Fidel se ve maravilloso - Cuba

Fidel se ve maravilloso

La doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, conversó durante más de dos horas con el Comandante en Jefe, y afirmó que la comprensión que tiene Fidel de la salud, en especial de la salud pública, es impresionante

Autor:

Dora Pérez Sáez

Minutos antes de abandonar el país, luego de cuatro días de visita, la doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ofreció una conferencia de prensa en la que relató su encuentro con Fidel, ocurrido la tarde del martes.

«Tuve el honor de tener un encuentro sorpresa con Fidel Castro, no estaba en los planes, pero quedé muy sorprendida y me siento muy complacida.

«Dado mi trabajo —expresó—, he tenido el privilegio de reunirme con diferentes presidentes y primeros ministros, y tengo que decir que la comprensión que tiene Fidel Castro de la salud, en especial de la salud pública, es impresionante.

«Algunos de ustedes, en especial los doctores, si no conocen bien el tema, mejor no hablen con él, porque él conoce más que cualquiera de ustedes. Es impresionante su compromiso con la salud de los cubanos.

«Tuvimos una larga conversación, más de dos horas. Muy dinámico. Me sentí humilde, él me llevó hasta las afueras de la casa, me acompañó, y era una distancia bastante larga. Lo vi muy fuerte. No olviden que soy más joven que él, y me sentí cansada y él no».

Vacunas para Cuba

En cuanto al tema de la Influenza A (H1N1) la directora de la OMS refirió que dicha organización aprobó un paquete de disposiciones para controlar la pandemia, que incluyen medidas profilácticas de higiene, antivirales y vacunas.

«Todas estas normas deben aplicarse de manera complementaria para lograr la mayor efectividad», recalcó.

«La OMS ha enviado a 121 países en desarrollo el tratamiento antiviral, y Cuba lo recibió. Esta mañana conversé con doctores y enfermos y pude ver que poseen un buen protocolo para enfrentar el virus.

«En cuanto a la vacuna, la capacidad mundial de producción es limitada. Pero hablamos con el señor Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, para obtener algunas, ya sea por parte de la industria o de otros socios que también la desarrollan, en aras de suministrarla a países pobres.

«Hasta el momento hemos tenido el compromiso por parte de fábricas y países productores, de unos 200 millones de dosis, que estarán disponibles para la OMS dentro de los próximos 12 meses. Cuando las recibamos las enviaremos a alrededor de cien naciones, y Cuba es una de ellas».

La dirigente explicó que sobre la base de la evidencia de los ensayos clínicos disponibles hasta el momento, los adultos necesitan una dosis, mientras que los niños menores de diez años requieren dos.

«Esto es algo que nos ayuda, porque si los adultos quedan protegidos con una dosis, tendríamos mayor cantidad de dosis disponibles para el resto de la población.

«No obstante, debo aclarar que existen al menos 25 fábricas en el mundo. Aún no se han obtenido los resultados de todos los ensayos clínicos, y puede suceder que algún productor pudiera fabricar otra vacuna que requiera otras dosis. Es importante que cada país, una vez que la reciba, sepa bien cuál está adquiriendo y sus indicaciones específicas».

Visita fructífera

«Me he reunido con muchas personas —reveló Chan— desde representantes del gobierno y de Naciones Unidas, hasta médicos y pacientes, y esas interacciones me han ayudado a comprender mejor el sistema de salud pública en el país.

«La OMS ha apoyado durante muchos años los conceptos básicos de la universalidad de la atención pública, la equidad, la gratuidad y la justicia social. Los pacientes con quienes pude conversar me han demostrado que el sistema de salud cubano claramente pone en práctica estos valores.

«Me complace mucho ver que el sistema de salud cubano se basa en la atención primaria. El gobierno también presta especial atención a la promoción de salud, la prevención de enfermedades, el pesquisaje temprano, el tratamiento y la rehabilitación.

«Estas son medidas importantes que han reducido los altos costos de la salud. Ningún país, no importa cuan poderoso sea, puede soportarlos si no usa la tecnología de manera adecuada».

La directora general de la OMS alabó el compromiso y dedicación del personal médico cubano, así como la labor de los científicos.

Señaló que Cuba enfrenta retos, como el aumento de las enfermedades no transmisibles: la diabetes, los padecimientos cardíacos, el cáncer y la obesidad, dolencias que hoy causan del 60 al 80 por ciento de las muertes en el mundo.

«Esta visita ha sido muy educativa para mí. Espero con ansias escuchar sobre los resultados que siga obteniendo Cuba en los diferentes sectores y estoy ávida de poder regresar».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.