Presidente de Zanzíbar agradece ayuda internacionalista cubana

Autor:

Amani Abeid Karume,  también agradeció la creación en esa isla de una escuela para la formación de doctores

La isla de Zanzíbar, con una extensión de 1 554 kilómetros cuadrados, obtuvo su verdadera independencia el 12 de enero de 1964 cuando una revuelta popular, organizada por el Partido Afro-Shirazi, de mayoría africana, y sectores empobrecidos de la minoría árabe, encabezada por Abeid Karume (asesinado en 1972, padre del actual mandatario) dio al traste con una monarquía constitucional dominada por Gran Bretaña.

Ese día fue proclamada la República Popular de Zanzíbar y se nombró presidente a Karume. Posteriormente, de mutuo acuerdo, el gobierno de la entonces Tangañika y el de Zanzíbar acordaron fusionarse en un solo Estado pero con cierta autonomía.

Se crea así la República Unida de Tangañika y Zanzíbar, que después se convierte en la República Unida de Tanzania y comprende el territorio continental de Tangañika, y el insular de Zanzíbar, Pemba y Mafia; ambos con iguales condiciones políticas y con total autonomía interna.

En la Casa de Gobierno de Zanzíbar, previa coordinación hecha por la embajada cubana en Tanzania, nos recibió el presidente de las islas, Amani Abeid Karume, quien explicó que tras el triunfo de la revolución el pueblo fue más libre y pudo hacer transformaciones en el área política, social, económica y cultural.

Los primeros cambios se realizaron desde el punto de vista social. Las medidas adoptadas resultaron trascendentales, pues los sistemas de salud y educación se pusieron a disposición de todos de forma gratuita. También se comenzó la construcción de viviendas para quienes vivían en situaciones infrahumanas, muy desfavorecidas, en Unguja (Zanzíbar) y Pemba.

Por tanto, puntualiza el presidente, el triunfo revolucionario favoreció a la gran mayoría del pueblo zanzibareño al mejorarse también las construcciones y los sistemas de comunicaciones.

En el orden político se creó el Partido Democrático, se mejoró la composición del Parlamento, donde se discuten ampliamente los programas y proyectos en bien de la mayoría, y se han realizado elecciones más efectivas y populares, añadió.

Al referirse a las relaciones entre nuestros países, Karume significó que Cuba ha desempeñado un papel sumamente importante en la independencia de los pueblos africanos, pues, por ejemplo, la Revolución del 1ro. de enero de 1959 fue inspiración para lograr el triunfo del gobierno revolucionario en Zanzíbar.

Inmediatamente después del triunfo de enero de 1964, indicó, se comenzaron a fortalecer los vínculos entre Cuba y Zanzíbar. Existe un gran intercambio de delegaciones y líderes de ambos países han visitado a la otra nación, con lo que se ha fortalecido aún más el intercambio de ideas en cuanto a los procesos revolucionarios.

Los ejemplos más relevantes son las visitas del Che y Fidel a Zanzíbar. El Che, casi inmediatamente después del triunfo de la Revolución Cubana, asumió como propia la liberación de África, visitó varios países, entre ellos Zanzíbar en 1965. El otro ejemplo relevante resultó la visita de Fidel a Tanzania y Zanzíbar.

Desde el inicio esas relaciones se fueron ampliando; son históricas.

En el contexto del continente, agregó, la ayuda de Cuba ha sido fundamental para la liberación de muchos países africanos como Sudáfrica, Namibia, Zimbabwe, Mozambique, Angola, Etiopía.

En cuanto a la colaboración, el presidente señaló que se ha desarrollado desde mediados de la década de los 60, sobre todo en los sectores de la salud, la construcción y la agricultura. Actualmente, añadió, en el sector de la salud Cuba tiene una fuerte presencia médica tanto en Unguja como en Pemba, y esto es muy reconocido por el pueblo zanzibareño, sobre todo por la labor que realizan para tratar de resolver y aliviar los problemas que enfrentan.

Para el pueblo ha resultado muy relevante la apertura en Zanzíbar de una escuela para la formación de doctores. Están muy agradecidos y ya no solo se formarán médicos en Unguja, sino que también están próximos a abrir otra en Pemba, de forma tal que, una vez graduados estos estudiantes, Zanzíbar cuente con galenos muy bien preparados que serán ubicados en las diferentes comunidades que hoy sufren un enorme déficit de atención médica.

Por eso, concluyó el presidente, el pueblo de Zanzíbar está sumamente satisfecho por la presencia de los galenos cubanos, por su gran dedicación, profesionalidad, preparación integral y por el fuerte trabajo que realizan sin estar mirando hora ni tiempo en la atención a la población.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.