Columna juvenil concluye su misión en la Isla de la Juventud

Autor:

Juventud Rebelde

Seis meses después de su llegada al territorio pinero, la columna juvenil Aniversario 50 del Triunfo de la Revolución vuelve a casa con el orgullo de su aporte a la recuperación, y el tesoro de una experiencia que los hizo crecer como seres humanos y como revolucionarios

NUEVA GERONA.— «¡Suerte que tenemos una Revolución! Está garantizado que nadie permanecerá en el olvido...», escribió Fidel en sus Reflexiones del día 31 de agosto de 2008 bajo el título El huracán, publicadas en este diario.

El líder de la Revolución escribió esas líneas horas antes de que Gustav azotara la Isla de la Juventud con la fuerza de un huracán categoría IV de la escala Saffir–Simpson, dejando un panorama de desastre.

Pocos días después llegaba a costas pineras una avanzada de 25 militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas, procedentes de todas las provincias, con una misión: apoyar las labores de recuperación del territorio.

Seis meses más tarde, la columna juvenil Aniversario 50 del Triunfo de la Revolución regresa a casa tras aportar más de 119 000 pesos a la agricultura local y otras tareas de la recuperación en el municipio especial.

Los jóvenes trabajaron en 16 actividades fundamentales, entre las que destacan la siembra de 9 000 posturas de acacia para la reforestación, el corte de marabú y la preparación y cosecha de la actual campaña de la papa, además de producir otras viandas y vegetales para la alimentación del pueblo.

En sus horas de descanso apoyaron la recuperación de instalaciones como el Hospital General Docente Héroes del Baire, el combinado cárnico, el Joven Club de Computación y Electrónica, una escuela primaria cercana al campamento, el aeropuerto Rafael Cabrera Mustelier y varias viviendas afectadas.

El azar y la historia los llevaron a rehabilitar el Coppelia y la pizzería, obras creadas por otros jóvenes columnistas en la década del 60 del pasado siglo, quienes vinieron a la Isla después del paso del huracán Alma (1966) a recuperar también lo perdido y avanzar mucho más.

La Isla en el corazón

Asiel Núñez Alonso, joven de 19 años del municipio de Unión de Reyes, Matanzas, se alista para ingresar al Servicio Militar y regresa a casa con la mochila llena de recuerdos, emociones y la satisfacción de cumplir con la tarea asignada por su organización.

«Me voy para mi casa muy contento, esta experiencia me ha servido de mucho, fue como una gran escuela. Cuando entre al Servicio Militar ya estaré preparado para cumplir cualquier misión por difícil que sea; la Isla me hizo crecer y ser más responsable».

Elizabeta Pavón Santiesteban, vecina de San Miguel del Padrón, en Ciudad de La Habana, añade: «Estoy feliz por ayudar a personas necesitadas. La llegada fue muy difícil, alejarse de la casa, del trabajo; las condiciones no eran las óptimas tanto para nosotros como para los pineros, pero vencimos.

«Soy técnica en terapia física y ayudo a la gente en su rehabilitación. Esta experiencia en la Isla me hizo crecer como persona y como profesional».

La santiaguera Yoania Almenares Herrera, una de las cuatro mujeres de la columna, refiere irse muy complacida por contribuir a la recuperación del territorio. «Me alegra mucho ver la Isla más bonita, sobre todo cuando sabemos que nuestras manos ayudaron a levantarla».

Frank Lázaro Rodríguez Reyes, de Cojímar, Ciudad de La Habana, retorna junto a los suyos con la condición de Vanguardia ganada en estos seis meses de sacrificio y trabajo.

«Me siento bien conmigo, por la ayuda que les brindamos a los pineros y al país. Estoy satisfecho y me llevo la Isla en el corazón».

Con la moral en alto La columna juvenil Aniversario 50 se sumó a la Brigada José Martí en la realización de encuentros deportivos y actividades en asentamientos alejados de Nueva Gerona Los jóvenes trabajaron en 16 tareas fundamentales, entre ellas la siembra, limpia, corte de marabú y maleza; la plantación de 9 000 árboles y la producción de alimentos para el pueblo Las jornadas productivas se combinan con otras encaminadas a la preparación política, relacionadas con la historia de la Revolución, hecho que mereció la entrega del Escudo Pinero por parte de la Asamblea Municipal del Poder Popular en la Isla de la Juventud.

Se proyectaron y debatieron filmes como Kangamba y Diarios de motocicleta; el serial policiaco Su propia guerra; los documentales Elogio a la virtud y Una Isla en el Tiempo; y la película del Che El argentino.

Caminaron 7,6 kilómetros hasta el Presidio Modelo, lugar donde sufriera prisión el líder de la Revolución, el compañero Fidel, junto a otros asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes el 26 de julio de 1953.

Departieron con Michel Enríquez y Alexander Ramos, dos glorias del béisbol en Cuba, quienes, con el apoyo del Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación, ayudaron a desarrollar la Copa de Béisbol 50 Aniversario.

Como parte de las actividades por la celebración del Día de la Cultura Cubana, con sede en la Isla de la Juventud, los columnistas también realizaron actividades culturales y recreativas en comunidades afectadas, en especial con los niños y personas de la tercera edad.

Se sumaron a la Brigada de Instructores de Arte José Martí en la realización de encuentros deportivos y actividades en asentamientos alejados de la capital municipal.

Guilmes Ceijas Llorente, presidente de la Brigada José Martí aquí, reconoció el apoyo de los columnistas a las tareas de esa fuerza.

«Ganamos en unidad y cohesión; trabajar junto a la columna juvenil Aniversario 50 del Triunfo de la Revolución nos ayudó a crecer; llegamos a muchos lugares donde los vecinos no están acostumbrados a recibir arte».

La Brigada José Martí la conforman 168 jóvenes graduados de la escuela formadora de Instructores de Arte Martha Machado.

Misión cumplida

Más adelante en la reflexión titulada El huracán, Fidel afirma: «Nada es tan desolador como la destrucción y el daño que se observa después de un huracán. Cientos de miles de compatriotas se movilizan y trabajan intensamente en la fase ciclónica y de recuperación... Este es nuestro país, la parte que nos correspondió de nuestro planeta, y hay que desarrollarlo y defenderlo».

Y así lo cumplieron los 130 miembros de la columna Aniversario 50 del Triunfo de la Revolución en el municipio especial. Vinieron a levantar a la Isla de la Juventud de un ciclón que dejó a su paso el saldo de 18 805 viviendas dañadas, la totalidad de las plantaciones arrasadas y provocó la paralización de la mayoría de las actividades económicas y de los servicios.

El esfuerzo de los columnistas y del pueblo pinero logró en seis meses transformar el territorio, revitalizar la economía, avanzar en el programa de la construcción de viviendas y adelantar, con bríos, hacia formas superiores de desarrollo social.

A pocas horas de los festejos por los aniversarios 47 de la Unión de Jóvenes Comunistas y 48 de la Organización de Pioneros José Martí, con sede nacional en la Isla de la Juventud, la columna juvenil cumplió la misión y espera el añorado reencuentro con sus familias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.