Gladys Gutiérrez: Hacer la Revolución de cada día - Cuba

Gladys Gutiérrez: Hacer la Revolución de cada día

La recién electa presidenta de la FEU asegura a JR que ser dirigente estudiantil es para ella ser consecuente con lo que piensa y siente

Autor:

Margarita Barrios

«Cumplir con las expectativas que la dirección de la Revolución entrega a cada uno de los presidentes de la FEU, jóvenes dirigentes cuya misión y reto es continuar esta obra, que no es una Revolución en abstracto, sino la de cada día, la que nos toca hacer hoy».

Así define Gladys Gutiérrez Bugallo, presidenta de la FEU, el principal reto que asume al ocupar ese cargo que la coloca a la cabeza de la organización más longeva del país, y con una historia de combate siempre al lado de las causas más justas.

Gladys estudió Bioquímica en la Universidad de La Habana, donde resultó la graduada más destacada de su promoción, en julio de 2008.

Capitalina por nacimiento y con 23 años de edad, tiene una destacada trayectoria como dirigente estudiantil, pues ocupó la dirección de la FEU de su facultad, luego la presidencia de la Universidad de La Habana y era la ideológica del anterior Secretariado Nacional.

«Uno no se espera cosas como estas. A veces los compañeros me dicen: “A ti te gusta dirigir”, pero no es una cuestión de complacencia, sino de saber que eres útil en lo que estás haciendo. Uno cumple con lo que le toca, y a veces es el compromiso el que te motiva a hacer estas cosas.

«Ser dirigente estudiantil implica mucho sacrificio. A mí me gustaría estar con mi familia, hacer la vida de un estudiante común, pero la responsabilidad más que todo te lleva a querer que las cosas anden bien y a responder. En definitiva es ser consecuente con lo que uno piensa, con lo que uno siente.

«No te niego que quizá tenga un poco de miedo de defraudar la confianza que han depositado en mí, pero por otro lado siento un gran orgullo de que me hayan elegido y me den esta posibilidad. Lo que siento en estos momentos se resume en el compromiso de hacer lo que hay que hacer.

«Otro desafío es continuar optimizando el trabajo que se ha estado realizando desde el VII Congreso para acá. Hay que incentivarlo, potenciarlo, para que nuestra masa estudiantil esté cada vez más preparada, no solo profesional y culturalmente, sino también ideológicamente.

«También debemos cumplir con las expectativas de los estudiantes a los que representamos, a los cuales debemos educar y formar. Me parece que, sin muchos más adornos, eso sería lo fundamental».

El Consejo Nacional de la FEU, integrado por los dirigentes estudiantiles universitarios de todo el país, eligió su nuevo Secretariado Nacional, luego de la aprobación de movimientos naturales en el seno del mismo.

De tal manera, Adalberto Hernández, presidente de la FEU hasta ese momento, culminó sus funciones, junto a otro grupo de jóvenes que formaban la máxima dirección de la organización estudiantil. Ahora cumplirán responsabilidades en sus territorios y ejercerán las carreras que estudiaron en las aulas universitarias. Al decir de ellos «estarán donde sean más útiles a la Revolución».

—¿Gladys, cuál consideras la principal tarea que tiene hoy la FEU?

—Aunque queda mucho por lograr todavía, es indudable que hemos madurado muchos de los planteamientos realizados durante el proceso del VII Congreso.

«Una de las líneas principales de trabajo es la docencia, como nuestro principal deber. El estudio debe ser para todo universitario una prioridad. Y no es aprobar para mantenerse en el centro; es sacar buenas notas, aprender, porque es lo que vamos luego a necesitar en nuestra vida laboral.

«Un estudiante, además de formarse como revolucionario en el espacio universitario, debe tener claro que su primer deber es hacerse un buen profesional, para servir mejor a la patria y ocupar el lugar que la Revolución le reserve.

«En este sentido tenemos varias aristas. Una es estar conscientes de las necesidades del país, el Pedagógico, los graduados de Ciencias Exactas, esas son prioridades para el desarrollo.

«Por otro lado está luchar por la excelencia contra la mediocridad. Que nuestros estudiantes desarrollen el amor al estudio, que no se conformen solo con lo que reciben en las clases, sino ir más allá, buscar en los libros. Y también ejercer la crítica a los profesores que no dan buenas clases, que son mediocres.

«Aquí se articula también lo relacionado con la investigación. La universidad sin ciencia y sin extender esos conocimientos no es nada. Hay que buscar respuestas y alternativas viables para los problemas de la sociedad, del país; en ese camino va la FEU con la docencia».

—Durante los debates del Consejo se trató con fuerza el tema de la preparación de los cuadros de la organización. ¿Tienen algún proyecto en este sentido?

—Tenemos proyectos, porque el asunto es fortalecernos más. No se trata solo de preparar ideológicamente al cuadro, sino que debe ser ejemplo en todos los sentidos, en la cultura, en lo académico y en lo formativo.

«Lo primero es que los dirigentes estén conscientes de la importancia que tiene su preparación para llevar a cabo esta labor, porque el país y la dirección de la Revolución confían en nosotros, y no podemos defraudarlos.

«Además, estar seguros del lugar que nos corresponde, de la responsabilidad que tenemos en el futuro de la Revolución, porque estamos ayudando a formar a los profesionales que necesita el país. Y trabajar con sencillez, con modestia, pero tener muy claro lo que estamos defendiendo.

«Otro aspecto es cómo hacerlo. Buscar fórmulas renovadoras para llegar a la gran masa, para convocar a participar en una tarea. Para ello es fundamental conocer bien a los estudiantes con los cuales trabajamos.

«Algunos piensan que en los jóvenes de hoy se han perdido valores, por eso el trabajo tiene que ser fuerte. Tenemos que educarnos más y estar unidos.

«En esa labor de formar y educar a los jóvenes debemos trabajar juntos para alcanzar los objetivos que nos proponemos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.