Hace un año que la crisis económica global está aquí

Osvaldo Martínez,presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, dijo que esta crisis tiene un fuerte impacto en todo el planeta

Autor:

Marianela Martín González

La crisis económica global está aquí desde hace un año y los más crudos impactos a nuestra economía se deben a ella, afirmó este miércoles en una conferencia magistral el Doctor Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Ante los diputados de la Comisión de Relaciones Internacionales, Martínez dijo que del mismo en modo en que fue imposible prever la debacle por parte de los gurúes de las economías capitalistas, tampoco ellos pueden dar fecha fidedigna para su término, aun cuando al usar los medios hablen de «luces al final del túnel o brotes verdes» para simular la salida de esta situación que ya ha dejado como saldo 50 millones de millones de dólares evaporados, una cifra que representa casi todo el PIB de todas las economías del mundo, en el período de un año.

Osvaldo Martínez dijo que esta crisis, sin precedente al converger con una difícil situación alimentaria, ecológica y energética, tiene un fuerte impacto en lo social y político en todo el planeta. Ha traído como consecuencia cien millones de hambrientos, 70 millones de pobres y 80 millones de desempleados adicionales en relación con el año anterior.

Al referirse al plan de rescate estipulado en los propios Estados Unidos y otras economías afirmó que se han gastado ocho millones de millones de dólares, pero lo primero que incita a cuestionarnos la efectividad de esta medida es que esa cifra es muy pequeña en relación con los 600 o mil millones de millones que están en riesgo.

«Ante este plan asoma el cinismo de los países desarrollados que por años se han negado a aportar el 0,7 por ciento de su PIB para ayudar a los países pobres. Este plan está montado para salvar a los especuladores en quiebra, no para crear empleos, sino para tapar los agujeros de los fracasados», afirmó.

Al referirse a los orígenes de esos millones aseveró que provienen de la impresión de dinero sin respaldo que por años ha venido practicando Estados Unidos, a la emisión de títulos de deudas y a la negativa de prestar servicios básicos para la población.

Los escenarios para salir adelante son oscuros, según el Presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Aunque si le damos crédito a lo que vociferan los medios capitalistas habría que admitir que para 2010 empezaría la recuperación, una verdadera falacia que no considera algunos puntos peligrosos que podrían explotar de un momento a otro, como las tarjetas de crédito o dinero plástico.

«El escenario más probable es que la crisis en 2010 se detenga, porque no siga cayendo el PIB y el comercio, pero caerá en una etapa crónica sin que se experimente un despegue», acotó Martínez, quien advirtió que el orden económico no será el mismo después de esta crisis.

Intensificar la lucha por el regreso de los Cinco

Al referirse a la continuidad de la lucha por la liberación de los Cinco, en la Comisión de Relaciones Internacionales, el diputado Ortelio Martín consideró necesaria una estrategia comunicativa intencionada para derribar los estigmas con que nuestros hermanos han sido etiquetados por los medios del imperio y por el cerco mediático que impide conocer sobre la esencia antiterrorista de sus comportamientos.

Magalys Llort, madre de Fernando González, dijo que los familiares de los Cinco han ofrecido múltiples entrevistas a periodistas extranjeros que luego no las publican, porque el tema está proscrito para que no se conozca la verdad y prevalezca el calificativo de espías que les han atribuido a estos luchadores contra el terrorismo.

Que no se pierda ni un granito

La agroindustria de subordinación nacional y local y su capacidad de respuesta a los incrementos productivos agrícolas y a la demanda de la población, fue el tema analizado este miércoles por la Comisión Agroalimentaria.

Los diputados mostraron su preocupación ante la reciente pérdida de productos agrícolas en los campos y la imposibilidad de darles un destino adecuado, ya fuera frescos o en conserva.

Octavio Rubio, viceministro de la Industria Alimenticia, explicó que muchas de las industrias con que contaba el país se desmantelaron porque no había producciones, y algunas se traspasaron a otros organismos.

