Reconoce UNICEF protección de Cuba a la infancia

A pesar de los problemas económicos, desde hace muchos años no hay en la Isla un solo niño en la calle, sin escuela y sin garantías de salud, afirmó José Juan Ortiz, representante en Cuba del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

Autor:

Dora Pérez Sáez

Viendo la realidad de Cuba, siempre digo que es un buen ejemplo para otros países, porque siendo una nación subdesarollada, ha logrado que la aplicación de la Convención de los Derechos del Niño sea verdaderamente modélica.

Así expresó a este diario José Juan Ortiz, representante en Cuba del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en la presentación del informe Progreso para la infancia, documento que ofrece información sobre el avance en el logro de los objetivos del milenio.

El experto señaló que a pesar de los problemas económicos, desde hace muchos años no hay en la Isla un solo niño en la calle, sin escuela y sin garantías de salud.

«Eso quiere decir que la protección y el desarrollo están garantizados por voluntad política, no es una cuestión de recursos financieros. Si hay voluntad, se dan los recursos porque es prioridad. Pero para muchos países, tanto ricos como en desarrollo, la infancia no es una prioridad.

«Cuba ha demostrado que si lo es, se acaban gran parte de los problemas, no todos. Ella está ajena a las gravísimas vulneraciones que sufren los niños en otros lugares, como el trabajo infantil, la esclavitud y la falta de escolarización y de registro al nacer».

Según Ortiz, la colaboración de UNICEF con Cuba desde 2008 hasta 2012 está centrada en los adolescentes, grupo etáreo que abarca desde los 12 y hasta los 18 años.

«Históricamente UNICEF, como la mayoría de los gobiernos, había priorizado la primera infancia por problemas básicos de supervivencia. Hablábamos de los niños, para los niños, pero nunca con los niños. De repente descubrimos otros muchachos, que no son tan pequeños, que al hablar con ellos sabían perfectamente qué querían, y aportaban soluciones, es decir, un potencial fabuloso».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.