Continúa su paso victorioso la Caravana de la Libertad - Cuba

Continúa su paso victorioso la Caravana de la Libertad

Autor:

Llegó a Sancti Spiritus, tras su paso por Ciego de Ávila, Camagüey y Las Tunas

A medio siglo del paso de la Caravana de la Libertad por tierras de la actual provincia espirituana, llegó hasta este territorio la bandera conmemorativa de la reedición del histórico acontecimiento, iniciativa de la UJC para revivir la marcha triunfante de los barbudos hacia la capital.

El estandarte es portado por un grupo de 50 espirituanos, integrados por estudiantes, combatientes, médicos internacionalistas, deportistas y trabajadores destacados.

Entre los momentos que reserva el programa para la reedición histórica se destaca, este martes, el encuentro de los caravanistas con el pueblo de la ciudad de Sancti Spíritus en una multitudinaria concentración en el Parque Serafín Sánchez, donde los habitantes de la villa escucharon el discurso de Fidel en la madrugada del 6 de enero de 1959. Como parte de la celebración las nuevas generaciones sostuvieron un intercambio con algunos combatientes, de los que realizaron el recorrido victorioso en aquella ocasión. Al encuentro asistió general de división Antonio Enrique Luzón Battle.

En tierra avileña

Cientos de avileños recordaron el paso del Ejército Rebelde por esta ciudad en la intersección de la Carretera Central con la calle Maceo, uno de los lugares donde pernoctó la Caravana de la Libertad.

La avanzada de la caravana rebelde entró a Ciego de Ávila en las primeras horas de la mañana del 5 de enero de 1959, y durante todo el día se mantuvo el paso de camiones y blindados con los barbudos, quienes entregaban balas y objetos personales a pedido de la población.

Cinco décadas después, en una mañana con brisa invernal, 50 avileños reeditaron el paso de la Caravana de la Libertad, al recibir en el poblado de Gaspar la bandera cubana de manos de los caravanistas procedentes de la provincia de Camagüey.

Esta vez los protagonistas de la marcha eran jóvenes estudiantes y trabajadores, héroes del Trabajo de la República de Cuba y un grupo de aquellos internacionalistas cubanos que vencieron los ataques de la UNITA en el poblado de Cangamba.

Los caravanistas, acompañados del Héroe de la República de Cuba, general de división An-tonio Enrique Luzón Battle, recorrieron el centro histórico de Ciego de Ávila, y en el cementerio de la ciudad depositaron una ofrenda floral en la tumba de Pedro Martínez Brito, vicepresidente de la FEU asesinado en 1958.

Yamila Cruz Padrón, primera secretaria de la UJC, en el territorio, confirmó la voluntad de la juventud cubana de continuar la obra de la Revolución, ante la población congregada en la intersección de la Carretera Central con Calle Maceo, donde en uno de sus extremos existió un expendio de combustible, en el que se abasteció la Caravana de la Libertad en 1959.

Relevo en Guáimaro

En el poblado de Guáimaro los agramontinos recibieron la bandera entregada por los tuneros para continuar la marcha de la Caravana.

En este territorio 50 niños, jóvenes y combatientes de la Revolución Cubana, recibieron el estandarte en el Parque de la Constitución.

En la agramontina Plaza de la Libertad se rememoró el recibimiento de los camagüeyanos a Fidel y los combatientes del Ejército Rebelde.

Las palabras de Fidel a los lugareños el 4 de enero de 1959 fueron recordadas por Jorge Sutil, primer secretario de la UJC en el territorio.

A la celebración asistieron, junto a cientos de camagüeyanos, Julio César García, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Camagüey, y Jesús García, presidente del Gobierno en el territorio.

La iniciativa juvenil, que reedita desde Santiago de Cuba hasta Pinar del Río el itinerario de la Caravana de la Libertad en su 50 aniversario, hizo escala anteriormente en Las Tunas, en medio de un extraordinario ambiente de patriotismo y fervor revolucionario.

Vítores en Las Tunas

El medio centenar de jóvenes holguineros arribó temprano en la mañana al poblado de Calixto, donde Ismael Cruz, primer secretario de la UJC en Las Tunas, recibió el estandarte de su homólogo de la tierra de Calixto García, para continuar la marcha rumbo a Camagüey.

Luego de un acto donde afloraron poemas y canciones, la comitiva tunera tomó carretera minutos después e hizo un alto en la entrada de la capital provincial, justamente en el sitio donde Fidel se detuvo para encontrarse con el comandante Manuel Fajardo, jefe de la Columna 12 del Ejército Rebelde, que había operado en la zona.

Allí, numerosos vecinos aguardaban por los nuevos caravanistas, quienes fueron recibidos con aplausos y vítores. La ocasión resultó propicia para que el combatiente Rafael Vázquez, testigo de aquellos hechos, se dirigiera a los presentes con verbo fogoso para recordar la trascendencia del triunfo de la Revolución.

La Plaza Martiana tunera acogió el acto político central, donde cobró altura el lirismo de Ya estamos en combate y recibieron diplomas de reconocimiento varios integrantes de la Caravana de la Libertad de 1959, de manos de Jorge Cuevas Ramos, primer secretario del Partido en la provincia, y de otros dirigentes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.