Cálido encuentro de Raúl y Hu Jintao con estudiantes chinos - Cuba

Cálido encuentro de Raúl y Hu Jintao con estudiantes chinos

Destaca el mandatario asiático la atención brindada por su homólogo cubano y Fidel a las condiciones de estudio y vida de los jóvenes becarios de su país

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

Hu Jintao y Raúl coincidieron en la fuerza de los proyectos de cooperación educativa entre China y Cuba. Fotos: Roberto Meriño Cuba graduará a más de 5 000 estudiantes chinos en el período de 2006 a 2011, informó este martes Hu Jintao, presidente de la República Popular China, en la visita que efectuó a Ciudad Tarará, junto al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz.

En un cálido encuentro de ambos mandatarios con estudiantes del país asiático, Hu Jintao afirmó que este proyecto de intercambio educativo ha sido planteado y promovido por el propio compañero Fidel Castro, quien, junto con Raúl, presta mucha atención a las condiciones de vida y estudio de los jóvenes chinos, y expresó el agradecimiento de su gobierno y su pueblo a las autoridades y al pueblo cubanos, así como a los profesores que participan en la instrucción de los alumnos de su país.

Este es el mayor proyecto de intercambio educativo luego del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Cuba, y es también una muestra del desarrollo de la amistad y la cooperación entre ambos países, dijo el mandatario asiático en un acto político-cultural celebrado en el centro educativo donde actualmente viven y estudian aproximadamente 1 130 jóvenes chinos.

Cuba fue el primer país latinoamericano en aceptar alumnos de la República Popular China, y también el que mayor número de estudiantes ha recibido.

En su intervención, Hu Jintao destacó que tres de estos estudiantes, procedentes de la provincia china de Sichuán, acompañaron a la brigada médica cubana que viajó a la nación asiática para participar en las obras de rescate y tratamiento de los heridos en el terremoto de mayo pasado, y que se involucraron tambien en el trabajo de reconstrucción de las zonas damnificadas.

El mandatario chino recalcó que este es un ejemplo de cómo se puede servir a la patria cuando se cuenta con una vocación de compromiso y con los verdaderos conocimientos.

En este sentido, el distinguido visitante exhortó a los estudiantes de su país a que aprecien la oportunidad de estudiar en Cuba y que se armen de los conocimientos científicos y culturales necesarios para convertirse en personas útiles a su patria.

Igualmente les convocó a que mostraran la fisonomía de la espiritualidad de la nueva juventud china y engrandecieran sus mejores costumbres a través del respeto y la solidaridad.

Espero que ustedes puedan convertirse en mensajeros del incremento de la amistad entre ambos pueblos, dijo el presidente ante unos 330 estudiantes chinos participantes en el acto político cultural, en representación de los más de 1 900 educandos que se encuentran en la Isla, distribuidos en Tarará y Cojímar, en la capital; en la Facultad de Ciencias Médicas de Jagüey Grande, en Matanzas; y en la escuela Santiago Figueroa, del municipio habanero de San Antonio de los Baños.

Un homenaje a China

Raúl clausuró la cita, y para sorpresa de todos, lo hizo entonando una canción en idioma chino aprendida durante su juventud, mientras Hu Jintao firmaba el libro de visitas como constancia de su ilustre presencia en el centro educativo para las actuales generaciones de becarios chinos que estudian allí y para las próximas que vendrán.

El líder cubano explicó que se trataba de las únicas palabras que conocía en idioma chino, y que las había aprendido en Viena, cuando asistió a un congreso juvenil en 1953, en pleno apogeo de la Guerra Fría. En ese entonces tuvo la oportunidad de relacionarse con la amplia delegación china que asistió al evento.

«Como llegaron unos días antes, igual que yo, nos empezamos a enseñar canciones y de ahí nacen las únicas palabras en chino que conozco».

«(...) No tengo la memoria que tiene Fidel, pero aún me acuerdo de esta canción», dijo Raúl, quien exhortó a los presentes a que lo acompañaran a cantar las notas, ayudado por los menos jóvenes.

El auditorio, identificado con las notas de Raúl, aplaudió fuertemente la iniciativa del presidente cubano, quien explicó que ese era un homenaje a la actuación de la joven Guang Xilu, quien acompañada por un dúo de guitarra y flauta compuesto por los estudiantes Zhang Zhu y Bie Geng, declamó en un español muy fluido el poema De qué callada manera, del poeta nacional cubano Nicolás Guillén; así como a un coro compuesto por otros 28 educandos que interpretaron La Guantanamera.

En el encuentro también estuvieron presentes José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Fernando Remírez de Estenoz, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Ricardo Cabrisas y José Ramón Fernández, vicepresidentes del Consejo de Ministros, y los titulares de Relaciones Exteriores y de Educación Superior, Felipe Pérez Roque y Juan Vela, respectivamente, entre otros dirigentes del gobierno cubano y miembros de la delegación china de alto nivel que acompaña al presidente Hu Jintao.

Construyendo puentes de amistad

Los jóvenes presentes en la cita representan a las distintas modalidades del programa como el curso intensivo de idioma español, el de perfeccionamiento del idioma y las carreras universitarias de Español, Medicina, Enfermería, Turismo, Pedagogía en Humanidades y en Psicología.

Rubén Zardoya, rector de la Universidad de La Habana, destacó la calidad humana de los jóvenes becarios. Hemos constatado —dijo— que no solo son inteligentes y alegres, sino también estudiosos, responsables, voluntariosos, disciplinados y con un sentido muy hondo del honor personal. Nosotros aprendemos de ellos tanto o más de lo que ellos aprenden de nosotros.

Al referirse a la misión encomendada por Fidel de construir puentes de amistad con China, el rector de la Universidad destacó que no existen nexos tan sólidos como los que se tienden sobre los cimientos de los principios, la cultura y la lengua compartida.

Zardoya también explicó que Cuba y China trabajan conjuntamente en la fundación del Instituto Confucio de la Universidad de La Habana, llamado a convertirse en un centro irradiador de la lengua y la cultura china en Cuba y en toda América Latina

No se trata de acciones aisladas sino de un sistema integrado de programas bien articulados entre sí, comentó Zardoya, quien enunció que los preceptos del programa son la exigencia, el amor y el rigor en la formación de valores.

El desempeño de nuestros estudiantes nos permite afirmar que muy pronto contaremos con un contingente de graduados universitarios muy bien formados profesionalmente y valiosos desde el punto de vista humano, solidarios y comprometidos con su pueblo, patriotas e internacionalistas, afirmó el titular de la alta casa de estudios.

De septiembre de 2006 a la fecha, han arribado a Cuba, 2 544 estudiantes chinos, a cursar estudios de idioma español.

«Nuestras puertas se abrirán siempre. No deje la juventud china de tocar a ellas», sentenció.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.