El curso escolar sortea dificultades tras paso de los ciclones - Cuba

El curso escolar sortea dificultades tras paso de los ciclones

Autor:

Margarita Barrios

Los centros educacionales de 93 543 estudiantes fueron afectados por Ike y Gustav. Medidas alternativas permitieron continuar el proceso docente, aunque existen dificultades

Más de 5 400 escuelas fueron dañadas por el paso de los ciclones Ike y Gustav en el país. Aunque se buscaron diversas alternativas para que los estudiantes comenzaran sus clases entre el 15 y el 16 de septiembre, la situación es aún compleja en algunos territorios.

Francisco Fereira, viceministro primero de Educación, explicó en conferencia de prensa realizada la víspera que el monto total de las pérdidas fue de siete millones de pesos, de estos aproximadamente la mitad en CUC.

«El país cuenta con 13 200 escuelas, y resultaron afectadas total o parcialmente más del 40 por ciento. De algunos centros no quedó nada, otros tuvieron daños en algunas de sus instalaciones, y también se averiaron medios de enseñanza».

Con esa situación se afectaron 93 543 estudiantes. Para no retrasar más el reinicio del curso se habilitaron espacios en viviendas y otros locales de las comunidades; se reagruparon los alumnos en aulas multigrado y se hicieron reajustes de horario.

Fereira señaló que todavía hay 26 centros que albergan a 3 235 personas evacuadas, lo cual afecta a 10 000 estudiantes. Mientras, 23 escuelas, con matrícula total de 8 638 alumnos en las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Pinar del Río y Sancti Spíritus, no han podido reiniciar aún el curso.

Fereira puntualizó que la falta de fluido eléctrico en la Isla de la Juventud compromete particularmente la enseñanza secundaria básica, debido a la necesidad de utilizar el programa audiovisual, por lo cual se está tratando de colocar a los estudiantes en zonas donde esté restablecido ese servicio.

«La catástrofe fue muy fuerte en el sector educacional —afirmó—, y aunque se tomaron todas las medidas para resguardar la base material de estudio en lugares que en ocasiones anteriores fueron seguros, esta vez la fuerza de los vientos, las inundaciones y las lluvias los vulneraron».

El Viceministro precisó que se han recibido recursos del Estado para restañar los daños, algunos como parte de las donaciones realizadas por diversos países e instituciones al Gobierno de nuestro país, así como de donaciones directas para la educación, como es el caso de las realizadas por UNESCO y UNICEF.

Precisó el funcionario que no se puede obviar el hecho de que 20 823 trabajadores del sector han sufrido daños en sus casas; algunos las han perdido totalmente, e incorporarse al trabajo es para ellos una labor heroica si tienen a toda su familia evacuada.

Fereira destacó que no se puede obviar que a estos daños se unen las dificultades que, como resultado del bloqueo, enfrenta Cuba cada año para llevar adelante el programa nacional de educación.

Lo que se ha dejado de invertir en el sector por esta causa redundaría en una calidad mayor de la educación, mejores medios para impartir las clases y centros educacionales más duraderos y seguros, afirmó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.