Símbolos nacionales de Chile - Cuba

Símbolos nacionales de Chile

Autor:

Juventud Rebelde

La Bandera

La bandera nacional de Chile, conocida como «La estrella solitaria», fue adoptada oficialmente el 18 de octubre de 1817. Está dividida horizontalmente en dos franjas: la superior es azul y blanca, mientras la inferior es roja. Sobre el cantón azul, se ubica una estrella de cinco puntas en color blanco.

El color azul representa el cielo y el Océano Pacífico, el blanco las cumbres nevadas de la Cordillera de los Andes, mientras el rojo simboliza la sangre derramada por los héroes nacionales en la lucha por la independencia. Estos colores se remontan además a las banderas utilizadas por las tropas mapuches durante la Guerra de Arauco contra la Conquista española, según los relatos de La Araucana.

Los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial del Estado chileno están representados en la estrella solitaria. Cada 9 de julio se celebra en Chile el «Día de la Bandera», en conmemoración de los 77 soldados que fallecieron en 1882 durante la Batalla de La Concepción, de la Guerra del Pacífico.

La Escarapela

La escarapela o cucarda de Chile, junto a la bandera y el escudo nacional, fue declarada como emblema nacional por Decreto Supremo el 18 de octubre de 1967. Posteriormente perdió su condición de emblema nacional con la redacción de la Constitución Política de la República de Chile (de 1980 y sus modificaciones), en la que en su segundo artículo se lee: «son emblemas nacionales la bandera nacional, el escudo de armas de la República y el himno nacional».

Confeccionada originalmente de tela, la cucarda es azul turquí en el centro, blanco en la segunda faja y roja la exterior, con una estrella de plata en el centro azul.

El Escudo

El Escudo de Armas de la República de Chile o Escudo Nacional de Chile fue oficializado el 26 de junio de 1834, durante el gobierno del presidente José Joaquín Prieto. Fue diseñado por el artista británico Carlos C. Wood Taylor.

El símbolo nacional está formado por un campo dividido en dos partes iguales: el superior de azul y el inferior rojo. El escudo está sostenido por unos tenantes o soportes animales: un cóndor y un huemul, que llevan en sus cabezas una corona naval de oro, y está coronado por un penacho de tres plumas, de colores rojo, blanco y azul, que se remonta a un símbolo de distinción que usaban en el sombrero los Presidentes de la República de Chile. Debajo, en los soportes, se ubica una cinta con el lema «Por la razón o la fuerza».

El Himno Nacional

El himno patrio data de 1847 y su compositor fue el poeta Eusebio Lillo, a quien el Gobierno de Chile le encomendó la creación del texto que debía reemplazar al que había sido el primer contenido de la Canción Nacional. El problema con el original es que se consideraba demasiado «antiespañol», por lo que se decidió mantener la composición musical y adaptar los nuevos versos. A pesar del cambio, el nuevo texto mantuvo la estrofa del coro original: «Dulce Patria recibo los votos.... ».

El primer himno nacional que corearon los chilenos fue creado en 1819 por el compositor y violinista Manuel Robles y el poeta Bernardo de Vera y Pintado. Las estrofas de esta primera versión se cantaron hasta 1828 cuando el ministro plenipotenciario en Inglaterra, Mariano Egaña, solicitó una nueva composición musical que acompañara a los versos de Vera y Pintado. La misión recayó en el compositor español Ramón Carnicer, quien en esa época se encontraba exiliado en Inglaterra.

Tuvo varios cambios hasta encontrar el equilibrio entre la composición musical y el texto. Primero se le cambió la musicalización sin variar el texto y luego, se modificaron los versos manteniendo la música.

Canción Nacional de Chile

(Letra: Eusebio Lillo, Música: Ramón Carnicer)

                    Coro (*) Dulce Patria, recibe los votos Con que Chile en tus aras juró Que o la tumba serás de los libres O el asilo contra la opresión.                      I Ha cesado la lucha sangrienta; Ya es hermano el que ayer invasor; De tres siglos lavamos la afrenta Combatiendo en el campo de honor. El que ayer doblegábase esclavo Libre al fin y triunfante se ve; Libertad es la herencia del bravo, La Victoria se humilla a sus pies.                                 II   Alza, Chile, sin mancha la frente; Conquistaste tu nombre en la lid; Siempre noble, constante y valiente Te encontraron los hijos del Cid. Que tus libres tranquilos coronen A las artes, la industria y la paz, Y de triunfos cantares entonen Que amedrenten al déspota audaz.                                          III   Vuestros nombres, valientes soldados, Que habéis sido de Chile el sostén, Nuestros pechos los llevan grabados; Los sabrán nuestros hijos también. Sean ellos el grito de muerte Que lancemos marchando a lidiar, Y sonando en la boca del fuerte Hagan siempre al tirano temblar.                     IV Si pretende el cañón extranjero Nuestros pueblos osado invadir; Desnudemos al punto el acero Y sepamos vencer o morir. Con su sangre el altivo araucano Nos legó por herencia el valor; Y no tiembla la espada en la mano Defendiendo de Chile el honor                          V Puro, Chile, es tu cielo azulado, Puras brisas te cruzan también, Y tu campo de flores bordado Es la copia feliz del Edén. Majestuosa es la blanca montaña Que te dio por baluarte el Señor, Y ese mar que tranquilo te baña Te promete futuro esplendor.                    VI Esas galas, ¡oh, Patria!, esas flores Que tapizan tu suelo feraz, No las pisen jamás invasores; Con tu sombra las cubra la paz. Nuestros pechos serán tu baluarte,  Con tu nombre sabremos vencer, O tu noble, glorioso estandarte, Nos verá combatiendo caer.

(*) El coro y la quinta estrofa, están destacados en «negrita» pues es lo que oficialmente se canta del Himno Nacional.

Fuente: Wikipedia

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.