¿La crisis de las industrias «.com»? - Cuba

¿La crisis de las industrias «.com»?

Los problemas económicos que afectan al mundo también han llegado a la informática, provocando despidos masivos y una cada vez mayor concentración de empresas y nuevas tecnologías La red al día

Autor:

Juventud Rebelde

Fue en julio de 2008 cuando el pánico se hizo visible. Google, que hasta entonces se consideraba como una de las más jugosas inversiones en la Bolsa de Valores, vio desplomarse sus acciones, arrastrando consigo incluso a otras empresas del sector.

Por aquel entonces un articulista especializado en el ámbito de las finanzas se preguntaba con toda razón: ¿Si Google falla, en quién podemos confiar?

No se trataba de un entusiasmo desmedido o una magnificación de la importancia del famoso buscador de Internet. En realidad, desde su salida a Bolsa en el año 2007 Google se convirtió en una especie de bandera, en una muestra del éxito pujante de las industrias «.com», como se le conoce al sector de la informática y las nuevas tecnologías.

Solo entre octubre de 2007 y el mismo mes de 2008, el buscador aumentó su dominio del sector de los motores de búsqueda, pasando del 58 por ciento del mercado estadounidense a dominar el 63 por ciento. O lo que es igual, a ser una inversión segura en publicidad, atraer a pequeñas empresas interesadas en el desarrollo de software y a contratar a miles de trabajadores temporalmente para hacerle frente a su crecimiento.

El bajón fue mucho más escandaloso, justo porque en el primer trimestre de 2007 el señor buscador había acabado de reportar un crecimiento del siete por ciento en sus ingresos, que rondaron los 5,19 billones de dólares, con un aumento del 42 por ciento en comparación con el primer trimestre de 2008.

Pero el supuesto gigante cayó en la Bolsa, y el estrépito ha hecho temblar al mundo tecnológico.

Atrás a los quince

Los rumores de que Google podría estar preparando las cartas de despido de parte de sus 10 000 empleados temporales, son una señal de que incluso esta empresa de éxito envidiable es sensible a la crisis económica mundial.

Son, además, una mala señal para el sector tecnológico, con empresas acostumbradas a contratar trabajadores temporalmente para determinados proyectos, y estos a saltar de una iniciativa a otra de acuerdo a sus intereses y los dividendos que les ofrezcan.

Este modelo de empleo semilibre, muy común en el sector de los informáticos, podría venirse abajo con las carencias económicas, que han aprovechado muchas empresas para exigir el mismo trabajo por menos paga, o el doble del trabajo por la misma paga.

Si la crisis de las «.com» fuera exclusiva de Google todavía la alarma no sería tan peligrosa. Pero es que varios monstruos de la informática también han comenzado a parpadear ante las bajas en sus ingresos, como es el caso del sitio de subastas eBay.

La caída de la cantidad de visitantes del espacio de compra y venta virtual no fue tan espectacular como alarmante. En octubre de 2007 registraba 54 millones de visitantes y en la misma fecha de 2008 apenas unos 49 millones. Sin embargo, confirmó la baja del comercio electrónico, la primera desde su aparición como forma de intercambio virtual, que ya en noviembre pasado registraba un descenso del cuatro por ciento a nivel mundial.

Recortes presupuestarios y de empleos se sucedieron también en otras empresas como Technorati, el motor de búsqueda conocido por su seguimiento de los blogs, que anunció el despido de una parte importante de su personal y una reducción del salario de los empleados (10 por ciento) y de los dirigentes (entre el 15 y 25 por ciento).

También en el sector del hardware o producción de equipos, los todopoderosos Intel, Hewlett-Packard, Apple Computer, Toshiba, Sanyo, Sony, Nokia, Motorola y otros han comenzado a ajustarse los cinturones, ante una recesión real que afecta la capacidad de compra de los usuarios, que ahora piensan primero en no perder la casa o asegurar la comida, antes que en tener la última computadora o celular que haya salido al mercado.

Un análisis muy fresco publicado en España por la consultora de IDC, especializada en la industria de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) e Internet, asegura que el sector mantendrá un crecimiento plano, e incluso ligeramente negativo en 2009, situación que se vería por primera vez en 15 años.

«Este podría ser el primer año de decrecimiento desde 1993», explicó el analista de la compañía Jaime García a la agencia Europa Press, y agregó que la reducción de costes, la pérdida de confianza y la innovación serán los principales ejes de la actual coyuntura económica.

La perspectiva para este año contrasta con el crecimiento del 5,7 por ciento el pasado, situación que IDC considera no podrá cambiar al menos hasta el 2010, cuando pronostica un crecimiento de al menos un dos por ciento, muy lejos del aumento de dos dígitos registrado en el mercado de las TIC en los últimos años.

Fuga de patentes

Aunque a todos les va mal, a algunos les va peor. Los grandes del sector han afrontado la crisis con la consabida fórmula de reducción de costes... a costa de despedir masivamente a sus trabajadores y aumentar la explotación de los otros.

