Tributo póstumo a un combatiente eterno

Cuba entera rinde homenaje este domingo, desde las ocho de la mañana y hasta las ocho de la noche, al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque

Autor:

Juventud Rebelde

El pueblo cubano rinde hoy póstumo tributo a uno de sus indiscutibles líderes, el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, revolucionario leal y combatiente digno, fallecido la noche del viernes como consecuencia de un paro respiratorio.

Desde horas tempranas, el pueblo se moviliza para rendir homenaje de reconocimiento y cariño a su memoria en el Memorial José Martí de la Ciudad de La Habana, en el Salón de los Vitrales, en la base al Monumento a Antonio Maceo de Santiago de Cuba, así como en las capitales provinciales, incluyendo la Isla de la Juventud.

Almeida, como cariñosamente lo llamaban y reconocían en todos los lugares donde dejó su huella imborrable, sobresalió por su infinita lealtad a Fidel, a Raúl, al Partido y a la Revolución, a los que dedicó todas sus energías y fue uno de sus máximos inspiradores desde los días del Moncada hasta hoy.

Su nombre permanecerá por siempre en el corazón y la mente de todos sus compatriotas, como paradigma de firmeza revolucionaria, valentía, entereza y compromiso con la causa del país, y amor a su pueblo.

De extracción humilde, nunca renunció a sus orígenes y fue leal en su comportamiento a las raíces, desde donde nacieron sus convicciones de revolucionario, inmortalizándose para siempre con aquella frase viril que es práctica cotidiana y divisa de los revolucionarios cubanos: ¡Aquí no se rinde nadie…!

Desde las ocho de la mañana de este domingo está vigente el Duelo Oficial decretado por el Consejo de Estado de la República de Cuba, por lo que la bandera nacional se izará a media asta en los edificios públicos y establecimientos militares.

Cumpliendo su voluntad, los restos mortales de Juan Almeida Bosque no son expuestos. Serán inhumados con honores militares, en fecha que oportunamente se anunciará, en el Mausoleo del Tercer Frente Mario Muñoz Monroy, del que fue su fundador y entrañable jefe.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.