Salud pública: racionalidad indispensable

La necesidad de evitar el derroche y optimizar el uso de recursos disponibles en los centros asistenciales, sin afectar la calidad del servicio, fue resaltada por el Primer Vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura

Autor:

Lisván Lescaille Durand

GUANTÁNAMO.— La racionalidad, el ahorro y la eficiencia en el uso de los recursos son premisas indispensables para el sostenimiento de nuestro sistema de salud, cuyo prestigio de equipara al de países del primer mundo, aseveró el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, al departir aquí con una parte del personal médico y directivos del Hospital General Docente Doctor Agosthino Neto.

En su recorrido por la unidad quirúrgica ambulatoria del referido hospital, que cuenta con siete salones convencionales, el miembro del Buró Político reflexionó sobre el alto costo de la salud pública en cualquier parte del mundo, y el beneficio de recibirla gratuitamente en Cuba como una conquista de la Revolución, aún en medio de la crisis económica mundial.

«Debemos impregnar en cada trabajador del sector la necesidad de evitar el derroche y optimizar los recursos disponibles en los centros asistenciales, sin afectar la calidad del servicio», instó Machado. Para conseguirlo —puntualizó— se requieren «mayor organización del trabajo, control de los recursos y empleo adecuado del equipamiento tecnológico para el diagnóstico de pacientes que realmente lo requieran».

Explicó que la racionalidad debe llegar a todos los perfiles de la salud, muchos de los cuales ameritan ampliarse para responder objetivamente a las necesidades de cada institución y territorio, con el fin de utilizar mejor el enorme potencial calificado con que contamos.

Directivos del Hospital informaron al visitante que la provincia logró reducir, previo análisis riguroso de cada caso, el número de tomografías realizadas en las tres instituciones del territorio que poseen tomógrafo axial computarizado.

Machado Ventura intercambió experiencias también con pobladores de las comunidades Luis Raposo, Primero de Mayo y Villa Esperanza, en las que constató la rehabilitación de techos en cientos de viviendas y los trabajos de pavimentación y urbanización de esos barrios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.