Los hay que han optado por mudarse aceleradamente de país, trasladando sus bases de producción a mercados laborales más baratos, fundamentalmente en Asia, contribuyendo así a profundizar la difícil situación económica en países como Estados Unidos, donde ser programador ya no es una garantía de empleo seguro.

Otros, en cambio, han visto en la crisis una oportunidad de aumentar su poderío en el sector, absorbiendo a pequeñas empresas que no tienen cómo hacerles frente a los dilemas cotidianos que supone sobrevivir en el convulso ámbito de las finanzas.

Más allá de adquisiciones y fusiones gigantescas, como es el caso de la compra del portal de videos YouTube por Google, por debajo del subsuelo se está dando otro interesante y casi inadvertido fenómeno, pero igualmente monopólico: la compra de patentes.

Un artículo sobre el tema publicado por el periódico digital iProfesional.com asegura que la fiebre de las pequeñas empresas por vender patentes va desde Silicon Valley hasta Israel, y es una forma de adquirir dinero rápidamente ya sea para sobrevivir o para poder concentrarse en el desarrollo de productos y servicios más lucrativos.

El sitio pone como ejemplo el caso de VocalTec Communications, empresa israelí que reconoció haber vendido 15 de los 22 inventos de la compañía para reunir el dinero necesario para lanzar su programa principal, enfocado en la telefonía por Internet.

Otras empresas como Irvine Sensors, cuya tecnología de cámaras infrarrojas es usada por las fuerzas armadas de Estados Unidos, y TurfTrax, propietaria británica de patentes de monitoreo de carreras de caballos, también planean una venta de derechos ante la baja de sus ingresos.

Los números revelan que solo en Estados Unidos las solicitudes de traslado de propiedad intelectual aumentaron un 20 por ciento en la segunda mitad de 2008, en tanto en el Reino Unido la cantidad de solicitudes creció un 41 por ciento.

La mayoría de estas patentes negociadas, un 43 por ciento, están en manos de compañías tecnológicas, en tanto las empresas biotecnológicas y farmacéuticas representan un 32 por ciento, según un informe de la agencia Bloomberg.

Lo alarmante del fenómeno es que el desarrollo de muchos productos y servicios, así como las innovaciones del futuro, están cayendo como consecuencia de la crisis en cada vez menos manos, reforzando así el poder monopólico de las grandes compañías de la informática y las telecomunicaciones, que compran —a veces por una bagatela— los inventos que mañana revolucionarán la sociedad.

IBM, por ejemplo, en 2008 se convirtió en la primera empresa en lograr más de 4 000 patentes en Estados Unidos en un solo año, según un informe de la firma de investigación IFI Patent Intelligence.

El Gigante Azul registró un total de 4 186 patentes tecnológicas, superando con una amplia diferencia a sus rivales, Microsoft con 2 030 patentes, Intel con 1 776 y HP con 1 424. La segunda compañía en el ranking de patentes es Samsung Electronics, con 3 515, según el sitio iProfesional.com.

Inventos como un dispositivo inalámbrico que detecta la presencia de un niño en un asiento de seguridad para bebés; un método para que los ciegos puedan moverse utilizando identificación por radiofrecuencias, y una manera más barata de desarrollar nanotecnología para hacer chips son ahora propiedad de IBM, ya sea como consecuencia de su propio desarrollo o por haberlos comprado.

Mientras eso sucede, los presupuestos de propaganda no se han desinflado del todo, tratando de incentivar a los usuarios finales, quienes definitivamente son los que deciden los ingresos de los grandes con sus compras, a que adquieran lo nuevo del mercado.

Pese a la economía precaria de todos, la pérdida de empleos y el encarecimiento de la vida hace que cada vez sean más los que sueñan con comprar el último modelo de celular o la superpotentísima computadora, aunque sepamos que el bolsillo no da.

La red al día

UN NANOROBOT QUE PODRÍA REALIZAR OPERACIONES EN EL CEREBRO fue creado por científicos del Laboratorio de nanofísica de la Universidad Monash, en Clayton, Australia. El robot de 250 nanómetros de diámetro, equivalentes al grosor de dos o tres pelos, potencialmente podría ser capaz de operar el cerebro, gracias a su poderoso «motor», que le permite remontar a contracorriente los flujos sanguíneos. Todavía está por ver cómo circulará el nanorrobot y comprobar que este minúsculo aparato no se pierda por el organismo y pueda ser recuperado, para lo cual sus inventores planean colocarle un dispositivo que permita controlarlo a distancia... INTEL HA ANUNCIADO UNA REBAJA HASTA DEL 40 POR CIENTO DE SUS PROCESADORES, según un comunicado dado a conocer recientemente por la compañía, que busca así hacerle frente a la crisis en el sector informático. En el descenso de los precios se incluyen los Core 2 Quad Q9650, así como otros chips Core 2 Quad, microprocesadores de cuatro núcleos que se utilizan en las computadoras de escritorio de alto desempeño. Intel también anunció rebajas de sus procesadores Xeon para servidores y sus procesadores Celeron para dispositivos móviles, así como la próxima presentación de tres nuevos chips caracterizados por tener un consumo más eficiente de energía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.