Comenzó Venezuela la celebración por los 50 años de la Revolución Cubana

Afirmó Chávez tras imponer a Raúl el Gran Collar de la Orden del Libertador y entregarle la Réplica de la Espada de Simón Bolívar

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS, Venezuela.— El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, recibió este sábado el homenaje de Venezuela a «un ejemplar hijo de Bolívar», cuando su homólogo, el presidente Hugo Chávez le impuso el Gran Collar de la Orden del Libertador y le entregó la Réplica de la Espada del Libertador Simón Bolívar.

Luego de «estas fraternales emboscadas», Raúl, visiblemente emocionado, confesó que «esta inmerecida condecoración» y la espada del Libertador, «solo las acepto —y las dedico— por respeto a los cubanos que han caído defendiendo nuestros principios».

Minutos antes, el mandatario venezolano expresó que le entregaba tan altas distinciones como «símbolo de unidad, hermandad y de campaña por la independencia».

En nombre de este pueblo, hijos todos del Libertador, te la entrego a ti, Raúl, porque también eres un hijo de Bolívar, agregó.

Este emotivo instante, que colmó de aplausos el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, sirvió de antesala para que el homenajeado, más que hablar de sí, reflexionara sobre el impacto político, económico y social del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, un sueño hecho realidad que, por la voluntad de Fidel y de Chávez, acaba de cumplir ocho años.

Sobre el camino a recorrer de ahora en lo adelante, pidió celeridad «para concluir los proyectos en ejecución, y ello implica identificar aquellos obstáculos que puedan demorar la consecución de los objetivos propuestos».

Fue el Convenio entre nuestros países una de las iniciativas que impulsó la creación de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), un mecanismo de integración que, a juicio del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, «es una forma superior de asociación para nuestros países, un instrumento para que las naciones de América Latina y el Caribe puedan hacer frente al neoliberalismo, a la crisis, y pueda transitarse a sociedades más justas y equitativas».

En otro momento de su discurso, Raúl agradeció a nombre de Cuba, la solidaridad de Chávez y del pueblo bolivariano con la Revolución Cubana, así como el cariño y respeto por Fidel.

Muy a propósito de la Revolución Cubana y los 50 años que está a punto de celebrar, el jefe de Estado venezolano anunció que con esta primera visita oficial de Raúl, en su condición de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Venezuela comenzaba a celebrar los 50 años de nuestra Revolución.

«No es poco ni es cualquier cosa. Es, en todos los casos, la madre de las revoluciones que ahora mismo tienen lugar en el continente. Por su fortaleza, fuerza y liderazgo, la Revolución Cubana nos inspira huracanes de solidaridad, amores, compromiso, hermandad y la responsabilidad de luchar sin descanso por hacer realidad el sueño de nuestros próceres, de una Patria grande, de una América nuestra».

Por último, Chávez expresó que la visita de Raúl a Venezuela y los resultados de la IX Comisión Mixta entre nuestros dos países son ejemplos de verdaderos lazos de unión y de cómo pueden avanzar juntos dos pueblos, dos repúblicas, dos revoluciones, dos impulsos.

Cuente Cuba con Venezuela hoy, mañana y siempre, concluyó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.