Celebran 85 años del Primer Congreso de Estudiantes

Con este acto comienza un homenaje a personalidades que hicieron brillar a nuestras universidades

Autor:

Como temprana expresión de los valores unitarios de nuestra juventud, calificó al Congreso Estudiantil de 1923, Adalberto Hernández, presidente de la FEU. Foto: Roberto Meriño «Estamos hoy ante un hecho que es mezcla de los mejores valores unitarios y democráticos de Guáimaro y Jimaguayú; lleno del ímpetu y la rebeldía de Baraguá», expresó este jueves Adalberto Hernández Santos, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), en el acto central por el aniversario 85 del Primer Congreso Nacional de Estudiantes.

La celebración, que tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, recordó aquellas jornadas de valentía y patriotismo del 15 al 23 de octubre de 1923, cuando Julio Antonio Mella y 128 delegados de diferentes enseñanzas condenaron al imperialismo y los mecanismos de intervención yanqui que violaban la soberanía cubana.

Aquellos jóvenes abogaron por la necesidad de crear una federación que agrupara a los estudiantes cubanos, idea de la cual nacería la FEU, así como una Universidad Popular para obreros y sus familias.

Durante la conmemoración también se reconoció la labor desempeñada por antiguos líderes universitarios, entre ellos un grupo de combatientes del Directorio Revolucionario 13 de Marzo encabezados por Faure Chomón, a los cuales se les otorgó la medalla 280 Aniversario que confiere la Universidad de La Habana.

Rubén Sardoya, rector de esa institución, comentó que con este acto comienza un homenaje a personalidades que hicieron brillar a nuestras universidades, y agradeció la trayectoria de estos y otros compañeros que hicieron historia.

Al encuentro asistieron además Alba Rosa Hernández Matos, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, así como miembros del Consejo Nacional de la FEU y estudiantes de esta organización y de la FEEM.

Doctorado Honoris Causa

El Doctor Carlos Borroto Nordelo recibe el abrazo de sus compañeros. Foto: Luis Raúl Vázquez Muñoz Ciego de Ávila.— El subdirector del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Doctor Carlos Borroto Nordelo, recibió el primer Doctorado Honoris Causa, que otorga la Universidad de Ciego de Ávila General Máximo Gómez Báez.

El acuerdo de la dirección de la alta casa de estudios avileña se respalda con el historial del destacado científico, quien fuera fundador del centro, uno de sus rectores y hoy es a su vez uno de los expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Este primer Doctorado Honoris Causa se entrega en ocasión del aniversario 30 de la universidad avileña, contexto en el cual se entregó además la condición de Profesor de Mérito a los doctores Nancy Caridad García, Albis Mujica Cervantes y José Arturo Brydson Bonora.

Otro grupo importante de investigadores y docentes recibieron el escudo del centro, distinción entregada al Doctor Juan Vela Valdés, ministro de Educación Superior y al Secretario General de la CTC, Salvador Valdés Mesa, quien cursó estudios en la Universidad de Ciego de Ávila. (Luis Raúl Vázquez Muñoz)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.