EE.UU., otra vez aislado

La Asamblea General de la ONU aprobó, con 187 votos a favor, 2 abstenciones y tres países en contra, la resolución cubana Necesidad de poner fin al bloqueo económico

Autor:

Juventud Rebelde

Cuba obtuvo hoy otra victoria política cuando la Asamblea General de la ONU aprobó, con 187 votos a favor, la resolución cubana Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba. Solo dos países se abstuvieron y tres votaron en contra: los propios Estados Unidos, su aliado Israel y Palau. Se abstuvieron Micronesia y la Islas Marshall; estas —como Palau—, fueron protectorados estadounidenses hasta los años 90.

La votación añade dos naciones más a las que el año pasado dieron su apoyo al reclamo de Cuba, y evidencia la justeza de su demanda, respaldada en el plenario por oradores de diversas naciones que coincidieron en su llamado a Estados Unidos a un cambio de su política hacia la Isla.

El texto adoptado por el plenario, reseñó PL, llama a todos los Estados a abstenerse de promulgar y aplicar leyes y medidas de ese tipo en cumplimiento de la Carta de la ONU y del derecho internacional, instrumentos que reafirman la libertad de comercio y navegación.

También insta una vez más a los Estados en los que existen y continúan aplicándose leyes y medidas de ese tipo a que, en el plazo más breve posible y de acuerdo con su ordenamiento jurídico, tomen las medidas necesarias para derogarlas o dejarlas sin efecto.

Igualmente incluye un nuevo análisis del tema en el programa provisional de su sexagésimo quinto período de sesiones, el próximo año, dijo el cable.

En su parte inicial, el documento reafirma, entre otros, los principios de igualdad soberana de los Estados, la no intervención y no injerencia en sus asuntos internos y la libertad de comercio y navegación internacionales.

Recuerda declaraciones de las cumbres iberoamericanas relativas a la necesidad de eliminar la aplicación unilateral de medidas de carácter económico y comercial contra otro Estado que afecten al libre desarrollo del comercio internacional.

Y expresa preocupación ante la promulgación y aplicación de leyes y disposiciones como la llamada Helms-Burton, cuyos efectos extraterritoriales afectan a la soberanía de otros Estados, los intereses legítimos de entidades o personas y la libertad de comercio y navegación.

Al respecto, hace mención a las 17 resoluciones aprobadas por la Asamblea General cada año desde 1992 hasta 2008 y a las declaraciones y acuerdos de distintos foros intergubernamentales, órganos y gobiernos en rechazo a la promulgación y aplicación de medidas de ese tipo.

Asimismo, advierte que continúa la aplicación de nuevas normas dirigidas a reforzar y ampliar el asedio y expresa preocupación por los efectos negativos de esas disposiciones sobre la población cubana y los nacionales de Cuba residentes en otros países.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.