Flores al incomparable Camilo Cienfuegos

Autor:

Juventud Rebelde

La enorme columna de uniformados y pueblo desafió la furia de las olas para recordar el aniversario 49 de la desaparición del legendario revolucionario cubano

El acto central de peregrinación por el aniversario 49 de la desaparición del legendario Comandante Camilo Cienfuegos se realizó en la Plaza de la Revolución José Martí, a las cuatro de la tarde de este martes, presidido por los miembros del Buró Político Pedro Sáez Montejo, primer secretario del Partido en Ciudad de La Habana, y el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, Héroe de la República de Cuba y viceministro jefe del Estado Mayor General de las FAR.

En la presidencia se encontraba también el miembro del Comité Central y general de división Carlos Fernández Gondín, viceministro primero del Ministerio del Interior.

Participaron jefes principales de las FAR y el MININT, dirigentes del Partido, el Gobierno, la UJC y de las organizaciones estudiantiles y de masas, así como oficiales y combatientes de las FAR y del MININT, Camilitos, trabajadores civiles de ambas instituciones y pueblo en general del municipio de Plaza y de barrios colindantes de los municipios de Centro Habana, Cerro, La Habana Vieja y Boyeros.

La solemne ceremonia se inició con el Toque de Atiendan Todos y las notas del Himno Nacional, ejecutados por las bandas unidas de las FAR y el MININT.

Le siguió la joven segunda suboficial del MININT Zuleidis Delgado Lescay, que cantó Cuando te encontré, de Pablo Milanés, y seguidamente usó de la palabra la alumna de duodécimo grado de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, Rujaine Iglesias Ramírez, única oradora del acto.

«No ha habido en esta guerra de liberación un soldado comparable a Camilo», expresó la camilita, citando la definición que el Comandante Ernesto Che Guevara diera de su compañero del Granma, de la Sierra Maestra y de los primeros meses del triunfo revolucionario.

«Camilo —agregó la joven— es y será siempre paradigma y guía de la Revolución Cubana»... «Vamos bien, Camilo», apuntó, y comentó que cada cubano es partícipe de esta gesta iniciada en 1868 y que no ha terminado.

«No te defraudaremos, ni a ti ni a todos los que dieron la vida por la Revolución», dijo y recordó los versos de Bonifacio Byrne que tanto le gustaban al Héroe de Yaguajay, para al final convocar a marchar hacia el Malecón «a rendir tributo a Camilo y lanzar al mar la flor de siempre».

La enorme columna de uniformados y pueblo desafió la furia de las olas en la intercepción de G y Malecón, tradicional sitio de la ofrenda a Camilo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.