Realizan Asamblea Provincial de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media - Cuba

Realizan Asamblea Provincial de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media

Autor:

Lisván Lescaille Durand

Los delegados debatieron sobre el deber de estudiar, la preparación del dirigente, la necesidad de que sean los mejores quienes opten por carreras pedagógicas y otros temas cruciales

Esta vez la asamblea fue diferente, y ninguno de los que usaron la palabra la malgastaron en lucimientos verbales ni frases calcadas de mejores oradores; fueron directo a cada asunto donde los estudiantes de la Enseñanza Media y sus dirigentes identifican oportunidades para hacer mejor las cosas, más allá del reconocimiento por los avances en su desempeño.

«Hoy conocemos con más propiedad la organización, sus prioridades y procesos. Estamos más informados del acontecer nacional e internacional y ya no constituye un problema la conducción de los debates políticos. Sin embargo, debemos vencer la barrera de la superficialidad. La preparación debe abarcar un universo más amplio y profundo, que nos permita discutir sin reservas temas polémicos y difíciles», admitía el informe central al plenario, leído por el ratificado presidente de la FEEM en la provincia, Osmany Cantillo Trejo.

«A la hora del intercambio con el grupo, de enfrentarnos a situaciones que requieren de argumentos, de hacer el trabajo político-ideológico es cuando se demuestra si son o no eficaces el sistema de trabajo, los matutinos, las charlas educativas, la lectura de la prensa y el resto de las formas de prepararnos que instrumentamos», reflexionó, la estudiante Roxana Romero Rodríguez, presidenta en el IPVC de Guantánamo.

Y ese enfoque escudriñador de lo que falta por hacer prevaleció durante el intercambio de poco más de tres horas entre los 181 delegados, representantes de unos 20 000 estudiantes de esa enseñanza en esta provincia, quienes abordaron otros temas cruciales como el deber de estudiar, la preparación del dirigente, la necesidad de que sean los mejores quienes opten por carreras pedagógicas, la participación de las féminas en el servicio militar voluntario, y el aporte estudiantil en las tareas de la recuperación del país y la producción de alimentos.

La socorrida sentencia de que «el estudio es el primer deber de un estudiante», tocó fondo en la afirmación del estudiante Luis Ángel Tamayo: «Entonces la conciencia de ese principio la debemos tener sobre todo los dirigentes de la FEEM, quienes, en ocasiones, somos los menos ejemplares, con bajos promedios y resultados docentes, además de inasistencias a clases sin que medien tareas de la organización».

En este aspecto la FEEM puede contribuir con intencionalidad e intensidad, explicó una muchacha de Baracoa, para quien se requiere un mayor autocontrol del estudio, potenciar los encuentros de conocimientos, así como usar mejor los laboratorios y las bibliotecas.

Aunque Guantánamo exhibe un potencial en la formación de noveles maestros, muchos de los cuales prestan sus servicios en otras provincias, el debate no pasó por alto que todavía algunos reniegan de las especialidades pedagógicas. «La educación es una esencia de la Revolución, recordó Luis Torres, primer secretario del Partido en la provincia, y si los maestros de hoy nacen entre los mejores estudiantes, estaríamos garantizando el futuro», recalcó.

«Es momento de dar el paso al frente y no de pensar en la conveniencia personal», dijo una estudiante de Imías, quien dejaba claro que irse a enseñar en una escuela o prepararse para la defensa en una unidad militar eran cuestiones de honor para todos los estudiantes.

A convertir las ideas allí vertidas en realizaciones concretas, y «mantener el espíritu de debate en el grupo», instó Gretchen Gómez González, presidenta nacional de la FEEM, al concluir una asamblea emotiva y diferente empeñada, desde el inicio, en acortar el trecho entre lo dicho y lo que está aún por hacer.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.