al tendido eléctrico, pero ya nos recuperamos; todas las noches pienso en su sufrimiento», como escribiera la pionera Yarisleidis Ríos Ramírez, de Palenque, en Yateras.

Por eso fueron entendibles las lágrimas de Ruber Bauta, de 29 años y natural de Nibujón, donde el mar, azuzado por Ike, resultó letal para las viviendas. El muchacho cumplía su tarea de primer secretario de la UJC en el municipio de San Antonio del Sur, cuando el fenómeno dejaba en pie solo una pared en la casa de sus padres y hermanos.

«Pude encontrar un tiempo, a los pocos días, para irme hasta Nibujón a ayudar a mi familia y a otros en aquel Consejo Popular, limítrofe con Holguín. Este gesto de mis compañeros tiene un valor excepcional».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.