Eligen delegado directo al IX Congreso de la UJC en Termoeléctrica de Camagüey

Mientras dirige el Comité de la UJC de la fábrica, Ronny González Betancourt también tendrá que echar hacia adelante la producción de alimentos en la Granja Futuro, verdadero reto para el municipio nuevitero

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY, Nuevitas.— La norteña ciudad industrial vistió sus mejores galas justo cuando en la Termoeléctrica 10 de Octubre se eligió al delegado directo al IX Congreso de la UJC, Ronny González Betancourt.

Este joven de 28 años de edad y graduado de Informática, tal parece que de tanto trabajar en la fábrica ha entrado en cortocircuito, al punto de que todo lo que toca se enciende y el «corrientazo» que deja en el ambiente es capaz de movilizar «al más pinto de la paloma».

No crea que esta reportera exagera, Ronny, en solo cuatro años de graduado, tiene un historial juvenil muy difícil de alcanzar.

Cuentan quienes lo eligieron que no hay quien le «coja la chapa» ni dentro ni fuera del centro, porque cuando alguien piensa que está aquí o allá, él, muy sigiloso, pasó por ese lugar, miró el escenario, conversó con la tropa, arregló lo que había que arreglar y con la misma siguió para otra tarea.

Y no se equivocan quienes lo describen como muy cauteloso, porque como él mismo afirmara a JR: «La Juventud comunista no puede permitirse ni por un segundo dejar para mañana lo que tiene que resolver al momento. La organización tiene que cambiar sus métodos de dirección por otros que movilicen y le permitan alcanzar prestigio más allá del comité de base, en toda la institución».

Tal vez por trabajar en un lugar donde se genera corriente, es posible que su forma de dirección solo sea comparable con la rapidez de uno de estos corrientazos.

Nadie en la Termo se explica cómo puede Ronny integrar todas sus responsabilidades, sin olvidar siquiera aquellas que ya traspasan los disímiles circuitos, cables y el centro.

Hoy por ejemplo, mientras dirige el Comité de la UJC de la 10 de Octubre también tendrá que echar hacia adelante la producción de alimentos en la Granja Futuro, verdadero reto para el municipio nuevitero.

Y no es que, como él mismo explicara, existan hombres montañas, sino hombres que saben caminar por esas montañas, «delegando tareas y siendo ante todo ejemplo», expresó.

Por sus cualidades, muchos prefieren caminar junto a este joven serio y maduro, amigo y compañero. Hasta su esposa, Maydelín, junto a su hijo Enmanuel, de solo 15 meses, prefiere compartirlo con miles de deberes y trabajadores, antes de verlo preocupado y sin poder dormir por haber dejado uno de esos circuitos abiertos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.