Según explicó el dirigente, la dirección del país analiza la estrategia a seguir con las minindustrias, industrias, los canales de distribución de las materias primas y la política de envases, cuya carencia es precisamente una de las causas fundamentales del desaprovechamiento de las capacidades industriales, y de las importaciones de los mismos para asegurar algunos destinos.

«No podemos llevar al país a tomar decisiones que le cuesten más en divisa, que lo que represente en sustitución de importaciones. Eso hay que hacerlo ordenadamente».

Oscar Fragoso, director general de la Unión de Conservas de Vegetales del Ministerio de la Industria Alimenticia, dio a conocer que las mayores afectaciones en el tiempo perdido industrial están en las calderas, las esteras de selección y los concentradores al vacío, lo que afecta la capacidad de procesamiento.

En ese sentido, desde el 2008 se trabaja en un programa de mantenimiento para reducir dichos daños, para lo cual se adquieren desde quemadores de calderas, bombas de alimentación y montacargas, hasta 150 tanques de dos toneladas, con lo que se garantiza un mínimo para mejorar la minindustria. No obstante, son aún insuficientes.

Actualmente, para el procesamiento de las materias primas agrícolas el país cuenta con 81 instalaciones, de ellas, 44 son industrias y 37 minindustrias.

«Por primera vez se reconoce que existe un potencial además de la industria nacional de conservas. Por ello les estamos dando atención y un nivel de recursos», añadió.

El funcionario advirtió que la industria no puede estar de espaldas al productor, sino que tiene que salir a encontrar la materia prima.

Igualmente reconoció que se debe mejorar la programación de la siembra, pues el inicio en fecha de las cosechas, permitirá un óptimo aprovechamiento de las capacidades instaladas, evitando pérdidas de productos.

Disminuyen accidentes del tránsito

«Al cierre del primer semestre de este año, se registraban en el país 378 accidentes del tránsito menos que en igual etapa precedente, con 45 fallecidos y 445 lesionados menos», según informó a los diputados de la Comisión de Defensa Nacional, Oscar del Toro Quesada, inspector general de la Comisión Nacional de Vialidad y Tránsito del Ministerio del Transporte.

Aclaró que el 80 por ciento de las provincias disminuyen los accidentes de este tipo; el 66 por ciento de ellas los fallecidos y el 73,3 por ciento los lesionados.

«Solamente las provincias de La Habana, Holguín y Sancti Spíritus aumentaron el número de estos sucesos y las víctimas con relación a 2008, mientras que en las restantes se aprecia una tendencia a la disminución», acotó.

Explicó a los parlamentarios que el año pasado concluyó con 10 665 accidentes —835 más que los ocurridos en 2007—, cifra que resultó ser la más alta durante los últimos cinco años.

Oscar del Toro aseguró que los índices o tasas muestran una tendencia a la disminución y los valores actuales son de 7,16 muertos por cada 100 000 habitantes y 13,9 muertes por cada 10 000 vehículos, lo que sitúa a Cuba en una buena posición dentro de nuestra área geográfica, pero aún lejos de los mejores países en seguridad vial en el mundo.

Los accidentes del tránsito ocasionan al año la muerte de más de 1,2 millones de personas a nivel mundial. Otros 50 millones son lesionadas. Están entre las cinco primeras causas de muerte en el planeta y constituyen la primera entre los jóvenes.

Concretamente en Cuba cada año pierden la vida en estos sucesos alrededor de 800 personas y casi 8 000 resultan lesionadas, sin contar las cuantiosas pérdidas materiales.

En la Comisión de Salud y Deporte los parlamentarios debatieron la necesidad de fortalecer el trabajo en el sistema de atención primaria de salud, la responsabilidad que —independientemente del MINSAP— tienen los ciudadanos por su propia salud individual, el rescate de los valores éticos por parte de los trabajadores del sector, el imperativo de una mayor disciplina social y laboral, más rigor en la exigencia administrativa y un uso racional de los recursos disponibles.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.