En el ámbito de la infancia Cuba es un faro

Autor:

Margarita Barrios

José Juan Ortiz Bru, representante de UNICEF en la Isla, en una entrevista a JR afirmó que si los gobernantes del mundo priorizaran, como lo ha hecho Cuba, los derechos de los niños, se hubiera acabado la vulneración de los mismos hace muchos años

«Es bueno que haya luces de esperanza en el mundo, y en el ámbito de la infancia Cuba es un faro que muestra cómo se pueden lograr objetivos que para otros países son inalcanzables», expresó José Juan Ortiz Bru, representante en nuestro país del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

En un aparte con la prensa, durante el acto por el Día Internacional de la Infancia, el funcionario significó que los infantes cubanos disfrutan plenamente de sus derechos porque constituye una prioridad política de la Revolución.

«Estamos celebrando una gran fiesta y al mismo tiempo es un día trágico —apuntó— pues hoy han muerto en el mundo 8 000 niños y niñas por no tener acceso al agua potable, y por las enfermedades que se derivan de ello. Podemos hablar de millones y millones de infantes explotados en trabajo infantil, en redes de prostitución, pero al mismo tiempo podemos decir que ninguno de ellos es cubano.

«Muchas veces se dice que no hay fondos para garantizar los derechos de la infancia en todo el mundo, y eso es una gran mentira, y Cuba lo ha demostrado.

«Un país con graves dificultades económicas, no solo por ser una economía del Sur, sino por el bloqueo, y ahora mismo con una crisis mundial, donde millones de personas están perdiendo todo lo que tenían, sus casas, sus trabajos, podemos decir que en ese mundo tan convulso, tan increíblemente injusto, en Cuba no hay ningún niño al que se le vulneren sus derechos.

«No engañemos a la opinión pública mundial diciendo que faltan recursos, lo que falta es voluntad política. Por tanto UNICEF agradece esa demostración de Cuba de que si se quiere, se puede. Aquí todos los niños y niñas tienen derechos, porque es una prioridad del Estado.

«Si los gobernantes del mundo priorizaran, como lo ha hecho Cuba, los derechos de la infancia, se hubiera acabado la vulneración de los derechos de la infancia hace muchos años».

—¿Cuáles son las líneas de trabajo de UNICEF con Cuba?

José Juan Ortiz, representante de UNICEF en Cuba. Foto: Raúl Pupo —Con el gobierno cubano firmamos hace dos años un programa por cinco años y hemos dividido nuestra acción en tres programas: los derechos de la infancia de cero a cinco años, de seis a once años y de los adolescentes.

«Hablar de derechos en Cuba es hablar de facilitar y apoyar las iniciativas del Estado a favor de la consecución de estos.

«En primera instancia apoyamos, todo lo que podemos, el Programa Educa a tu hijo, y a nivel de comunicación social el Para la vida. Obviamente apoyamos los esfuerzos del gobierno para conseguir vacunas que se dificultan no solo por el bloqueo, sino por dificultades económicas.

«De cinco a once años apoyamos en aumentar la calidad de la enseñanza, y darle insumos a las escuelas que lo necesitan, desde ordenadores hasta otros materiales.

«En adolescentes estamos priorizando, junto al Ministerio de Cultura, el derecho a una recreación sana, segura y culta. Es decir, fomentar a través de todas las artes ese derecho, teniendo en cuenta las dificultades de lugares específicos donde las instalaciones son carísimas, y los ingentes esfuerzos que hay que hacer, luego de los huracanes, al hablar de espacios, de rehabilitación de zonas, pues lo primero es la vivienda de la gente».

José Juan afirmó que el máximo esfuerzo de UNICEF aquí es que el mundo vea la realidad de la infancia cubana, plena de derechos.

«Decimos claramente, al resto de los colegas del mundo, que miren más a Cuba, porque aquí hay mucho que aprender en el tema de los derechos de la infancia».

Al pedirle que enviara un mensaje a los pioneros cubanos, les dijo: «Siendo tan afortunados como son, a veces es difícil verlo, porque siempre se quiere más.

«Yo les recordaría a aquellos que tienen a sus padres trabajando en lugares muy difíciles, en países donde los niños y las niñas no tienen sus facilidades, que en un día de alegría como hoy, piensen que tienen que seguir el ejemplo de sus padres y ser internacionalistas, porque el mundo está lleno de infantes que no tienen sus derechos, que piensen un poquito en ellos y que les ayuden.

«Ustedes tienen una cohesión en todas sus estructuras para trabajar por los niños, y un plan preparado para celebrar el vigésimo aniversario de la Convención sobre los derechos de la infancia. Eso lo puede decir Cuba, no sé si algún otro país.

«Los Pioneros es una organización modélica de cómo se trabaja. Muchas veces, cuando somos propietarios de un tesoro no le damos valor. Ese es un tesoro para Cuba y el mundo, es mejorable, por supuesto, como todo, pero me gustaría que muchos países la tuvieran.

«Vengo de una reunión mundial de todos los representantes de UNICEF, y les puedo asegurar que los cubanos pueden estar orgullosos de cómo la Convención se cumple aquí.

«A veces no son conscientes de lo que es no tener un solo niño en la calle, sin escuela, sin salud. Aquí sí se puede decir que ni un solo niño está desamparado. Cuba lo puede decir con pleno orgullo. No hay muchos países, y no quiero dar nombres, que puedan decir lo mismo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.