Holguín es tierra de mayúsculas

Muchos cubanos desconocen que esta provincia está colmada de maravillas, entre las que se encuentran gigantescos accidentes geográficos y obras impresionantes levantadas con el sudor humano

Autor:

Juventud Rebelde

HOLGUÍN.— Suele pasarnos a menudo: caminamos entre rocas que respiran, entre pedazos de tierra que hablan solos, o entre edificios que laten en su historia, y no nos damos cuenta.

Venimos a descubrir la maravilla cuando en fechas de resúmenes vamos a la memoria de los objetos y sujetos, y nos quedamos boquiabiertos.

Ahora mismo, en vísperas de un día grandioso de julio, millares en Cuba —incluidos muchos holguineros— se enorgullecerían al refrescar que esta provincia oriental, sede central de las actividades por el Día de la Rebeldía Nacional, posee una de las mayores bahías de bolsa del mundo, una de las reservas niquelíferas más importantes del planeta y uno de los cementerios aborígenes de más relevancia en las Antillas.

Tiene, también, el hotel más grande de la nación, el parque eólico de mayores dimensiones del archipiélago y la ciudad más singular respecto a la alineación de sus más de 50 parques.

Como si todos esos superlativos fueran pocos, un pedazo de terruño, hoy holguinero, le hizo exclamar a Cristóbal Colón que Cuba era la tierra «más hermosa» del universo; en actuales tierras holguineras se produjo el célebre encuentro entre españoles y nativos, y en ellas el Gran Almirante conoció el tabaco.

Muchos olvidan, quizá, que Holguín resultó, después de Ciudad de La Habana, la primera provincia en llegar al millón de habitantes, o que cuenta con la caverna sumergida más larga de Cuba; que es dueña de uno de los saltos naturales de agua de mayor altitud de la isla y una de las preciosuras naturales más impactantes de nuestros tiempos: el puente natural sobre el río Bitirí.

Cuna de Fidel y Raúl, esta tierra de mayúsculas fue testigo de la confección del primer brazalete del Movimiento 26 de Julio.

Agreguemos que celebra el evento cultural juvenil más trascendental del país, conocido por Romerías de Mayo, y constituye la sede del festival internacional de cine más trascendente fuera de la capital cubana: el Festival de Cine Pobre.

¿No es acaso otra peculiaridad que Holguín tenga, además, una inmensa escalinata de 458 escalones en el cerro de la conocida Loma de la Cruz? ¿O que atesore, desde julio de 1983, el segundo restaurante polinesio de Cuba, inaugurado por el entonces líder granadino Maurice Bishop?

Geografía sorprendente 

La enorme bahía de Nipe, que baña los municipios de Mayarí y Antilla, tiene 25,9 kilómetros de largo y 16,8 de ancho; acumula unos 1 700 millones de metros cúbicos de agua. Esos datos pudieran parecer fríos si no remarcáramos que en sus aguas —según cuentan— apareció flotando la Virgen de la Caridad del Cobre o si no dijéramos que sirvió de refugio a piratas famosos, como Guillermo Hasting; o a tiburones terríficos como Don Pepe, látigo de los habitantes de la región, según varias leyendas.

La tradición oral expone que este escualo «personificaba» un fósil viviente por sus años de aventuras en las costas. Pese a su escurridizo «temperamento», algunos llegaron a describirlo con las lapas y conchas de ostiones incrustadas en su piel, demasiado dura para ser la de un pez.

Si este accidente acuático de Nipe es de obligada referencia, tampoco pueden desdeñarse otros, tal vez poco conocidos, como el Salto de agua de Guayabo, de unos 200 metros de altura, situado en Pinares de Mayarí. Asimismo, impresiona la cueva sumergida más larga de la nación, enclavada en Tanque Azul, en Gibara, de una longitud superior a los tres kilómetros.

¡Qué decir del puente sobre el río Bitirí, en Cueto, construido por la mano mágica de la Madre Natura! A unos kilómetros del emblemático caserío de Birán, la gran arcada que da paso al cauce del Bitirí forma dos columnas de apoyo con la suficiente dureza como para soportar un tramo de vía a simple vista transitable, de unos veinte metros de longitud por otros diez de ancho. No en balde este puente de rocas calizas muy calcificadas ha sido declarado Monumento Nacional.

