Una librería para ciberlectores - Cuba

Una librería para ciberlectores

A leer en la red clásicos de la literatura cubana y universal convidan los Joven Club de Computación y Electrónica y el Instituto Cubano del Libro en la cita literaria que comienza en Ciudad de la La Habana el 12 de febrero

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Foto: Cortesía de los Joven Club ¿Cuántas veces ha deseado llevarse a su biblioteca particular un amplio volumen de clásicos de la literatura cubana y mundial, sin que le ocupe mucho espacio en el hogar? ¿Y qué hay de abrir el espectro, de buscar otras vías para leer títulos interesantes y hacerlo desde la pantalla de una computadora?

Los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) y el Instituto Cubano del Libro (ICL) se han confabulado para crear un gran «stand» digital. Para ello han integrado la informática a la estrategia de fomentar el hábito de la lectura en un proyecto que han llamado Lecturas en la red.

La idea inicial data de una década atrás, e inicialmente los JCCE la nombraron Biblioteca digital, cuyo acceso siempre estuvo a mano, durante todo el año, en cada una de sus instalaciones en municipios y comunidades del país.

«Empezamos con textos de temática científico-técnica, porque compete a nuestro perfil. Por la aceptación que tuvo, sumamos multimedias, libros, revistas, artículos, y conformamos una biblioteca más general», asegura a JR Evelyn Rodríguez Martínez, del área de Comunicación de la Dirección Nacional de esa institución.

Pero el «estreno» de Lecturas... en la Feria Internacional del Libro (FIL) se remonta a dos ediciones atrás cuando, en el Pabellón G 3 del complejo Morro-Cabaña, apareció el sui generis espacio.

«Resulta que este proyecto es una modalidad dentro del mundo de la literatura. Las personas, mediante el acceso a la tecnología, pueden descargar documentos y leer en la computadora, desde las instalaciones nuestras, o en la propia FIL», comenta Evelyn.

«Lecturas ... ha tenido gran aceptación por parte de los usuarios. Es un soporte que se ha ido consolidando y ya tiene una identidad propia. Lo hemos insertado en el Festival Universitario del Libro y la Lectura (FULL), La noche de los libros, en el verano; Lecturas frente al Mar y en el Prado, entre otros eventos.

«¿Qué hacen los ciberlectores esencialmente? La plataforma de Lecturas... tiene insertado los servicios de descarga de materiales. Allí aparecen la lista de Premios Nacionales de Literatura, enlaces a portales relacionados con el tema, la colección Biblioteca Familiar, bibliotecas del mundo, diccionarios, enciclopedias y recursos de la lengua.

«Desde allí se facilitan los sitios de escritores cubanos, revistas culturales, audiolibros, copia de textos en formato PDF, volúmenes dedicados a niños y jóvenes, y clásicos de las letras cubanas y universales. Asimismo, se suma una selección de autores y sus antologías.

«Del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau tenemos el concierto A guitarra limpia, la colección Palabra viva, y los premios de los Salones de Arte Digital.

«Pero Lecturas en la red no es un espacio estático, lo vamos enriqueciendo constantemente y hoy acumula una capacidad de 15 gigas de información».

—¿Qué novedades tendrá Lecturas... en la venidera FIL?

—Tendremos un sitio dedicado a la literatura histórica, porque existe un interés de la Unión de Jóvenes Comunistas, de los JCCE y del ICL, en que los niños y los jóvenes conozcan de la historia nacional.

«De Chile, País Invitado de Honor, habrá una representación en la red. Igualmente, los interesados podrán llegarse a las computadoras del Pabellón G 3 para ver el mapa de la Feria. Allí sabrán de la ubicación física de las librerías, las salas de presentación de libros y las exposiciones».

—¿Tienen estos «libros en la red» un valor monetario para los usuarios, como sucede con los de las librerías tradicionales?

—Todos los servicios que brindan los JCCE son gratuitos, y Lecturas en la red no es la excepción. Los usuarios solo deben llevar su dispositivo de almacenamiento digital (disco 3 ½, memoria flash, disco compacto), y con ellos adquirirán los textos que desean.

—¿Se verán espacios similares en otras sedes de la FIL?

—No solo estaremos en La Cabaña. Los que asistan al Pabellón Cuba podrán disfrutar también de estas posibilidades. Allí habrá una sala de navegación que permitirá acceder a este sitio.

«Además, Lecturas en la red está disponible para los cibernautas durante todo el año, en el dominio http://www.lecturas.jovenclub.cu . No es un servicio exclusivo para la Feria, es asequible para los que visiten los JCCE y para aquellos que tengan acceso a la red nacional desde cualquier lugar».

—¿Qué libros de ficción específicamente se podrán adquirir?

—Los organizamos alfabéticamente por autores. En nuestra colección de escritores cubanos no faltan las novelas de Alejo Carpentier y Gertrudis Gómez de Avellaneda, los cuentos de Onelio Jorge Cardoso, los escritos del padre Bartolomé de las Casas, y la obra de Roberto Fernández Retamar.

«Cuando, por ejemplo, exploramos en el archivo José Lezama Lima, aparecen sus cuentos y la novela Paradiso. De esa misma forma imagínense cuánta literatura de los demás autores podrán encontrar».

—¿Qué otras sorpresas han preparado para la Feria?

—Presentaremos multimedias de historia, de arquitectura y de corte científico-técnico, todas creadas por nuestros instructores. Además, ofreceremos la posibilidad de navegación por la red nacional.

«Los fines de semana en La Cabaña organizaremos juegos y concursos para los niños. Aprovecharemos la oportunidad que nos brindan los libros virtuales, de manera que los más pequeños colorearán digitalmente a los personajes de un cuento o descifrarán, con un breve párrafo leído por los instructores, a qué obra pertenece. Con ello también fomentamos, sin dudas, el hábito de la lectura».

Tradicional e interesante

Por segundo año consecutivo, la Feria Internacional del Libro, aprovechando la presencia de importantes investigadores, acogerá los días 17 y 18 de febrero un evento científico como parte de su Programa Académico. Esta vez estará dedicado a la salud (sus principales desafíos en el siglo XXI) y al medio ambiente (un acercamiento al fenómeno de los huracanes en Cuba).

Mientras tanto, el sello Científico-Técnico de la Editorial Nuevo Milenio presentará interesantes títulos como El Cerebro del Rey. Vida, sexo, conducta, envejecimiento y muerte de los humanos, de Noslac Acarín Tusell; Cómo alimentar al bebé, de Ileana Valmaña; Nadadores a contracorriente, de José Altshuler Gutember; Consideraciones sobre inteligencia emocional, de Cristóbal Martínez Gómez; Cambio climático: globalización y subdesarrollo, de Ramón Pichs Madruga; y Dejar de fumar. Recursos para vencer la adicción. Argumento para no establecerla, de Ricardo González.

Especial interés despertará Con las bases llenas: Béisbol, Historia y Revolución, de Félix Julio Alonso, título que ve la luz en saludo al aniversario 50 del triunfo de la Revolución, pero también otros como La sexualidad en la adolescencia. ¿Amiga o enemiga?, de Beatriz Torres; Las edades de la senectud, de Elsa Gutiérrez; ¿Qué nos hace ser humanos?, de Vicente Berovides Álvarez; y Talento, éxito y liderazgo, de Raquel Lorenzo García.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.