Inaugurado en La Habana Encuentro Internacional de Investigadores de Juventud

Autor:

Convocado por el Centro de Estudios sobre la Juventud, de Cuba, analizará temas relacionados con la infancia, la  adolescencia y la juventud

«No respetan a nadie...»; «la juventud es insoportable, impulsiva, simplemente horrible...»; «los hijos no obedecen a sus padres...». Son ideas de tiempos disímiles, incluso de épocas remotas. Mas, de haber sido ciertas... ¿cómo la civilización habría sobrevivido hasta hoy?

La interrogante fue planteada este miércoles por Lidia Turner, presidenta Honoraria de la Asociación de Pedagogos de Cuba, durante la sesión inaugural de la XI Reunión Nacional —que es la IV de carácter internacional— de Investigadores sobre Juventud, la cual sesionará hasta el próximo 20 de febrero en el capitalino Centro de Convenciones Pedagógicas de Cojímar.

La maestra Turner, quien forma parte del Consejo Científico del Centro de Estudios sobre Juventud (CESJ) —institución que convoca esta XI Reunión— dijo que conocer la juventud de estos tiempos, analizar sus bondades y limitaciones, sus virtudes y suplicios, es una necesidad; y trajo a colación aquella advertencia de Félix Varela, quien, luego de reposada observación en su Seminario de San Carlos, concluyó que las dificultades de los estudiantes eran consecuencia de errados métodos de enseñanza, y de un lenguaje equivocado.

«Debatiremos temas sobre infancia, adolescencia y juventud, sin pretender agotar los análisis», enfatizó Natividad Guerrero, directora del CEJ, quien comentó que la crisis que está atravesando el mundo solo encontrará soluciones si las generaciones nuevas tienen a su alcance las estrategias necesarias.

Por su parte Giovanni Barrueta, miembro del Buró Nacional de la UJC, expresó que una mirada a la realidad de los jóvenes en Latinoamérica ilustra sobre cuán vulnerables son quienes viven en estos países, pues aún persisten situaciones de pobreza, inseguridad y violencia.

En la primera jornada del evento suscitó especial interés el debate sobre el proceso de promoción de los jóvenes a cargos de dirección en los centros laborales del país, en el cual se abogó por un mayor protagonismo de este sector en la construcción de una mejor sociedad.

En el análisis se conoció que cerca de un 20 por ciento de los dirigentes en Cuba son jóvenes, lo cual evidencia que la esencia del problema no radica en la promoción de estos, sino en el nivel de autonomía con que cuentan para desempeñar sus responsabilidades.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.