Crean productora de juguetes en Guantánamo

A partir de objetos, envases y otros residuos plásticos, los trabajadores del Centro Ecológico Procesador de Residuales Urbanos de esa provincia desarrollaron esta iniciativa

Autor:

Lisván Lescaille Durand

GUANTÁNAMO.— Una solución ingeniosa y creativa que provoca la satisfacción de los niños, encontraron los trabajadores del Centro Ecológico Procesador de Residuales Urbanos (CEPRU) de Guantánamo, ante el dilema de cómo aprovechar mejor el alto volumen de desechos plásticos acopiado allí.

La creación de una juguetería a partir de objetos, envases y otros residuos de este material —alto contaminador del medioambiente después de su combustión, y de difícil degradación—, es una de las iniciativas de ese colectivo para promover la educación ambientalista de los más pequeños.

Se trata, según Irania Martínez García, directora del CEPRU, de inculcar en los menores el apego a las tradiciones cubanas «con juguetes más cercanos a nuestra cultura, lejos de la influencia de la globalización neoliberal y la extrapolación de símbolos que muchas veces vemos en las redes comerciales».

Más de cien unidades de juguetes, inspiradas en esa concepción que busca resaltar también la biodiversidad cubana, salieron del centro con destino a escuelas, áreas de juego de círculos infantiles y otras instituciones del territorio.

El CEPRU es una experiencia productiva, higiénica y ambiental, nacida en el año 2000 por iniciativa de su actual directora Irania Martínez García, quien fue merecedora además del Premio Nacional de Medioambiente.

Esta iniciativa redujo la quema incontrolada de desechos citadinos, la proliferación de plagas y vectores perniciosos para la salud humana, además de convertirse en una fuente de empleo para cientos de moradores de la mencionada comunidad.

La experiencia propició también la recuperación de especies forestales y materias primas, la protección y rehabilitación de ecosistemas degradados, al tiempo que contribuye a fomentar, desde edades tempranas, la necesaria cultura medioambiental de los pobladores del Guaso, con la creación de círculos de interés orientados a estos temas.

El centro, radicado en el asentamiento poblacional Sur-Isleta en esta ciudad, ganó el Premio Anual del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) de la Organización de Naciones Unidas, entre otros reconocimientos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.