Ese bárbaro del ritmo nombrado Benny Moré - Cuba

Ese bárbaro del ritmo nombrado Benny Moré

Hoy se cumple el aniversario 46 del fallecimiento del también Príncipe del Mambo, cuyo estilo abrió un camino ignorado en el bolero, el mambo y el son montuno

Autor:

Cuenta un amigo de Benny Moré que estando ambos en Santiago de Cuba, al pasar frente a ellos una muchacha bien parecida, Benny exclamó: «¡Mira qué bárbara!». Entonces un joven que estaba en la esquina le dijo: «¡Qué va compay, el bárbaro es usted!».

Desde entonces la voz del más legendario de los cantantes populares cubanos recorre el mundo bajo otro nombre que no es el de Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez, pero que no deja de ser suyo: El bárbaro del ritmo.

Hoy se cumple el aniversario 46 del fallecimiento del también Príncipe del Mambo, cuyo estilo abrió un camino ignorado por nuestro canto y ritmo.

Plena de originalidad, su obra marcó la culminación de todo un sendero en el arte musical cubano. Benny no tenía estudios de música, pero aun así era capaz de dirigir su banda y de orquestar cualquier tema.

Moré nació en la ciudad de Santa Isabel de Las Lajas, hoy provincia de Cienfuegos, el 24 de agosto de 1919. Portador de un innato sentido musical, fue un maestro en todos los géneros de la música cubana, pero se destacó especialmente en el bolero, mambo y son montuno.

La canción Bonito y sabroso fue su primer éxito en Cuba. Luego le seguirían temas antológicos como Santa Isabel de las Lajas, Qué bueno baila usted y Cienfuegos.

Al triunfar la Revolución Cubana, Benny Moré permaneció en la Isla. Luego de su muerte, el 19 de febrero de 1963, a causa de una cirrosis hepática, El bárbaro... recibió múltiples homenajes.

Así, el cantante Miguelito Cuní dijo: «Para mí, Benny ha sido el cantante más polifacético de este país». Pablo Milanés expresó que «su modo de inspiración, de improvisación, ha sido para todos los soneros, tanto cubanos como latinoamericanos, un punto de partida. También en el caso de la Nueva Trova (cubana) existe su influencia».

Bajo la dirección del cineasta cubano Jorge Luis Sánchez se rodó en 2004 la cinta El Benny, como homenaje a la vida de ese genio emergido del pueblo, de lo más humilde, y que llevó la cultura cubana por escenarios de Panamá, México y Venezuela, entre muchos otros.

El pianista, compositor e intérprete Bola de Nieve afirmó que Cuba había perdido con el Benny al único gran artista popular que había dado en todos los tiempos. En realidad nuestra cultura y nuestra música ganó un mito para todos los tiempos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.