No hay epidemias en Cuba a pesar de la situación creada por los huracanes

Autor:

Juventud Rebelde

A pesar de la compleja situación de salud creada tras el paso de los huracanes, en el país solo se han presentado algunos casos aislados de conjuntivitis y de leptospirosis

A 40 días del azote del huracán «Gustav», que fue seguido por el «Ike», en que los riesgos de enfermedades se incrementaron considerablemente en más de 30 municipios de la nación, no hay ninguna epidemia en el país, y solo se han presentado algunos casos aislados de conjuntivitis y de leptospirosis, como en otros momentos sin huracanes.

Este resultado se debe a que el sistema de salud cubano está alerta y preparado para la vigilancia de los casos febriles, aseguró el doctor Luis Estruch Arcaño, viceministro del MINSAP, al intervenir en la Mesa Redonda Informativa de este jueves, dedicada a comentar sobre la estrategia del país en la Higiene y la Epidemiología.

El especialista resaltó que la no existencia de epidemias es un logro que significa mucho, cuando se sabe que en la región hay dengue, conjuntivitis, fiebre amarilla, entre otras enfermedades infecciosas transmisibles.

«De los más de medio millón de trabajadores de la salud que tiene Cuba en sus 10 000 unidades, pasan de 80 000 los que laboran en la Higiene y la Epidemiología, en más de 50 programas de promoción y prevención de salud».

Dijo que las fuerzas están trabajando fuertemente en situación de vigilancia, inmersos en treinta convenios bilaterales con otros ministerios y en más de 200 proyectos internacionales.

«Por ejemplo, en Cuba no hay gripe aviar, ni fiebre por el virus del Nilo Occidental, pero estamos preparados para enfrentarlos», acotó.

«El sistema de salud, luego de los dos huracanes, está activado como nunca en todos los lugares y pudieran verse deficiencias en sitios puntuales, pero el propio pueblo debe preocuparse por su salud, mientras el Estado en su conjunto —no solo el MINSAP— pone lo suyo en beneficio de la salud de nuestros compatriotas», enfatizó el doctor Estruch.

El doctor Gustavo Kourí Flores, director del Instituto de Medicina Tropical «Pedro Kourí», explicó que las enfermedades infecciosas o transmisibles son las que más muertes provocan en el mundo, con unas 14,9 millones por año, aunque la mayoría de esos fallecimientos pueden prevenirse.

El doctor Miguel Ángel Galindo Sardiñas, jefe del Programa Nacional de Vacunación del MINSAP, dijo que hoy Cuba emplea en sus niños 11 vacunas que los protegen contra 13 enfermedades y antes de cumplir los 15 años, los pequeños ya han recibido 23 dosis vacunales que los protegen para su futuro.

«Mediante este sistema hemos eliminado la poliomielitis, la difteria, la tos ferina, el sarampión y la rubéola. Y también empleamos otras vacunas que protegen a los grupos de mayor riesgo contra la leptospirosis, la rabia humana y la gripe», comentó.

«Con ellas se han evitado, por ejemplo, 22 500 muertes por hepatitis y parotiditis o que 2 500 niños padezcan de ceguera, sordera y otros males. Por eso solamente está justificado que el país invierta cerca de 70 millones de dólares al año», afirmó el doctor Galindo.

Enfatizó en que la Organización Mundial de la Salud y la Oficina Panamericana de la Salud tienen un alto concepto de los médicos y científicos cubanos.

«Luego de los dos huracanes, trabajamos con rigor en la protección vacunal contra leptospirosis, tifoidea y tétano», anunció finalmente el doctor Galindo.

Por su parte, el doctor Mariano Bonet Gorbea, director del Instituto de Higiene, Epidemiología y Microbiología expresó que ahora se impone que, aparte de la protección que brinda el país, cada persona se autoproteja, hierva el agua, lave bien los alimentos, se limpie las manos para manipularlos y acuda al médico si presenta estado febril o alguna otra sospecha de enfermedad.

«Nuestros institutos permanecen vigilantes por si penetra en el país alguna enfermedad, pero es importante que la población dedique una estrecha vigilancia, por ejemplo, al mosquito Aedes aegypti», argumentó el doctor Bonet.

En la Mesa redonda también se informó que hoy Cuba solo tiene un indicador de mortalidad infantil de 4,8 por cada mil nacidos vivos, tasa mucho mayor que la alcanzada en igual período del año anterior.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.