Sentido homenaje a Almeida en Guantánamo

Decenas de miles de guantanameros asisten hoy a despedir a Almeida con la tristeza dibujada en el rostro por el deceso de quien fuera una persona cercana al devenir de la región oriental del país

Autor:

Lisván Lescaille Durand

GUANTANAMO.— El Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque lo identifican los jóvenes como paradigma de revolucionario, cuyo ejemplo está presente en múltiples facetas de la vida política, social y cultural del país, aseguró el primer secretario de la UJC en esta provincia, Robin Romeros Matos, al rendir tributo al ejemplar combatiente en el pórtico del gobierno provincial.

«La juventud sigue ese ejemplo de consagración a las tareas al lado de Fidel y Raúl; impresiona y estimula su largo historial como soldado, líder y hombre de pueblo, que agiganta el compromiso de la más joven generación», opinó el dirigente.

Decenas de miles de guantanameros asisten hoy a despedir a Almeida con la tristeza dibujada en el rostro por el deceso de quien fuera una persona cercana al devenir de la región oriental del país, donde dirigió en los primeros años de la Revolución.

«Es uno de los grandes líderes de la nación; permaneció al lado de Fidel y Raúl, reconocemos que su pérdida es un golpe duro no solo para los que lucharon junto a él y son parte de aquella generación, sino para los jóvenes, que nos hemos mantenido al tanto de su vida revolucionaria y nos nutrimos de todo su legado», dijo la joven oficial de las FAR Inés Benticuava Cueva.

«Ha sido ejemplo de fidelidad a la Revolución, al Partido y a Fidel; con la marcha indetenible del proyecto socialista cubano honramos su ejemplo; él nos inspiró siempre para seguir este camino, que es el del Moncada», consideró el integrante de la Asociación de Combatientes de la Revolución Orlando Pérez Riso.

Orfa Matos Matos, combatiente de la columna 18 del Comandante Raúl Castro, atesora valiosas enseñanzas derivadas de la ejecutoria de Almeida. «Al triunfar la Revolución tuve la oportunidad de acceder a una beca para hacerme maestra, viajé a La Habana y allí, a través de su preocupación por los miembros del Ejército Rebelde, recibí toda la ayuda necesaria. Su pérdida es muy sentida por nuestro pueblo que lo reconoce por su prestigio», opinó la sexagenaria Matos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.