Poner el oído en el corazón de la gente

Para pulsar logros e insatisfacciones en la recreación, el mejor medidor son las opiniones espontáneas de los cubanos. De esa premisa se habló en la reciente reunión de la Comisión Central del Verano

Autor:

Juventud Rebelde

Cada análisis, cada desvelo de las instituciones y organismos responsabilizados con lo que pueda ponerse al alcance de los cubanos durante estos días, deben parecerse lo más posible al sentir popular. Solo con esa coherencia, los esfuerzos y acciones en pos de brindar opciones estarán bien encaminados.

En la Comisión Central del Verano que sesionó este miércoles, Julio Martínez Ramírez, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas, expresó ese concepto como una necesidad estratégica, aprovechable incluso más allá de los meses de julio y agosto.

La reflexión partió de la certeza de que cada entidad ha ganado entrenamiento y experiencia en el trabajo con las opiniones del pueblo, y ese es un potencial, una brújula que sería imperdonable no atender cuidadosamente.

Esta última reunión fue la oportunidad para estar al tanto de valoraciones e inquietudes recogidas a nivel popular, durante 2008 y 2009, en relación con la temporada veraniega. Entre múltiples detalles, pudo saberse que este año se acopiaron unas 7 000 opiniones más que en el 2008, y que en sentido general la gente agradece el esfuerzo desplegado por el país en aras de la diversión de nuestros niños y jóvenes.

Los cubanos perciben que en 2009 las actividades han ganado en organización; que las ferias del libro han sido de las mejores cosas realizadas; que los trabajadores sociales y los instructores de arte han ganado en protagonismo; y que espacios como los Joven Club de Computación han constituido lugares mejor aprovechados.

Existe el criterio de que la divulgación de lo que se hace sigue siendo insuficiente; de que el transporte ha tensado al máximo sus fuerzas para mover a las personas —pero el servicio debe seguir mejorando—; de que las ofertas gastronómicas han ganado en cantidad y calidad aunque en el camino a lo óptimo queda un largo trecho pendiente.

Los cubanos aplauden ideas como la actuación de orquestas de primer nivel en diversos sitios de la Isla, y a la vez abogan por aprovechar mejor nuestro potencial artístico. También aluden a las playas, no pocas veces con matices críticos. Evalúan a la Televisión Cubana, a la cual le reconocen un empeño superior, en cantidad y calidad de programas, y a la que, por supuesto, le hacen numerosas sugerencias, entre ellas, la no repetición de materiales ya transmitidos, y el aumento de espacios musicales, fílmicos, y humorísticos.

Especial acogida han tenido los Cursos de Verano sobre los cuales la gente solicita mayor divulgación. Y en sentido general, es inevitable que las opiniones trasunten estados anímicos relacionados con la compleja situación económica del país, con las inevitables medidas de ahorro sin las cuales la Isla no podría seguir adelante.

Opciones de la Agenda

Cada semana la Comisión pasa revista a los acuerdos que se han ido tomando para seguir desatando nudos, para reducir el umbral de insatisfacciones —algunas nuevas, otras acumuladas— en esta etapa de intensa demanda de cualquier oferta.

Una de las ideas de las que ya se había hablado en este tipo de encuentros era incluir en el programa de actividades de la Tribuna Antiimperialista la proyección de filmes musicales cubanos, así como coordinar con el INDER la realización allí de ejercicios aeróbicos y otras jornadas físicas.

En días próximos se verán los detalles necesarios para que esa propuesta sea una realidad que las personas puedan disfrutar organizadamente. En este tópico, Julio Martínez resaltó el valor de la Tribuna Antiimperialista como escenario permanente de programación cultural cuya concepción trasciende la temporada del verano.

«No habrá justificación —dijo— para desmontar un espacio en el cual contamos con los recursos humanos, y con la experiencia. Mientras las condiciones climatológicas lo permitan, debemos mantener lo que se viene haciendo en la Tribuna y en el Malecón habanero».

Otro propósito tiene que ver con desarrollar una estrategia de mayor alcance, encaminada a incrementar la promoción de visitas a los museos de todo el país. Al respecto, se resaltó la importancia de visitar no solo las instituciones de mayor renombre sino también aquellas ubicadas en las comunidades y que guardan la memoria histórica de los pequeños y entrañables espacios.

Esta vez la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) tomó la palabra para recordar que del 13 al 23 de agosto habrá un tramo intenso en la agenda de esa organización que justamente el día 23 cumple otro aniversario.

En un recuento de lo realizado por la FMC, la Comisión escuchó hablar del reconocimiento realizado, a nivel de comunidad, a combatientes internacionalistas; del sentido homenaje brindado en Holguín a la Heroína del Moncada, Melba Hernández; del coloquio en recordación a Frank País y Vilma Espín, efectuado en Santiago de Cuba; de cuanto se viene realizando en las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia; y de todo cuanto se lleva a cabo para acrecentar la cultura del ahorro.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.