Como parte del verde pulmón que se extiende hacia la parte este de la provincia sobresale la elevación del Pico Cristal, con 1 231 metros sobre el nivel del mar, rodeado de numerosas especies de la flora y fauna.

La naturaleza también dotó al actual territorio holguinero —en áreas de Moa y Pinares de Mayarí— de una de las reservas de níquel y cobalto más grandes del mundo. Tres plantas niquelíferas en el territorio procesan sulfuro, sínter y óxido granular y en polvo. Este mineral es uno de los que son particularmente codiciados en el universo, por su utilidad en la fabricación de maquinarias y equipos imprescindibles en la vida moderna.

Hablando de tesoros geográficos: entre las formaciones geomorfólicas locales más interesantes figuran los cerros calizos de Maniabón (al noreste del municipio de Holguín), con accidentes como Cerro Alto, la Silla de Gibara y Los Portales, los cuales resultarían determinantes para la señalización de Cayo Bariay, el punto por donde desembarcó Colón en Cuba, el 27 de octubre de 1492.

Molinos «monstruosos»

Si la naturaleza ha resultado generosa con Holguín al dotarla de originales y hermosos accidentes, el hombre no se quedó atrás con su mano laboriosa.

En el municipio de Rafael Freyre se edificó, por ejemplo, el hotel cinco estrellas más grande del país, nombrado Playa Pesquero, y que inauguró Fidel, el 21 de enero de 2003.

Fue abierto con una superficie total de 29,41 hectáreas, 85 059 metros cuadrados de construcción, 140 objetos de obra, 944 habitaciones, siete campos deportivos, cinco piscinas, cinco restaurantes, un área de animación con más de 600 asientos, club de actividades especializadas con 184 piezas y más de 700 trabajadores, cuando funciona a plena capacidad en temporada alta.

Otro complejo portentoso levantado por el hombre es el Parque Eólico de Gibara, el mayor de Cuba. Cuenta con seis aerogeneradores de 55 metros de altura y 75 toneladas de peso. Estos «molinos de viento», con aspas de 26,5 metros de largo, tienen capacidad para generar en conjunto hasta 5,1 megawatt, suficientes para suministrar electricidad a unas 7 200 viviendas.

Fue el ser humano, por supuesto, el que construyó a principios del siglo XX la gran escalera que culmina en la cruz de madera situada en el otrora Cerro Bayado, de 261 metros de altura, en la ciudad capital provincial. Y fueron manos las que tejieron la estupenda cadena de parques espaciosos —son más de 50— diseminados por la urbe. En algunos puntos hay hasta siete parques alineados.

El  Seboruco y otras historias   

Las exploraciones arqueológicas realizadas en las cuevas de Farallones de Seboruco, en el municipio de Mayarí, arrojaron pruebas sobre la actividad humana que datan de unos seis mil años atrás. De ahí que se cite al hombre de Seboruco como el primer poblador de la hoy provincia de Holguín y uno de los primeros de Cuba.

Pictografías dibujadas sobre las paredes de algunas de estas cavernas, con trazos lineales en blanco y negro, son evidencias de la cultura protoarcaica Mayarí.

También relacionado con la vida de nuestros aborígenes, el territorio de Banes es considerado como «capital arqueológica de Cuba». Muy cerca de la playa Guardalavaca se encuentra el cementerio aborigen de mayor dimensión y diversidad en cuanto a prácticas funerarias en la región caribeña, el Chorro de Maíta.

Son todas, historias que confluyen cada año en las ediciones de las Romerías de Mayo o la Fiesta de la Cultura Iberoamericana, esta última, el único evento teórico-cultural dedicado enteramente al legado de aquel «encontronazo» entre el viejo y el nuevo mundo.

«No hay hoy sin ayer», reza el lema de las Romerías, como una certeza de que, para los holguineros, su rica historia y sus conquistas cotidianas, son los sedimentos que sustentan su singular identidad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.