Colom ofrece disculpas por haber sido Guatemala trampolín de agresión a Cuba en 1961

Por un mayor intercambio entre Cuba y Guatemala Conferencia Magistral del Presidente de Guatemala Álvaro Colom en la Universidad de La Habana Especial de la visita del presidente de Guatemala a Cuba

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

El mandatario guatemalteco calificó su visita a la Mayor de las Antillas como «fuera de serie» y «muy emocional». Recibe Placa 280 Aniversario de la Universidad de La Habana

EL presidente de Guatemala, Álvaro Colom Caballeros, ofreció oficialmente sus disculpas a Cuba por el apoyo dado por el gobierno de la nación centroamericana a Estados Unidos para usar su territorio en la preparación de la invasión a la Isla por Playa Girón, en abril de 1961.

«No fuimos nosotros (actual gobierno guatemalteco), pero fue nuestro territorio, y quiero pedirle disculpas oficialmente a Cuba, como Presidente, como Jefe de Estado, y como Comandante en Jefe del Ejército guatemalteco», expresó el mandatario en su conferencia este martes en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.

En la hermana nación centroamericana, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) entrenó a los mercenarios que en abril de 1961 atacaron a la Isla por Playa Girón, Matanzas.

El mandatario aprovechó para evaluar su visita oficial a la Isla, que culminó este miércoles.

«Quiero decirles a todos los cubanos: Colom se va contento mañana temprano. Ha sido una visita fuera de serie, muy emocional. Hemos aprendido y compartido muchísimo», dijo en el encuentro presidido por José Ramón Balaguer, miembro del Buró Político del PCC y ministro cubano de Salud Pública.

Se ve cómo Cuba va avanzando, y nosotros, que tenemos la posibilidad de que en casi todas nuestras aldeas haya un cubano con su bisturí o con su estetoscopio, también vemos el cambio en nuestra propia tierra. Nunca he dudado de la amistad con Cuba, de esa fuerza histórica, dijo el mandatario al reiterar su agradecimiento y el del pueblo guatemalteco por la solidaridad brindada a la nación centroamericana.

El mandatario también felicitó los 50 años de la Revolución que Cuba no ha dejado de compartir con otros pueblos. Colom también destacó que su gobierno busca construir «una Guatemala distinta», donde la educación, la salud y el respeto al trabajo formen parte de la cultura nacional.

Cuba se merece su propio destino, el que ustedes construyeron con esta Revolución de 50 años. Protéjanla, defiéndanla como lo han hecho siempre, exhortó el Presidente, al recordar que esa esperanza se la arrebataron a Guatemala en 1954 cuando Estados Unidos orquestó y financió, a través de la CIA, el golpe de Estado al gobierno de Jacobo Arbenz, y en la década del 70 con la desaparición física de los líderes nacionales, lo cual dejó «a mi generación sin guía, sin luz y sin esperanza».

Haciendo una revisión del entorno regional, Colom afirmó que el neoliberalismo destruyó a las familias empobrecidas y atropelló a nuestros países, atentando contra su estabilidad.

Enfatizó que en ese contexto adverso, la solidaridad, la justicia social, la cohesión social, al amor a la patria y a la vida, son principios que tiene que asumir América Latina para triunfar sobre esos modelos que empobrecieron la región y «abandonaron a la mayoría de nuestra población».

En este sentido, Colom destacó «los vientos de esperanza y solidaridad que están pegando fuerte en la región (...) Nunca había habido tantos cambios en América Latina en tan poco tiempo», dijo el dignatario.

Previamente, Rubén Zardoya, rector de la Universidad de La Habana, entregó la Placa Conmemorativa 280 Aniversario de la Universidad de La Habana al Presidente Colom, por su apoyo a la Isla.

Fue inaugurada, además, la Cátedra Honorífica Manuel Galich de esa Casa de Altos Estudios, para desarrollar conferencias, cursos de posgrados y diplomados, potenciar el intercambio académico, y promover el pensamiento del destacado dramaturgo y profesor universitario guatemalteco.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.