Pobladores de Boca de Samá reclamaron regreso de Los Cinco

Durante las sesiones del V Coloquio Internacional por la libertad de los Cinco, Irma Sehwerert, madre de René González, reseñó la firme posición de los patriotas encarcelados injustamente en prisiones de los Estados Unidos

Autor:

Redacción Digital

Los pobladores de la comunidad de pescadores Boca de Samá condenaron este domingo, una vez más, las acciones terroristas, y clamaron por el regreso a la patria de los Cinco antiterroristas cubanos prisioneros en Estados Unidos.

El poblado, perteneciente al municipio de Banes y víctima el 12 de octubre de 1971 de un ataque pirata organizado por la CIA, fue uno de los escenarios donde se juzgó las acciones terroristas provenientes de Estados Unidos.

Los habitantes de este asentamiento de la oriental provincia de Holguín recordaron las trágicas horas vividas aquella noche, cuando cayeron los combatientes de Guardafronteras Lidio Rivaflecha Galano y Ramón Siam Portelles, mientras otros cuatro resultaron heridos de gravedad.

Fue esta una de las razones por las cuales, las sesiones del V Coloquio Internacional por la libertad de los Cinco, con sede en la ciudad de Holguín desde el viernes último, se trasladaron hasta Boca de Samá.

Estuvo entre los invitados especiales Irma Sehwerert, madre de René González, uno de los cinco héroes cubanos, la cual reseñó la firme posición de los patriotas encarcelados injustamente en prisiones de los Estados Unidos por defender a la Isla de acciones terroristas.

Nancy Pavón, quien con apenas 15 años de edad resultó gravemente herida durante el criminal ataque, rememoró los hechos ocurridos hace 38 años, cuando una lancha lanzó, a alrededor de las 10 de la noche, sus mortíferas cargas sobre el caserío.

Talleres contra el terrorismo similares a este, tuvieron lugar hoy también en varios municipios holguineros como Gibara, Banes, Rafael Freyre, Báguanos y Calixto García, con la presencia de delegados al cónclave y familiares de los luchadores antiterroristas.

Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino, René González, y Antonio Guerrero se encontraban en Estados Unidos para obtener información sobre los planes de organizaciones terroristas anticubanas con asiento en Miami.

A finales del año 2001, después de un proceso ilegítimo, fueron sentenciados a desmesuradas penas, que van desde 15 años de privación de libertad hasta cadenas perpetuas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.